aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




IP analiza plan contra la obesidad

Ramiro Alonso| El Universal
Lunes 31 de mayo de 2010
El costo de la atención de la obesidad y sus consecuencias pasó de 35 mil millones de pesos en 2000, a 68 mil millones en 2008

[email protected]

Jaime Zabludovsky, presidente ejecutivo del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), dijo que cualquier iniciativa para regular los alimentos procesados en escuelas tendrá que ser revisada por la industria, dado que en la actualidad 80% de lo que se consume en las escuelas son alimentos preparados en el mismo lugar, no productos procesados.

La iniciativa de las autoridades “por supuesto que la vamos a estudiar y analizar con la mayor seriedad y responsabilidad para contribuir a que tengamos unos lineamientos que sean realistas, que sean aplicables tanto a los productos procesados, industrializados de ConMéxico y de otras empresas organizadas, como por supuesto a la comida preparada en las escuelas es 80% de lo que comen los niños en las escuelas mexicanas”, dijo el directivo del organismo.

ConMéxico es un organismo que representa a 42 empresas que figuran como importantes agentes económicos en México, al contar con más de 200 plantas de producción en el país, generar más de 450 mil empleos y acumular ventas arriba de 5% del PIB.

La semana pasada autoridades de Salud y de Educación Pública presentaron el anteproyecto de los “Lineamientos generales para el expendio y distribución de alimentos y bebidas en los establecimientos de consumo escolar”, el cual será enviado a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria para recibir y evaluar los comentarios de la industria.

Esta iniciativa tiene la finalidad de regular los alimentos que se expenden en las escuelas, dado que el problema de la obesidad y sus costos reportan índices altos en el país.

El costo de la atención de la obesidad y sus consecuencias pasó de 35 mil millones de pesos en 2000, a 68 mil millones en 2008, y de seguir la tendencia actual, se estima que en 2017 ascienda a 167 mil millones, según reportó la Secretaría de Educación Pública.

La industria, por su parte, ha emprendido una serie de modificaciones en sus productos procesados con la finalidad de hacerlos más saludables y asegurar la rentabilidad de las em presas, que están en riesgo.

Grupo Pepsico, por ejemplo, afirmó en días pasados que a partir de 2012 sustituirá las bebidas carbonatadas azucaradas que expende en escuelas, por jugos de menor contenido calórico, lácteos básicos, agua y refrescos endulzados con edulcorantes naturales.

Un reporte de la consultoría Euromonitor International Latin America, asegura que las empresas del sector consumo, como Sabritas y Bimbo, iniciaron el cabildeo con diputados para ampliar el periodo de reglamentación de productos saludables en escuelas.

Con una regulación en contra, “se espera que los fabricantes aumenten sus actividades en el Congreso con el fin de evitar estos reglamentos, y mientras tanto encontrar nuevas maneras de posicionar sus productos hacia niños mediante la reducción de tamaños de porciones de sólo 100 calorías”, dice Euromonitor.

Según el documento de la consultora, el año pasado varias compañías reaccionaron, en tiempo, ante la efervescencia nutricional manifestada y desarrollaron productos más sanos, alimentos reducidos en grasa, sodio y azúcar, con un nivel más alto de fibra.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0