aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




"Caso Iguala no incidirá en Cumbre Iberoamericana"

José Meléndez Corresponsal| El Universal
Miércoles 03 de diciembre de 2014

El mandatario de Costa Rica, Guillermo Solís, aclaró que las cumbres no se construyen con objetivos como apoyar o rechazar a un presidente. (Foto: ARCHIVO REUTERS )

El mandatario habla en entrevista con EL UNIVERSAL

[email protected]  

San José.— El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís Rivera, negó que la Cumbre Iberoamericana que se realizará los días 8 y 9 de diciembre en el puerto de Veracruz, pretenda convertirse en un instrumento para respaldar o cuestionar al presidente de México, Enrique Peña Nieto, por el agravamiento de la crisis política en ese país por el conflicto de los 43 estudiantes desaparecidos hace más de dos meses en el estado de Guerrero.

En una entrevista con EL UNIVERSAL, Solís aclaró que “las cumbres no se construyen” con objetivos como apoyar o rechazar a un presidente. “Se definen, en su realización, muchos meses antes de que un gobierno tenga problemas o éxitos”, explicó, al preguntársele del impacto en la Cumbre del caso de los normalistas víctimas de desaparición forzada desde el 26 de septiembre pasado en el municipio de Iguala.

“Evidentemente, si hubiera manifestaciones de orden político en algún jefe de Estado respecto a la situación interna de México, que generalmente no se estila en estas cumbres, o que alguien saliera a defender al gobierno mexicano, pues aquello podría tener consecuencias como las que en su momento tuvieron otras cumbres en donde por la presencia o ausencia de algunos jefes de Estado se generaron turbulencias de orden político que eran inesperadas”, afirmó.

Al referirse a lo que Costa Rica puede enseñar a México, por la decisión que adoptó el 1 de diciembre de 1948 de abolir su Ejército y combatir a la criminalidad sin recurrir a las fuerzas armadas y sólo con una policía civil, adujo que el Estado federal mexicano “es muy diferente” y que “darle consejos a México es un atrevimiento”.

“La experiencia en México podría verse quizás alimentada por alguna experiencia nacional [costarricense] en atender los disparadores estructurales de la violencia” ligados a “falta de educación y de servicios de salud pública, falta de institucionalidad fuerte”, dijo.

En el festejo del 66 aniversario de la abolición del Ejército, EL UNIVERSAL le preguntó por las consecuencias de recientes compras de los ejércitos centroamericanos para reforzar sus capacidades ante la creciente inseguridad.

Tras acusar que Centroamérica sufre un rearme militar, respondió que parece que la zona se alista para crisis similares a las guerras que la sacudieron en la segunda mitad del siglo XX, con un sangriento saldo de miles de muertos y desaparecidos.

“El rearme es preocupante para Costa Rica y para Centroamérica, una región que tiene tantas necesidades y que mira a los gobiernos invirtiendo en armas y en ejércitos que ahora no tienen la misma funcionalidad de antes. Y si se pretende tenerla, pues grave sería que nos estemos preparando para una nueva era de conflagraciones regionales”, advirtió.

“Aunque no siempre se han invertido bien los recursos públicos [en Costa Rica], por lo menos no se han invertido mal y eso significa invertirlos en armas, que al final tienen que usarse o perderse y es un desperdicio que nuestros pueblos no pueden darse el lujo de tener”, puntualizó.



comentarios
0