aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Provocación y violencia

Eduardo Mora Tavares| El Universal
Sábado 02 de abril de 2011
Provocacin y violencia

INCENDIARIO. Terry Jones, en 2010. (Foto: SCOTT AUDETTE REUTERS )


eduard[email protected]

La Misión de Asistencia a Afganistán de las Naciones Unidas (UNAMA) sufrió ayer su peor ataque desde que se halla en ese país, devastado por más de tres décadas de intervenciones extranjeras y guerras internas y que vive en una situación de verdadero Estado fallido, casi sin gobierno, sin servicios y un atraso en prácticamente todos los órdenes.

El objetivo de la UNAMA es promover la paz y la estabilidad, ayudar a implementar los programas de reconstrucción, impulsar la creación de un Estado de derecho e imperio de la ley e incluso favorecer la reconciliación entre los afganos. Es una misión, como todas las de la ONU, positiva y digna de aplauso.

No llegó para destruir sino para edificar, reconstituir un tejido social hecho trizas primero por el imperio soviético (1979-1988), luego la insurgencia mujahedín financiada por Occidente contra el dominio comunista de Moscú y finalmente por el Talibán, que impuso un régimen atroz que afectó sobre todo a mujeres y niñas.

A diferencia de los ejércitos y las operaciones clandestinas para armar guerrillas, la UNAMA es un ente de paz. Debía tener el apoyo del pueblo afgano. Trabaja, de hecho, para él, pero el ataque de ayer, que costó la vida a por lo menos siete trabajadores de la misión del máximo organismo mundial, parece indicar que no se reconoce tal labor o que el odio contra los extranjeros es tan grande que supera el aprecio que puedan ganar las buenas acciones para Afganistán.

A diferencia de la guerra de Irak, la intervención militar occidental en Afganistán era considerada como “justificada y correcta”.

Barack Obama siempre cuestionó en su campaña para ganar la presidencia estadounidense las razones de su antecesor George W. Bush para invadir Irak y defendió, al mismo tiempo, la presencia de las fuerzas armadas de EU en suelo afgano.

Ya como presidente ha retirado tropas de Irak y ha enviado más a Afganistán, bajo ese principio de la intervención correcta: combatir el terrorismo y contribuir a la reconstrucción del país, tarea en que colaboran muchas otras naciones del mundo.

Hoy vemos que la intervención “justificada y correcta” no ha estado exenta de fracasos, arbitrariedades, masacres de civiles e incluso monstruosas acciones criminales de soldados estadounidenses contra niños afganos.

La revista Rolling Stone da cuenta precisamente de una de estas atrocidades en un reportaje especial sobre el llamado “Escuadrón para matar”, que revela cómo dos soldados de EU asesinaron con una granada a un afgano de 15 años y luego de rematarlo a tiros se tomaron fotografías con el cadáver, al cual mutilaron, como si fuera una presa de caza.

El soldado Jeremy Morlock fue condenado el mes pasado a 24 años de cárcel por su crimen. Evitó la cadena perpetua al brindar testimonios contra sus superiores inmediatos, que lejos de reprobar tales acciones parecían incitarlas.

El ataque a la UNAMA ha ocurrido justo en este contexto, aunque la razón que se ha esgrimido, según se reporta, ha sido la provocación hecha por un pastor estadounidense que quemó en marzo pasado, en Florida, un ejemplar del Corán. El fanatismo de Terry Jones fue respondido por fanáticos afganos con un ataque a sangre y fuego contra las oficinas de la UNAMA en Mazar-i-Sharif.

Jones, no contento con su acción irresponsable reclama ahora que se “exijan cuentas al islam” por la agresión a la ONU. La última guerra afgana empezó hace casi 10 años, tras los atentados terroristas contra el World Trade Center y el Pentágono.

Bush culpó al líder de Al-Qaeda, Osama Bin Laden, de ser el autor intelectual de esos ataques y al Talibán de darle asilo. El mayor terrorista aún está prófugo y Afganistán sigue siendo un desastre y será un caos mayor, como advierte el experto Rashid Ahmed, si no se frena la dinámica de violencia y la atmósfera de cruzada antiislámica que se está levantando en la región y sus alrededores.

 

 



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0