aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Buscan entre ex milicianosa autores de ataque a Pemex

Francisco Reséndiz| El Universal
Lunes 22 de octubre de 2007
Antiguo miembro de PROCUP dice que lo interrogaron

[email protected]

Estaba oscuro. Hermenegildo Torres acompañaba a una mujer. El ex guerrillero y su compañera caminaban por Nezahualcóyotl hacia el eje Central. De repente un grupo de hombres armados los tomaron por asalto. Era sospechoso de organizar los ataques del EPR a Pemex.

Eran las 10 de la noche del 14 de septiembre de 2007. Los gritos de Ana María alertaron a los vecinos. Con palos, piedras y tubos salieron a defenderlos. Un hombre levantó la pistola y gritó: “PGR, hay una orden de presentación”. Llevaron a Torres a la SIEDO.

Ahí dijeron que era presentado como “testigo”. Lo interrogaron sobre su presunta relación con el Ejército Popular Revolucionario (EPR), de los atentados en Veracruz, Querétaro y Guanajuato, de los preparativos que supuestamente organiza esa guerrilla para atacar en Morelos, secuestrar funcionarios federales y atacarembajadas.

Torres Cruz era miliciano del Partido Revolucionario Obrero y Campesino-Unión del Pueblo (PROCUP), grupo armado que dio origen al Ejército Popular Revolucionario (EPR) en junio de 1996, fue preso en 1991 y salió libre en 1998.

Ese día los dos ex guerrilleros salieron de una oficina que ahí tiene la Izquierda Democrática Popular, a unos pasos del eje Central y Salto del Agua. Es un local muy pequeño, donde hay carteles de organizaciones de izquierda.

Igual hay propaganda del Frente Popular Francisco Villa Independiente, que del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, de la UCI, la Organización Emiliano Zapata, muchas de ellas catalogadas como grupos de choque.

“Había mucha gente corriendo. Traían camisas y chamarras amarillas y pantalón negro, se arrimaban los carros y pensé que era un secuestro. No me dijeron nada, no presentaron documentos ni nada, se acercaron los vecinos y un hombre con pistola sacó su chapa y dijo que era una orden de presentación.

“Nos subieron a una camioneta gris. Se arrancaron y varios compañeros nos siguieron por Chapultepec hasta Reforma 75. Entramos por la puerta de atrás y me recibió el fiscal Ernesto Hernández Aguilar. En un lugar dejé mi celular y me dieron un gafete de la SIEDO”.

Ahí le dijeron que había sido citado en una averiguación previa. Lo fotografiaron de frente y perfil. La AFI le ordenó que sólo podía ver a una pared. A las tres de la mañana el fiscal se presentó y le dijo que sólo era testigo. “Cuando le dije que declaraba y me iba, me dijo que ya veremos”.

Dio sus datos y narró su participación en movimientos sociales y en la guerrilla del PROCUP. Le preguntaron si conocía a Gabriel Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya. Lo rechazó. Le preguntaron si sabía que estaba desaparecido y si conocía a Juan Espíndola y a Enrique Itehua, sólo aceptó conocer al segundo como compañero de organización.

Narra así su interrogatorio:

“Me preguntaron si sabía de eventos a realizarse, como la puesta de explosivos en Morelos y en algunas embajadas, el posible secuestro de funcionarios federales por parte del EPR… pero yo no sé los planes del EPR, no pertenezco al EPR.”



comentarios
0