aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ordeña de ductos, riesgo de seguridad: Pemex

Noé Cruz Serrano| El Universal
04:00Lunes 02 de febrero de 2015
Francisco Fernndez Lagos, subdirector de Distribucin de Pemex, asegur que tan slo en los primero

EL DATO. Francisco Fernández Lagos, subdirector de Distribución de Pemex, aseguró que tan sólo en los primeros 11 días de 2015, se detectaron 142 tomas clandestinas, es decir, casi 13 por día. (Foto: ESPECIAL )

Petróleos Mexicanos advirtió que la perforación de ductos por parte del crimen organizado registra niveles que ponen en riesgo la seguridad nacional

[email protected]

La perforación de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) por parte del crimen organizado, ya es un problema de seguridad nacional que en 2014 alcanzó la cifra histórica de 4 mil 127 tomas clandestinas.

En promedio, cada dos horas, y a una distancia entre cada una de ellas de 3.5 kilómetros, bandas de delincuentes perforan ductos para extraer de manera ilegal desde gasolinas, diesel, gas, petróleo crudo o petroquímicos, productos que más tarde van a para al mercado negro.

Tan sólo en los primeros 11 días de 2015, se detectaron 142 tomas clandestinas, es decir, casi 13 por día, un promedio incluso por encima del registrado el año pasado.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el Subdirector de Distribución de la empresa productiva subsidiaria de Estado, Pemex Refinación, Francisco Fernández Lagos, dijo que el problema ya registra niveles “que está poniendo en riesgo la seguridad nacional”.

Advirtió que ya trasciende el daño patrimonial y financiero de Pemex, afectando también al negocio de la Franquicia Pemex —gasolineras— y, consecuentemente, el abasto de combustibles a consumidores finales.

Con un mapa señalando los puntos de incidencia, el funcionario reconoce que el crimen organizado está prácticamente en todo el país y en toda la red de ductos, concentrándose en los tramos de Minatitlán-México, Salamanca-Guadalajara, Madero-Cadereyta, Topolobampo-Culiacán y Salamanca-Aguascalientes-Zacatecas.

A partir de 2008, el número de tomas clandestinas aumentó significativamente, al pasar de 296 a 4 mil 127 en 2014 y en 7 años 11 días, el total alcanza la cifra de 11 mil 440.

El atractivo para el crimen organizado radica en que 82% de la producción nacional de combustibles automotores se transporta por ductos y el valor del mercado de gasolinas asciende a 428 mil millones de pesos.

En 2014, el robo de combustibles por las tomas clandestinas ascendió a poco más de 19 mil millones de pesos, que equivalen a 4.4% de las ventas totales de gasolina tipo Magna y Premium.

“Entre importación y lo que se produce en el país, transportamos casi un millón 200 mil barriles diarios de gasolinas, además de otro millón 200 mil barriles de petróleo crudo que llevamos a las 6 refinerías que conforman el Sistema Nacional de Refinación”.

Los números de cierre de 2014 muestran que el problema continúa en ascenso y cada vez resulta más complicado encontrar una solución, pues los delincuentes utilizan ahora herramientas sofisticadas que son más difíciles de desprender de los ductos.

¿En promedio, cuanto tardan en reparar una toma clandestina? Se le preguntó al subdirector de Distribución de Pemex Refinación.

“Hemos adquirido refaccionamiento muy especial; en ocasiones son 6 o 12 horas, pero hoy son cada vez más sofisticados los artefactos que utilizan y a veces dejan piezas soldadas que no nos permiten colocar piezas especiales y como todo se realiza en un ambiente muy explosivo, debemos tener mucho cuidado por nuestros trabajadores.

“Digamos que lo más que nos podemos tardar son 24 horas”.

Esto provoca —indicó el funcionario—, que el tiempo que tarda personal de Pemex en reparar una toma clandestina, sea el mismo en el que se interrumpe el suministro de hidrocarburos (principalmente gasolinas y diesel), a diversos centros de consumo.

Las consecuencias de ello son que “en el tramo del ducto Minatitlán-Puebla-México, si yo opero a un ritmo de 70 mil barriles por día y suspendo su operación por 12 horas, ya no llego con los 70 mil barriles, solamente llego con 35 mil barriles, lo que representa un gran problema de suministro”.

Ductos, necesarios. Otro, “imagínate el ducto de Tuxpan-México por donde transportamos 170 mil barriles por día, para una ciudad que consume 140 mil barriles y si el ducto permanece 24 horas fuera de operación, se nos complica la operación y nos obliga a utilizar el autotanque, que es más costoso”.

Fernández Lagos detalló que la filial tiene que seguir operando los poliductos: no hay forma de como abastecer una ciudad que tenga consumos de 30 o 40 mil barriles diarios.

“Pero se supone que por cada mil barriles de un ciclo completo de distribución tenemos que utilizar 12 autotanques; para una ciudad que consume 40 mil barriles se requieren casi 500 autotanques, lo cual es complicado porque implica más tráfico, riesgo en carreteras y más costos”, advierte el subdirector de distribución de Pemex .

La alta incidencia de tomas clandestinas supone que, en promedio, a una distancia de cada 3.5 kilómetros de la extensa red de tubos de Pemex Refinación (estimada en 14 mil kilómetros) se detecta una perforación ilegal.

En 2008, el número de toma ilegales sumo 296, que en promedio significó que cada perforación se localizaba a 47.2 kilómetros una de otra.

Fernández Lagos detalló que en 2014 el costo de las tomas clandestinas para Pemex fue de 17 mil 420 millones de pesos, por la pérdida de productos.

Además, fue necesario erogar 45.3 millones de pesos en mano de obra para los trabajos de reparación; las composturas costaron 360 millones; el pago por saneamiento de áreas afectadas por derrames fue de 230.9 millones de pesos, y la interrupción de bombeo y transporte costó mil 356 millones.

En total, las pérdidas superaron los 19 mil 417 millones de pesos, según el funcionario.

Realmente ha sido todo un reto para nosotros, destacó Fernández Lagos, “pues además de proporcionar la operación y mantenimientos, ahora hemos dedicado parte de una nuestra organización e infraestructura a reparar y poner en condiciones de operación toda esa infraestructura”.

Adelantó que este mes se presentará una iniciativa de Ley para endurecer las penas para el delito de tomas clandestinas. “Confiamos que se apruebe para reducir este flagelo que sufre el país, Pemex, empresarios gasolineros y el pueblo de México”.

Además, desde 2012 la empresa trabaja en la instalación de un sistema de seguridad física con equipos de alta tecnología para llevar a efecto la vigilancia aérea, terrestre y marina.

Mediante una inversión a ejercer entre 2013 y 2017 de 2 mil 960 millones de pesos, la petrolera busca fortalecer los sistemas de vigilancia de las instalaciones contra cualquier acto interno o externo que ponga en riesgo la integridad física y operacional de instalaciones.

El programa consiste en adquirir sistemas de plataformas aéreas y navales no tripuladas, sistemas de radares electro ópticos, sistemas para vigilancia móvil terrestre, entre otros.

jram



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0