aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Barack Obama reactiva cortes militares en Guantánamo

J. Jaime HernándezCorresponsal| El Universal
Sábado 16 de mayo de 2009
Grupos de derechos humanos critican el cambio de posición del mandatario estadounidense

WASHINGTON.— Tras su decisión de dar marcha atrás a la difusión de fotos de prisioneros torturados en media decena de prisiones militares de EU, el presidente Barack Obama sorprendió ayer con otra polémica medida: el restablecimiento de los tribunales militares creados durante la era Bush para enjuiciar a un puñado de presuntos terroristas en Guantánamo.

El anuncio del presidente, una rectificación a su decisión de cerrar Guantánamo —donde EU había mantenido un régimen jurídico anti constitucional y contrario a los compromisos internacionales—, ha sido presentado como un mal necesario “para proteger a nuestro país al tiempo que respetamos nuestros valores más queridos”.

La decisión, anunciada a través de un comunicado, no ha contado con la presencia del propio Obama.

Su portavoz, Robert Gibbs, ha sido el responsable de dar la cara en una conferencia de prensa en la que las preguntas afiladas y salpimentadas con recordatorios a las promesas de campaña —cuando Obama despotricó contra la existencia de esos tribunales—, se convirtieron en un anticipo de la tormenta de críticas que ya le han comenzado a llover a la Casa Blanca.

“El presidente ha hecho lo que considera que es mejor para la seguridad del país y de sus ciudadanos”, se defendió Gibbs en su intento por explicar las contradicciones en que ha incurrido la administración Obama con esta decisión.

Precisamente, en un intento por evitar una oleada de críticas de organizaciones humanitarias y defensoras de los derechos civiles, el presidente aseguró en su mensaje que los tribunales militares no serán una reedición de los anteriores y que éstos se verán obligados a acatar nuevas protecciones legales contra los presuntos terroristas.

A partir de ahora, advirtió a manera de ejemplo, “no se podrán admitir rumores o pruebas obtenidas mediante interrogatorios crueles, inhumanos o degradantes”.

A pesar de estas nuevas protecciones legales contra los detenidos, organizaciones como Amnistía Internacional (AI) se han declarado defraudadas por lo que consideran una promesa rota y un tremendo fracaso de una administración que llegó con la promesa del cambio. Amnistía Internacional afirmó que “no se puede reformar un sistema que es básicamente injusto”.

“Estos tribunales militares son ilegítimos e inconstitucionales por definición y no garantizan que sus fallos sean dignos de credibilidad”, consideró Anthony Romero, director ejecutivo de la Unión de Libertades Civiles Americanas (UCLA), la organización que ha exigido de la administración la desclasificación de fotos y documentos para arrojar luz sobre los abusos perpetrados durante la administración Bush contra los sospechosos y detenidos por terrorismo en media decena de cárceles militares de EU.

Aunque la administración no ha dado a conocer la fecha en que se restablecerán los tribunales, el portavoz de la Casa Blanca confirmó que el Departamento de Defensa ya ha pedido un aplazamiento de cuatro meses para negociar y hacer realidad los cambios junto con el Congreso antes de retomar los juicios que están pendientes.

No obstante que el presidente Obama tiene autoridad para realizar algunos cambios, hay otros que necesitan de la rama legislativa. En cualquier caso, los cambios tendrían que ser sometidos al Congreso para su revisión y dispondría de hasta 60 días para aceptarlos o modificarlos.

Los cambios ya han sido discutidos por miembros de la administración Obama con algunos senadores republicanos como John McCain y Lindsay Graham.

Precisamente, nada más al confirmarse la decisión de resucitar estos tribunales militares, Graham se congratuló con la decisión de revisar unas cortes que permitieron a la administración Bush conferirle cierto aire de legalidad a unos procesos realizados, bajo un estado de excepción, de espaldas a la Constitución de EU y lejos del escrutinio de los tribunales internacionales.

 

 



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0