aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Turismo muestra indicios de mejoría tras conmoción

TEXTO JORGE ARTURO LÓPEZ GÓMEZ [email protected]| El Universal
Sábado 26 de diciembre de 2009
La crisis financiera mundial, la contingencia sanitaria por el virus de la influenza, la devaluación del peso frente al dólar, inseguridad, alza en el precio de combustibles y hasta el intento de secuestro de un avión en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se confabularon este año para afectar al sector turismo del país

 

La crisis financiera mundial, la contingencia sanitaria por el virus de la influenza, la devaluación del peso frente al dólar, inseguridad, alza en el precio de combustibles y hasta el intento de secuestro de un avión en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se confabularon este año para afectar al sector turismo del país.

Expertos califican al 2009 como un año atípico, en el que todos los pronósticos y expectativas se vinieron por tierra, y aunque la mayoría de ellos coincide en que ya comienzan las primeras señales de recuperación, también advierten que 2010 será apenas un periodo de consolidación en el que sólo se iniciará el camino hacia el rescate de las cifras de 2007 ó 2008.

Ante esa serie de acontecimientos, el sector turismo fue obligado a modificar estrategias comerciales y de promoción, que permitieran mantener a flote al barco en su lucha contracorriente.

Desde los primeros meses, autoridades y empresarios dieron cuenta que el sector no iba a cerrar el año con números negros y, en cuanto pasó el problema de la influenza, echaron mano de toda su experiencia para mantener el interés de los viajeros, apoyados de la campaña Vive México, que buscaba revertir la desastrosa tendencia a la baja en la industria.

Incluso, con el desenlace que finalmente no se concretó en la propia Secretaría de Turismo, que a propuesta del presidente Felipe Calderón se fusionaría con Economía, pero que los senadores evitaron.

Este año, por si fuera poco, de acuerdo con la Organización Mundial de Turismo (OMT), México cayó tres lugares más en el ranking internacional hasta el sitio 21 entre las naciones con mayor captación de divisas turísticas, cuando en 1994 el país se encontraba en la séptima posición.

Este dato, desde luego, no agradó al secretario de Turismo, Rodolfo Elizondo, quien ha asegurado que no se trata de una carrera de velocidad para irse al precipicio. Resulta que ahora deben tomarse en cuenta elementos como sustentabilidad, empleo o desarrollo regional, y no exclusivamente el reporte de una cuenta bancaria traducida en número de visitantes y de divisas. De cualquier forma, los números, aunque fríos, revelan que México no figura más dentro de los primeros 20 lugares del mundo.

Hay signos de recuperación

La Secretaría de Turismo junto la iniciativa privada coinciden en afirmar que México, como marca, fue seriamente dañado este año, por eso uno de los retos más importantes para 2010 consiste en recuperar la imagen de seguridad del país, variable en donde el plan Vive México juega un papel trascendental.

En mayo de este año, la captación de divisas reportó una fuerte caída —cercana a 50%— con respecto al mismo mes de 2008 y, al cierre de octubre, la contracción disminuyó a 9.5% en comparación con octubre del año pasado.

El arribo de turistas extranjeros al país en el primer semestre del año registró una disminución moderada de 5.5% en comparación con los primeros seis meses de 2008; al cierre de octubre, la caída de estos visitantes foráneos no sólo se detuvo sino que mostraba un avance de 7.2% con respecto a 2008.

Miguel Torruco Marqués, presidente de la Confederación Nacional Turística (CNT), estima a partir de un reporte del Centro de Información y Estadística para el Empresariado Turístico (CIEET) que este año el país cerrará con la visita de 21 millones 360 mil turistas internacionales, lo que representará un decremento de 5% con respecto a 2008. De este volumen, 55% corresponderá a turistas de internación y el restante 45% a turistas fronterizos.

El gasto de estos visitantes ascendería a 11 mil 254 millones de dólares, que significan 15.3% menos frente al año pasado. La balanza turística presentará un comportamiento desfavorable, superavitaria en tan sólo 3 mil 794 mdd, 20.4% inferior a la de 2008.

 



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0