aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




" Si no se justifican los acuerdos políticos, no me voy"

FRANCISCO RESÉNDIZ| El Universal
Viernes 31 de agosto de 2007
Lourdes López Flores deja claro: si no hay una reforma electoral que atienda las instituciones democráticas y las demandas ciudadanas, no me iré del instituto, haré escuchar mi voz, “no me voy para pagar ni justificar acciones que no tengan un sustento de consolidación institucional”

Lourdes López Flores deja claro: si no hay una reforma electoral que atienda las instituciones democráticas y las demandas ciudadanas, no me iré del instituto, haré escuchar mi voz, “no me voy para pagar ni justificar acciones que no tengan un sustento de consolidación institucional”.

La consejera del Instituto Federal Electoral (IFE) exige a los partidos políticos argumentar por qué se debe remover a los consejeros del IFE y subraya la necesidad de una reforma electoral que beneficie a los mexicanos.

En entrevista, López Flores se declara tranquila sobre su desempeño en el IFE y considera que los episodios tortuosos no deben prolongarse por el bien de las instituciones públicas de un sistema democrático, representativo.

Ataja: “No me voy a ir si advierto que los acuerdos políticos no se justifican”.

Acepta que quienes conduzcan al IFE, deben gozar de toda la credibilidad y el respeto de los partidos y de la opinión pública.

“Lamentablemente para el IFE, el descrédito, incluso en los medios, se ha alimentado ante el desempeño de los consejeros. También ha alimentado esta preocupación de los legisladores de que podría ser pertinente la renovación del consejo general”, reconoció.

Precisa que más allá de un interés personal o de su condición de desempeño profesional, siempre estará obligada a honrar un gran proceso de construcción institucional. Dice que tiene la expectativa que la reforma del IFE sea de fondo.

“Y viene acompañada de la satisfacción de las demandas públicas que conocemos sobre financiamiento, acceso a medios de comunicación, que son elementos que simbolizan la equidad de la competencia electoral.

“Pensar yo que en aras de mantener mi función me dejaría a mi como una ciudadana mezquina, pero pensar que en esta construcción se atiendan criterios que no corrijan aquellas fallas que han sido evidentes, para unos más que para otros, esas garantías no se resuelven con que yo me ampare”, apunta.

López asentó que nadie debe tener la potestad de imponer un interés individual a un interés de las instituciones públicas y políticas.

Asienta: “Una reforma electoral que claramente exprese y justifique las decisiones que se tengan que tomar, la responsabilidad pública es apoyarla…, es no ser parte del problema, sino de la solución.

“Pero, si yo, mientras tenga mi calidad de consejera puedo observar y apreciar que en esas decisiones hay dosis de irracionalidad, que no tengo que presuponer que existan, pero si que puedan expresarse, sí voy a hacer valer mi voz”.

Sobre la posibilidad de que sea uno de los tres primeros consejeros que sean removidos por el Congreso de la Unión dijo: “Quien plantea esa posibilidad debe argumentar. Más que justificar por qué debo quedarme o no ser removida, quienes lo pretenden deberían justificar. En ese sentido, quien lo plantea es deseable que argumente una decisión de esa naturaleza”.

Tras subrayar que no es la primera vez que el IFE es sujeto de una reforma electoral en una coyuntura política importante para el país, esbozó los temas que, desde su punto de vista, son claves en la reforma electoral que el país requiere: financiamiento público de partidos políticos y el acceso a medios electrónicos, y duración de campañas.



comentarios
0