aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Aeroméxico busca ahorrar, no competir

David Aguilar Juárez| El Universal
Miércoles 15 de febrero de 2006
La etapa de renovación de su flota para gastar menos combustible entra en su fase final durante este año

SEATTLE, EU.- En tres semanas Aeroméxico recibirá el último de los 25 aviones 737-700 fabricados por Boeing Company y que forman parte de un programa de renovación de su flota, la cual inició hace tres años.

¿La compañía se prepara para ser más competitiva ante el inicio de operaciones de las nuevas aerolíneas de bajo costo o sólo pretende ser más atractiva ante su futura venta?

Arturo Peña, director de servicios al cliente de la aerolínea, señaló en entrevista que únicamente buscan ser más eficientes ante los altos costos de la turbosina.

"Es parte de un programa de ahorro, no es por la competencia que enfrentaremos en los próximos meses; y la venta de la aerolínea no tiene por qué detener o acelerar un proceso de modernización de la flota", dijo el directivo desde Seattle, ciudad donde se sitúan los talleres de ensamblado de Boeing.

Asimismo, la aerolínea dirigida por Andrés Conesa confirmó que el primero de dos nuevos aviones Boeing 777-200 ER le será entregado en un par de semanas.

A partir de abril este aparato empezará su operación para cubrir las rutas hacia Madrid y París, y sustituirá a los B 767 que todavía vuelan hacia estos destinos.

Ambas aeronaves están adquiriéndose con un esquema de arrendamiento con la firma International Lease Finance Corporation (ILFC). El costo de cada unidad oscila entre 176 y 196 millones de dólares.

"La internacionalización y la mejor eficiencia operativa de la aerolínea justifica tener estos modelos de avión", señaló tajante Peña.

Ventajas

Este modelo de avión presenta innovaciones de aerodinámica que le permiten cubrir mayores distancias con el uso de menos combustible.

Además, el diseño del ala permite a la aeronave despegar a máxima capacidad en aeropuertos situados a gran altitud (como es el caso del aeropuerto Benito Juárez en la ciudad de México) y ascender con mayor rapidez hasta la altura de crucero.

¿Y cuáles son los beneficios según los ingenieros expertos?: menor uso de combustible en el despegue y menor mantenimiento en motores por el poco esfuerzo realizado en el ascenso. En otras palabras: música para los oídos de los directivos financieros de la compañía.

También, para finales de 2006, Aeroméxico pretende terminar de renovar su flota y contar con 31 aviones 737-700, además de los dos 777.

Para 2007 también ya hay planes, pese a que la compañía podría estar ya en manos de la iniciativa privada.

Para ese año espera recibir seis aeronaves más, de los que serían otros tres aparatos modelo 737-700 y tres más de los 737-800.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0