aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Se atora en Senado aval a reformas

Alberto Morales y Carina García| El Universal
04:00Martes 22 de abril de 2014
Mientras el Congreso de la Unin no avale las leyes secundarias de la reforma poltica, el Instituto

ESPERA. Mientras el Congreso de la Unión no avale las leyes secundarias de la reforma política, el Instituto Nacional Electoral (INE) no podrá ejercer plenamente sus facultades ni empezar la organización total de las elecciones para 2015. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

A ocho días de que concluya el periodo ordinario de sesiones, el avance de las leyes secundarias en materia político-electoral y de telecomunicaciones se atoró en el Senado por el endurecimiento de las posturas de PAN y PRD

[email protected]

A tan sólo ocho días de que termine el periodo ordinario de sesiones, las bancadas del PAN y del PRD endurecieron sus posturas, y bloquearon el avance de las leyes secundarias que se discuten en el Senado, relacionadas con la reforma político-electoral y de telecomunicaciones.

Al respecto, senadores del PRI confiaron en que en las próximas horas se tendrán acuerdos, sobre todo en materia de reforma político-electoral, tema en que la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe) tiene avance de casi 100%, y define la ruta para que el Instituto Nacional de Elecciones (INE) atraiga elecciones locales y los requisitos para las candidaturas independientes.

La reforma energética en su fase secundaria también se inscribe como un pendiente, pues al momento no hay presentación por el Ejecutivo federal.

Aceptan “atorón”

Roberto Gil (PAN), reconoció que están “atorados” en la reforma política. En las últimas horas han analizado diversas iniciativas y del gobierno federal —como el Legipe y la Ley General de Partidos— pero hay posiciones que no comparten por ser inconstitucionales.

“Estamos muy atorados con las leyes secundarias en materia político-electoral, hasta el momento no hemos llegado a un consenso”, reconoció Gil Zuarth.

Su compañero, Javier Corral, coincidió en que el proyecto “es un absurdo frente a la reforma constitucional electoral, nosotros en el PAN lo estamos discutiendo y no nos reconocemos en ese proyecto”.

Dijo que no están de acuerdo con el planteamiento de Legipe, sobre todo, en lo relacionado con la fiscalización de los recursos públicos.

Alejandro Encinas (PRD), negociador en las mesas, explicó que en caso de que se no se aprueben estas regulaciones podría darse un periodo extraordinario de sesiones o en el “caso hipotético” de que no hubiera acuerdo, la reforma constitucional tendría plena vigencia.

Denunció que el PAN persiste en querer introducir por “la puerta trasera” de la ley, modificaciones a la reforma tratando de retomar el viejo proyecto que quedó superado, de federalizar la organización de los comicios en menoscabo de la autonomía y soberanía de los estados.

Abren ruta a “atracción”

El proyecto de dictamen de Legipe señala el camino para que el Instituto Nacional Electoral (INE) pueda atraer una elección local por dos causales: factores sociales que impidan la organización pacífica de una elección o injerencia comprobada de alguno de los poderes públicos en el proceso.

Para ello, cuatro consejeros del INE tendrán que presentar una solicitud ante el pleno, el cual, a su vez, deberá dar su aval por ocho votos de 11 para su aprobación.

Habrá dos modalidades de atracción, total o parcial de comicios (capacitación, ubicación de casillas, fiscalización o reglas para encuestas u observación electoral, por ejemplo), y no se podrán ejercer una vez empezados los comicios.

El aval al Legipe, que sustituye al Cofipe, sería el primero de un paquete de seis leyes que conforman la reforma político-electoral, y permitirá al INE comenzar sus actividades de manera formal.

Con el aval al Legipe, que sustituye al Cofipe, se podrá abrir la llave para que transiten otras reformas, como la energética, al ser una condición del PAN para avanzar en este último tema.

El proyecto señala también que en el año 2018, el primer candidato independiente a la Presidencia deberá acreditar el respaldo de 1% de la lista nominal de electores, que equivale hoy a más de 887 mil ciudadanos.

Según el proyecto que estudian las comisiones unidas del Senado de la República, quienes aspiren a ser abanderados sin partido a la Presidencia de México, deberán acreditar el respaldo ciudadano distribuido en 17 entidades, según el padrón de agosto del año previo al proceso electoral.

A los aspirantes a diputados independientes se propone el requisito de acreditar, cuando menos, el respaldo de 2% de la lista nominal del distrito en competencia, y los senadores el 2% a nivel estatal.

Además, cada aspirante sin partido debe abrir una cuenta bancaria a su nombre, sujeta a fiscalización; contarán con acceso a financiamiento público y tiempos en radio y televisión, como si fueran una fuerza política nueva, pero no podrán recibir donaciones en especie.

De acuerdo con el régimen transitorio, se plantea acortar, de manera excepcional, la duración del proceso electoral 2015, por lo que el INE tendría sólo ocho meses para operar la reforma y organizar la elección para renovar la Cámara de Diputados, lapso en que también deberá organizar comicios estatales y designar a más de 220 funcionarios electorales locales de las 32 entidades del país.



comentarios
0