aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Plantas nucleoeléctricas a debate

Rubén Migueles Tenorio| El Universal
Miércoles 16 de marzo de 2011
Plantas nucleoelctricas a debate

. (Foto: )


[email protected]

El desastre en la planta nipona de Fukushima prendió luces de alerta en países como Alemania donde tres de las 17 centrales nucleares con que cuenta saldrán de la red antes de tiempo por considerarlas obsoletas después de más de 30 años de funcionamiento. Si este criterio se aplicara en México, Laguna Verde también debería cerrarse.

La catástrofe radioactiva en Japón ha puesto en el centro del debate a nivel mundial la pertinencia que tienen diferentes economías para la forma de avanzar o no por el camino de la generación de energía vía nuclear. Países como Austria piden pruebas de resistencia sobre la seguridad de las plantas atómicas.

Mientras algunos sectores ligados a la industria nuclear buscan evadir la discusión señalando que no es el momento de resucitar el debate sobre las nucleoeléctricas, los grupos ecologistas como Greenpece o los partidos verdes, levantan sus banderas de que la energía nuclear es ingobernable.

En el caso de México, el subsecretario de Planeación Energética de la Sener, Carlos Petersen, dijo que los estudios para construir una planta nuclear en el país no están cancelados, tras lo sucedido en el país del sol naciente.

Vamos por partes. La generación de electricidad en México con base en los hidrocarburos representa el 68.9% en tanto que la generada vía fuentes renovables representa el 14.2% del total generado para el servicio público en el país. La participación porcentual de cada fuente renovable respecto al total es la siguiente: centrales hidroeléctricas 11.2%, centrales geotérmicas 2.9%, eólicas 0.1%; mientras que la generación nucleoeléctrica representó 4.5% del total.

La política de generación de electricidad a nivel nacional e internacional debiera avanzar en el sentido de reducir las emisiones contaminantes. En este sentido, la energía nuclear es la fuente renovable que tiene la mayor capacidad en términos del volumen de energía generada para sustituir el uso de hidrocarburos en los próximos años, de ahí la importancia de la discusión.

En general, el patrón de utilización de fuentes primarias para generar electricidad depende de la disponibilidad y precio, del riesgo asociado al suministro, así como del perfil tecnológico y del portafolio de generación existente en cada región y país.

A nivel mundial, el carbón a pesar de su alto nivel de contaminación, destaca debido a su alto grado de penetración en las principales economías del orbe, mientras que la energía nuclear es ampliamente usada en Francia, Rusia, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón. Cabe destacar que en el caso de éste último, se distingue una canasta de tecnologías diversas, con una equilibrada presencia de generación nuclear, gas natural, carbón, petrolíferos y fuentes renovables.

En el caso de México, algunas de las posibles políticas de diversificación apuntan hacia el crecimiento de la participación de las fuentes renovables, así como en un posible escenario, a la expansión de la capacidad nucleoeléctrica con el objetivo de balancear la concentrada participación del gas natural y seguir reduciendo el consumo de combustibles derivados del petróleo en plantas antiguas que operan en ciclo convencional.

De acuerdo con las proyecciones de la Comisión Federal de Electricidad en los próximos 15 años se requerirán 91.8 mil millones de dólares para la manutención y ampliación de la generación de electricidad de acuerdo a los requerimientos del país (17,924 MW de nueva capacidad hasta 2018 y entre 11,200 y 13,800 MW de nueva capacidad neta entre 2019 y 2028). Del total de la inversión estimada, 44.9 mil millones de dólares estarían dirigidos fundamentalmente a la generación de energía.

En este sentido, se contemplaban cuatro escenarios: el primero, la creación de 14 plantas carboeléctricas para el periodo 2019-2028; el segundo, reducía a cuatro las nuevas plantas carboeléctricas y la construcción de dos plantas nucleoeléctricas entre 2027 y 2028, así como la generación de una mayor cantidad de energía vía eólica entre 2023 y 2028.

Un tercer escenario, consideraba la construcción de seis plantas nucleares entre 2024 y 2028 y una generación adicional de energía eólica por 4 mil 500 MW.

El último escenario, comprendía la creación de 10 plantas nucleoeléctricas del año 2022 al 2028 en adición a 4 mil 500 MW generados a través del viento.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0