El Universal / Nación
Actividades ilicitas

Los recursos financieros de Los Zetas no provienen estrictamente del trasiego de drogas, como ocurre con otros cárteles. Este grupo criminal ha tenido que reforzar sus finanzas con prácticas como el secuestro y la extorsión en contra de la población civil, lo que los ha convertido en una de las organizaciones más repudiadas.

Pero sus negocios no terminan ahí, pues han diversificado sus operaciones para abarcar giros que van desde el tráfico de drogas y armas hasta el lavado de dinero y la piratería.