aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Beirut pierde su historia urbana

TEXTO WEEDAH HAMZAH• DPA| El Universal
Sábado 13 de noviembre de 2010
La fiebre de nuevas construcciones que ataca a la capital libanesa borra el legado otomano

BEIRUT.— Beirut está sumido en un frenesí de la construcción que amenaza con borrar el patrimonio histórico de una ciudad que en el pasado tenía mansiones de estilo otomano y magníficos jardines, motivo de orgullo.

Muchos de esos viejos edificios están siendo demolidos para construir complejos de apartamentos modernos, que parecen brotar como hongos en toda la capital libanesa.

“Cuando miro ahora Beirut, todo lo que veo son bloques de cemento... Esto es desgarrador”, dijo Mona Hallak, arquitecta y miembro de la Asociación para la Protección de Edificios Viejos.

Beirut, según Hallak, está perdiendo sus típicas casas viejas tradicionales, con sus tejados rojos, las ventanas en forma de arco, los bellos balcones y jardines. “En pocos años será difícil ver un espacio verde en la ciudad... y Beirut no tendrá en absoluto un legado histórico...”, añadió.

Muchas de esas casas viejas están siendo demolidas y sus jardines levantados para que el terreno pueda ser vendido y se construyan los complejos de apartamentos.

Hallak explicó que la única ley que protege a los edificios antiguos en Beirut data de 1933, cuando el país estaba bajo dominio francés. “Esta ley sólo se centra en la protección de arqueología y no específicamente en casas viejas”, indicó la arquitecta.

Un informe realizado en 1997 por el gobierno menciona 250 edificios viejos que son protegidos de la destrucción, pero los funcionarios creen que la lista fue elaborada sin haber realizado una investigación adecuada.

Lady Yvonne Sursock Cochrane, cuya familia es dueña de varias mansiones en la ciudad, lleva luchando por preservar el patrimonio de Líbano desde 1960. Es fundadora de la Asociación para la Protección de Sitios Naturales y Edificios Antiguos (APSAD).

“Algunos políticos en Líbano simplemente no entienden que tenemos muy pocos edificios enumerados y que en la mayoría de los países, uno elimina el impuesto a la herencia de los edificios de la lista para que las personas tengan la posibilidad de restaurarlo”, dijo Cochrane.

Cochrane recalcó que Líbano es el único país de la región que carece de una ley para preservar el patrimonio. “Algunos políticos bien intencionados intentaron la aprobación de leyes en el pasado... Pero hasta el momento no hay esperanza”, indicó.

“Creo que las personas están apenas comprendiendo que Beirut se está convirtiendo en un monstruo. La ciudad está sobreconstruida y siendo destruida”, añadió.

El auge en la construcción aumentó desde que la crisis financiera global golpeó a algunos países del golfo Pérsico, como Dubai.

La mayoría de los apartamentos en construcción actualmente están siendo vendidos a libaneses que viven y trabajan en Arabia Saudita, Qatar y otros países del golfo Pérsico.

“El mercado inmobiliario de Líbano aumentó notablemente gracias a la creciente demanda de propiedades por parte de libaneses e inversores del Golfo”, indicó Wadih Kenaan, dueño de una empresa inmobiliaria.

“Podemos decir que la inversión en el sector inmobiliario se convirtió en una parte esencial de la economía libanesa, que representa 11% de sus 20 mil millones de dólares de Producto Bruto Interno (GDP), comparado con el 4.5% en la década de 1970”, agregó.



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0