aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Salarios pierden poder de compra

Ixel Yutzil González| El Universal
Martes 13 de diciembre de 2011
Salarios pierden poder de compra

. (Foto: )


[email protected]

En 2012 los salarios mínimos cumplirán trece años de estancamiento y cuarenta de una disminución de su capacidad de compra.

El deterioro del poder de compra de los mini salarios en México se remonta a los años setenta, década en la que un trabajador que ganaba el salario mínimo podía adquirir 4 veces más bienes y servicios que un trabajador actual.

Pero las crisis de los ochentas y noventas adelgazaron el poder de compra de los salarios mínimos en una cuarta parte y a inicios de la década pasada los salarios fueron anclados a la inflación y desde entonces permanecen casi constantes.

La política económica que ancla los salarios a la inflación, permite controlar la volatilidad de los precios y evita que su poder de compra siga cayendo año con año con el repunte de los precios.

Sin embargo, restringe a las remuneraciones de avances relevantes, haciendo casi imposible compensar lo perdido en décadas anteriores.

El aumento aprobado para los salarios mínimos para el año entrante, de 4.2%, implica que más de 6 millones de personas, es decir, 13% de los trabajadores, reciban un micro salario de 60.5 pesos diarios o unos 1 mil 815 pesos mensuales.

El repunte salarial es inferior al incremento anual que reportó la canasta básica en noviembre de 5.2%, cuya alza es resentida en mayor medida por las personas de menores recursos, quienes destinan mayoria de su ingreso a la alimentación.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), muestran que la inflación de la población que gana de 1 a 3 salarios mínimos fue de 3.71% en noviembre pasado y la de la población que gana hasta un salario mínimo fue de 3.54%, tasas superiores a la variación anualizada del índice general, situada en 3.48% y a la de la población que recibe más de 5 salarios mínimos al mes cuya inflación fue aún menor, de 3.43% anual en noviembre.

Con la crisis que inició en 2008 se generalizó y profundizó el deterioro laboral, profundizando el desempleo, las condiciones precarias de los empleos existentes, reduciendo el salario y aumentando la pobreza y la desigualdad.

Del tercer trimestre de 2006 al mismo periodo de 2011, los trabajadores que recibieron de 3 a 5 salarios mínimos y en particular los que ganan más de 5 salarios mínimos mensuales, disminuyeron. La población que gana más de 5 salarios mínimos bajó de 12% en el tercer trimestre de 2006, a 8.5% ó 4 millones de trabajadores al tercer trimestre de 2011.

En contraste, aumenta los trabajadores que ganan 1 y 2 salarios mínimos al mes, al abarcar a 22.7% de la población trabajadora ó 10.6 millones de personas en 2011, desde el 20% de 2006.

En tanto, 6 millones de trabajadores, ó 8.7% de los ocupados, no reciben ingresos y otros numerosos trabajadores no reciben incrementos periódicamente por lo que han visto sus ingresos y prestaciones congelados, en especial desde la recesión de 2008.

Dada la endeble actividad económica se estima que en adelante las alzas salariales y la inflación serán relativamente bajas, debido a la débil demanda agregada por el elevado desempleo.

Esa ha sido la tónica de todo los últimos dos sexenios y por ello el salario mínimo se mantiene casi igual que a inicios del 2000.

Después de la crisis el deterioro de las percepciones ha sido aún mayor, pues poco se ha avanzado en la generación de empleo y el pago a los trabajadores, así como en crear las condiciones de mayor crecimiento y productividad.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0