aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




‘La reina del Pacífico’ posa tras la rejilla de prácticas

Francisco Gómez| El Universal
Jueves 04 de octubre de 2007
La reina del Pacfico posa tras la rejilla de prcticas

Sandra Ávila Beltrán, "La reina del Pacífico", no miró al pasado. "Ya me lo sé de memoria". (Foto: Archivo /EL UNIVERSAL )

Sandra Ávila Beltrán, La reina del Pacífico, no miró al pasado. “Ya me lo sé de memoria”, respondió cuando ayer se le intentó leer el resumen de los hechos y los cargos de narcotráfico, lavado de dinero y delincuencia organizada, por los cuales fue detenida

[email protected]

Sandra Ávila Beltrán, La reina del Pacífico, no miró al pasado. “Ya me lo sé de memoria”, respondió cuando ayer se le intentó leer el resumen de los hechos y los cargos de narcotráfico, lavado de dinero y delincuencia organizada, por los cuales fue detenida y por los que la Procuraduría General de la República (PGR) la considera una de las pocas mujeres con liderazgo dentro del tráfico de drogas en México.

Ávila Beltrán se refería al voluminoso expediente que incluye su coparticipacón en un cargamento de 10 toneladas de cocaína incautada en diciembre de 2001 dentro del buque atunero Macel y los largos testimonios de coacusados que se le deberían leer como parte de la audiencia para su declaración preparatoria en la que participó ayer y en la que compareció por primera vez ante el juzgado 18 de Procesos Penales Federales, donde mañana viernes se determinará si es o no sujeta a proceso penal.

Precedida por su propia leyenda dentro del mundo del narcotráfico, detrás de la rejilla de prácticas, vigilada por cinco custodios —dos hombres y tres mujeres—, Ávila Beltrán, mantuvo su altivez.

Por instantes hasta parecía posar. Acomodaba una y otra vez su cabello. Estiraba los brazos, volteaba la cabeza y repartía sonrisas.

Trasladada del penal femenil de Santa Martha Acatitla al Reclusorio Norte bajo un amplio dispositivo de seguridad que incluyó vehículos y hombres armados del Grupo Tiburón, personal especializado de custodia que opera dentro de los reclusorios, la presencia de La reina del Pacífico causó expectación a su llegada. Incluso, durante el tiempo que estuvo en ese penal, la seguridad dentro y fuera fue incrementada de forma bastante notoria.

Se niega a declarar

Durante el tiempo que duró la audiencia, alrededor de una hora y 50 minutos, Sandra Ávila Beltrán dijo ser originaria de Tijuana, tener 44 años y ser comerciante. En todo momento tranquila, con voz pausada, respondió que no era su deseo hacer alguna declaración ni responder a preguntas tanto de su defensor particular, Alejandro Hernández Altamirano, ni del agente del Ministerio Público Federal.

Ella, según el expediente 108/2002, también es conocida como Pamela Fuentes León, Sandra Ávila López, Sandra Luz Arroyo Ochoa, Paula Orozco Lizárraga, Andrea Medina Reyes, María Luisa Ávila Beltrán o como Daniela García Chávez. Bajo estos nombres, la PGR la investigó y a la fecha se tiene aseguradas dos empresas inmobiliarias en Nayarit y Sonora, incluso, en esta última entidad también se le aseguraron 225 predios y dos casas, mientras que en Jalisco se le incautaron dos salones de bronceado.

En esta su primera aparición pública tras ser detenida el viernes pasado, La reina del Pacífico fue notificada de la orden de detención provisional con fines de extradición presentada por el gobierno de Estados Unidos. Y antes de ser retirada de la rejilla de prácticas, fue amable. A todos, pero en especial a la oficial judicial del juzgado, les deseó “que tengan una tarde bonita”.



comentarios
0