aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




“Futuro de migrantes, decisión de ellos”


Lunes 22 de julio de 2013 El Universal
Comenta la Nota

WASHINGTON (Agencias).— El congresista republicano Steve King, uno de los principales opositores a la reforma migratoria en la Cámara de Representantes, dijo ayer, al reiterar su negativa a legalizar a millones de indocumentados, que lo que ocurra en el futuro con ellos no es su responsabilidad.

King, en entrevista en el programa Al Punto de la cadena Univisión, dijo que el ceder a las peticiones de reforma del sistema de inmigración, abriendo una vía a la ciudadanía de los indocumentados, equivaldría a renunciar a la vigencia de la ley.

Cuestionado por el comentarista Jorge Ramos sobre, ¿qué hacer con ellos? (los indocumentados) , King dijo que los ciudadanos estadounidenses “no tienen la obligación moral de resolver el problema de los 11 millones de personas que están aquí ilegalmente”. “Eso es una condición en la que ellos entraron voluntariamente por su cuenta, y algunos de ellos van a tener que tomar la decisión por su cuenta sobre lo que deben hacer”, señaló, al dejar entrever que algunos tendrán que optar por la autodeportación.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano John Boehner, se negó a precisar si apoya que se abra una vía a la ciudadanía para los inmigrantes. “No voy a predecir qué va a estar en el pleno (de la Cámara) y qué no. No quiero hacer eso”, dijo Boehner en una entrevista con la cadena CBS.

Boehner reiteró que no apoya el proyecto de reforma que aprobó el Senado el pasado 27 de junio, y que sí contempla una vía para la legalización y eventual ciudadanía de los indocumentados, porque en su opinión no protege lo suficiente la frontera.

La Cámara de Representantes, bajo control republicano, aún no ha presentado su propia versión de la reforma, y el consenso es que ese proyecto de ley probablemente no esté listo antes del receso legislativo de agosto próximo.

El líder de la Cámara subrayó que expresar su opinión puede “dificultar que se consiga un proyecto de ley”. “Mi trabajo es facilitar un debate y un proceso, para que los estadounidenses vean lo que estamos haciendo y los legisladores entiendan que estamos tratando esto a través de deliberaciones”, señaló.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD