El Universal
En los padrones de beneficiarios de la SAGARPA no sólo están inscritos pequeños productores, sino también empresarios que, en algunos casos, son quienes reciben más subsidios.
INE

LOS MÁS SUBSIDIADOS


Con base en el ranking de los beneficiarios de Procampo durante los años 2006-2012, se descubrió que quienes recibieron más recursos no son pequeños productores, sino empresarios. A continuación se presentan algunos casos:

Jayson Williams

Agrícola Ohuira S.A. de C.V. (Sinaloa)


Con dos registros en el programa sumó un total de 23 millones 779 mil 635 pesos en seis años. Es filial del grupo Ingenio Azucarero de Los Mochis, Sinaloa, el cual es presidido por Alejandro Elizondo Macías.
Carlos Monzón

Ceuta Produce S.A. de C.V. (Sinaloa)


Recibió un total de 6 millones 842 mil 193 pesos. Es la razón social de la marca Farmer’sBest, actualmente es dirigida por Iván Tarriba Haza y distribuye productos agrícolas en Estados Unidos.
Carlos Monzón

El Yibel SPR de RL de C.V. (Campeche):


Recibió un total de 6 millones 200 pesos. Es propiedad de Jacobo Xacur, originario de Yucatán, quien en 2012 obtuvo permisos por parte de SAGARPA y SEMARNAT para sembrar soya genéticamente modificada en Campeche.
Carlos Monzón

Agrícola Suakai S.A. de C.V. (Sonora)


Procampo le otorgó 7 millones 200 mil pesos en seis años. Es propiedad de José Manuel Félix Soto, cuyo hijo, José Manuel Félix Valenzuela, es yerno del dueño de Agrícola Badilla Flores, que también aparece en el padrón.
Carlos Monzón

Negocio Agrícola San Enrique S.A. de C.V. (Sonora):


Negocio Agrícola San Enrique S.A. de C.V. (Sonora): recibió 6 millones 953 mil 823 pesos. Su gerente general es Abraham Corrales Huerta, yerno de Juan Rodolfo Platt Martínez, de la empresa Agropecuaria JP.

CONCENTRACIÓN

Un análisis realizado por Fundar, Centro de Análisis e Investigación, A.C., demuestra que el 60% de los apoyos otorgados por SAGARPA a través del programa Procampo durante el periodo 2006-2012 se concentraron en las manos del 20% de beneficiarios, mientras el 40% restante se repartió entre 80% de los productores inscritos en el padrón.