Jesús Zambrano y Dolores Padierna recibieron en medio de gritos de "unidad, unidad" su constancia de mayoría como presidente y secretaria general, respectivamente.


Este equipo de trabajo tendrá la misión de comandar al PRD durante la elección por las gubernaturas del estado de México, Nayarit, Coahuila y Michoacán, así como la elección de la Presidencia de la República en 2012.