aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Crecen subocupados, informales y los que trabajan más de 40 horas

Gregorio Vidal| El Universal
Viernes 24 de febrero de 2012
Crecen subocupados, informales y los que trabajan ms de 40 horas

. (Foto: )


[email protected]

En días pasados se acumulan las malas noticias sobre el estado de la economía en México. Los datos los aportan lo mismo el Banco de México, el Inegi, alguno de los grandes bancos privados que operan en el país o un grupo de trabajo del Banco Mundial. En 2011 el crecimiento de la economía fue menor al del año previo. Banco de México destaca que en el último trimestre del año la reducción en el ritmo de crecimiento se debe al menor dinamismo de la demanda externa, pero también a una desaceleración en algunos componentes de la demanda interna. En 2011, el PIB en las actividades primarias tuvo un comportamiento negativo. Inegi informó que se redujo en 0.6%. Como complemento se incrementaron nuevamente las importaciones de alimentos. Conforme pasan los años la economía de México es cada vez más dependiente de la importación de alimentos. Es una situación inédita, por lo menos al compararla con otras economías de tamaño semejante y con una población igual o mayor a la de México.

En 2012 se estima un menor crecimiento. Según BBVA Research, en 2012 la economía crecerá en 3.3%. El comportamiento de la economía del año actual se relaciona con la baja en el dinamismo de la producción manufacturera, una disminución en el impulso de la demanda externa y en la inversión. La economía funciona con una drástica determinación desde el exterior concentrada en el comportamiento de algunas actividades en Estados Unidos. Otro dato que no se presenta en ninguna economía semejante a la de México. El crecimiento de 2011 no ha sido capaz de crear los empleos que demandan los jóvenes que se incorporan al mercado de trabajo. El gobernador del Banco de México señala que con el crecimiento previsto para 2012 y 2013 sólo se podrán crear entre 500 mil y 600 mil empleos de los que se registran en el Seguro Social. Los jóvenes que se incorporan al mercado de trabajo cada año suman un millón. Una situación que se repite año con año. Es sin duda un rasgo del funcionamiento de la economía del país en tanto el crecimiento oscile entre el 2.5 y 3.5%. Una noticia sumamente grave.

Las características de la ocupación y la evolución del salario real y de la capacidad adquisitiva de amplios grupos de la población son otros datos negativos y constantes para gran cantidad de la población. En México la innovación técnica, la incorporación del avance científico a la producción e incluso la utilización de tecnologías relativamente modernas y aún de maquinaria y equipo en gran cantidad de negocios o establecimientos industriales, del comercio y los servicios es una excepción. Considérese tan sólo que a finales de 2011, 49% de la población ocupada labora en los denominados micronegocios. Son unidades económicas con elementos tecnológicos mínimos y sin duda con remuneraciones bajas. Los ocupados en grandes establecimientos representan apenas 9.7% del total.

En 2012 y 2013, según las estimaciones del Banco de México y de otros organismos públicos y privados, no se crearán suficientes empleos formales. El incremento en la informalidad y la desocupación continuará. Ténganse en cuenta, como se observa en la gráfica adjunta, que en 2011 aumentó en gran número las personas ocupadas en el sector informal, como también los subocupados. Las cifras son notables: 29.2% de la población labora dentro del sector informal y 9% es población subocupada. En el primer caso, según la clasificación de Inegi, son personas que laboran en actividades de mercado que operan a partir de los hogares, pero sin constituirse como empresas con una situación independiente a esos hogares. En el segundo, son personas que tienen la necesidad de trabajar más tiempo.

El cuadro negativo de la ocupación en el país incluye un importante grupo de alrededor de 13 millones que labora más de 48 horas y otro segmento de 3.2 millones de trabajadores no remunerados. En suma, una parte importante de los trabajadores formales es posible que labore más de 48 horas. Su complemento son trabajadores sin remuneración y una gran cantidad en la economía informal. La situaciónn se completa con una reducción en el ingreso laboral. BBVA Research, con base en información de Inegi documenta una reducción del ingreso laboral desde junio de 2007 a junio de 2011. Según el Job Trends del Banco Mundial, en México los salarios decrecen en 0.9% en 2010 y apenas aumentan 0.8% en 2011. La CEPAL destaca que de 2006 a 2011, con base en los afiliados al Seguro Social, el índice del salario medio real no crece. De haber continuidad en el funcionamiento de la economía y en la política que se ejecuta por el gobierno gran cantidad de familias seguirán viviendo con ingresos decrecientes, sin contar con medios para desarrollar o aplicar sus capacidades de producción.

Profesor Titular, Departamento de Economía, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0