aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Obama apura el retiro militar de Afganistán

J. Jaime Hernández/ Corresponsal| El Universal
Jueves 23 de junio de 2011
Las primeras 1o mil tropas partirán antes de finalizar el año

Ver imagen

WASHINGTON.— El presidente Barack Obama dio ayer la medida de Estados Unidos como una potencia atribulada en el frente económico y con la urgente necesidad de ordenar el fin de una guerra cada vez más impopular, con el repliegue gradual de Afganistán de un contingente de 33 mil efectivos.

Los primeros 10 mil soldados abandonarán el país asiático a lo largo de este año y los restantes 23 mil antes de que finalice septiembre de 2012, dijo el presidente en un mensaje televisado.

“Ciudadanos, ésta ha sido una década difícil para nuestro país. Hemos aprendido el profundo costo de la guerra que han pagado cerca de 4 mil 500 estadounidenses que han dado su vida en Irak y más de mil 500 en Afganistán”, aseguró el presidente en alusión a unos costos que ya superan el billón de dólares, mientras miles de familias no consiguen llegar a fin de mes en Estados Unidos.

“Ha llegado el momento de invertir en el más preciado recurso de Estados Unidos: nuestra gente”, justificó Obama para impulsar así un plan de retirada que deberá culminar en el 2014, cuando el resto de las 99 mil tropas desplegadas hoy en Afganistán deberán entregar el relevo a las autoridades civiles y militares de ese país.

Al hacer un rápido balance de los logros de su gobierno en Afganistán, Obama dijo que el país dejó de representar la amenaza que fue tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Añadió que, tras la muerte de Osama Bin Laden, “Al-Qaeda se encuentra en la ruta de la derrota” y aunque reconoció que “aún habrá días oscuros, la luz de una paz segura ya puede divisarse a la distancia”.

“No intentaremos hacer de Afganistán un lugar perfecto”, advirtió Obama al reconocer que ese objetivo, difícil de alcanzar en el corto o mediano plazo, dependerá no de EU, sino del gobierno de Hamid Karzai. “Esa es responsabilidad del gobierno afgano, que tendrá que aumentar sus capacidades y habilidades para proteger a su gente y pasar a ser una economía forjada en la guerra a una que sea capaz de alcanzar una paz duradera”, dijo en alusión a la economía informal que depende en buena medida del comercio de la droga.

Conversa con aliados

Obama mantuvo un intenso día de contactos, con conferencias telefónicas con el presidente afgano y con el de Paquistán, Asif Alí Zardari, así como con sus aliados en el seno de la OTAN, empezando por su secretario general, Anders Fogh Rasmussen, con el primer ministro británico, David Cameron, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel,

“Éste es el comienzo, pero no el fin, de nuestros esfuerzos por terminar con esta guerra”, añadió Obama al reconocer que aún tendrán que “trabajar muy duro” para mantener las conquistas logradas en los últimos años, particularmente, tras el reforzamiento de las tropas aliadas en octubre de 2009 que permitieron reducir la zona de influencia del movimiento talibán, así como de las células de Al-Qaeda que se mueven hacia ambos lados de la frontera entre Afganistán y Paquistán.

Obama anunció la celebración de la conferencia de la OTAN en mayo próximo en Chicago, con el fin de supervisar el repliegue de las tropas y para preparar la próxima fase de transición en la que el gobierno afgano tendrá que tomar las riendas de la seguridad en todo el país hacia el 2014.

El presidente comunicó su decisión sobre el calendario y las cifras del repliegue tras una intensa ronda de consultas realizada el pasado martes en la Casa Blanca con sus principales asesores, entre ellos, el secretario de Defensa saliente, Robert Gates, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton. Se da la circunstancia de que el martes quedó confirmado en el Senado por unanimidad como nuevo secretario de Defensa Leon Panetta, el hombre que tendrá que supervisar la retirada.

Antes de que Obama diera su mensaje, los talibanes dijeron ayer que el inicio de la retirada militar de EU no afecta a su lucha contra las fuerzas internacionales y subrayaron que sólo es aceptable la salida de todas las tropas extranjeras desplegadas en Afganistán. “No vamos a aceptar que quede siquiera un solo soldado ocupando nuestro país. Para nosotros no habrá ningún cambio y seguiremos luchando contra Estados Unidos y sus aliados”, afirmó a EFE el portavoz talibán Zabiulá Muyahid.


 

 

 



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0