EL UNIVERSAL | Nación EL UNIVERSAL Nación
Cada año Pemex gasta millones en la seguridad de sus ductos sin lograr reducir el robo de hidrocarburos. Los militares que cuidan sus instalaciones y ductos vigilan especialmente la región del Golfo de México, pero descuidan estados como Jalisco, Sinaloa, Puebla y el Estado de México, con un importante crecimiento de ordeñas.