aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Estiman un PIB más bajo durante 2011

Ixel González y Ricardo Jiménez| El Universal
Miércoles 01 de junio de 2011
Prevén que los datos sobre EU frenarán economía del país este año

[email protected]

Los analistas económicos del sector privado encuestados por EL UNIVERSAL mostraron un menor optimismo en torno a las expectativas de crecimiento económico para este año. Los participantes de la encuesta, moderaron las expectativas del PIB nacional y estimaron en promedio un incremento de la actividad económica de 4.41%, nivel inferior al de la encuesta del mes previo (4.44%).

Destacaron que a partir del segundo semestre de 2011, la economía local comenzará a atenuar su ritmo de crecimiento, principalmente por el menor dinamismo esperado en la economía de EU en el mismo periodo.

En semanas recientes las corredurías estadounidenses modificaron la perspectiva de crecimiento correspondiente a este año en el país vecino del norte, al reducirlas de 3.2% a 2.7%.

Analistas de Merrill Lynch expusieron que durante los primeros meses de 2011, la actividad manufacturera en EU fue una luz entre las señales de moderación provenientes de otros sectores de la economía.

Pronosticaron que la actividad industrial estadounidense se moderará en 2011, con una reducción hacia 4.7%, contra 5.3% visto el año pasado.

Destacaron que las cifras más recientes muestran un sector industrial que durante el segundo trimestre de este año, ha empezado a perder impulso con el que había iniciado el 2011.

Los analistas dijeron que esto será particularmente para el desempeño de las exportaciones del sector manufacturero nacional, dada su alta dependencia de la demanda estadounidense.

Por su parte, el subdirector de mercados financieros de Santander, Salvador Orozco, comentó que la actividad económica interna siguió una trayectoria ascendente, aunque los indicadores oportunos de producción industrial muestran una moderación en los niveles de su tasa de expansión.

El especialista afirmó que esto podría asociarse a problemas temporales en el suministro de insumos en la industria automotriz por la problemática de Japón. Destacó que la brecha negativa del producto real y potencial sigue reduciéndose pero a un menor ritmo de lo que venía observándose.

Además de la situación de los mercados de trabajo y crediticio, la evolución de la capacidad instalada, así como el reducido nivel del déficit en la cuenta corriente aún muestran signos de holgura. Mencionó que no se observan presiones generalizadas en los precios, ya que hasta ahora la inflación se mantiene dentro de los previsto como consecuencia de la tendencia descendente de los costos unitarios de la mano de obra, así como de un comportamiento favorable del tipo de cambio.

En relación a los precios al consumidor, los especialistas entrevistados esperan menores presiones alcistas, derivadas básicamente de los ajustes observados en los productos agrícolas.

Por lo anterior y combinado con el reporte de inflación de la primera quincena de mayo, donde registró una cifra negativa de 0.75%, en la encuesta de este mes, los analistas modificaron su estimación de inflación a la baja, es decir en el panel pasado arrojó un dato promedio de 4.0%, ahora la calculan en 3.84% a tasa anualizada.

El Banco de México dijo recientemente que el crecimiento económico está más equilibrado en la demanda interna, lo que podría tornar la brecha producto en terreno positivo para mediados de este año.

Riesgos de la inflación

El banco central reconoció que el comportamiento decreciente de la inflación no subyacente podría revertirse en adición a mayores incrementos en el precio internacional de las materias primas o commodities y mostró su preocupación por el efecto potencial de reasignaciones en el portafolio del tipo de cambio. Banxico permaneció confiado en que la inflación se comportará como se ha contemplado en el informe de inflación anterior de la dependencia.

Analistas de Merrill Lynch expusieron que como consecuencia, las bien ancladas expectativas de inflación de mediano plazo, una gradual recuperación de la demanda interna y una fuerte moneda apoyando una inflación subyacente estable, debería mantener a la inflación convergiendo hacia la meta objetivo del banco central de 3%.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0