aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ven posible un nuevo ajuste al gasto público

Mario Alberto Verdusco| El Universal
Miércoles 08 de abril de 2015
Avance de 3.3 a 4.3% para el PIB de 2016 que plantea el gobierno es optimista: analistas

[email protected]  

Las perspectivas para el crecimiento económico y de la recaudación de impuestos en el país para 2016 corren el riesgo de no materializarse y provocar un ajuste adicional al gasto de ese año, reconocieron analistas.

La semana pasada, el gobierno federal informó que recortarán 135 mil millones de pesos al presupuesto público del próximo año, con un crecimiento económico de 3.3 a 4.3%.

Para algunos expertos, esta estimación del Producto Interno Bruto (PIB) revela un escenario optimista. Las encuestas de expectativas del Banco de México (Banxico) y Banamex ubican el incremento del PIB en la parte baja de ese pronóstico —3.46 y 3.48% respectivamente—.

Aunado a este crecimiento económico, la dependencia estimó a su vez una recaudación tributaria de 2.2 billones de pesos, lo que implica una captación 10.2% mayor a la que se espera obtener durante 2015.

“Además de que el ajuste al gasto público por 135 mil millones de pesos deberá tener un impacto de entre 0.4 y 0.5% al crecimiento económico, hay una debilidad en el documento de los Pre-Criterios que nos permite pensar que habrá un recorte adicional al presupuesto y es el crecimiento económico optimista para 2016.

“Hacienda estima una expansión de entre 3.3 y 4.3% para ese año y de ahí se derivan los ingresos tributarios que serán una fuente de financiamiento del gobierno. Si ese escenario no se cumple ahí tenemos una debilidad que podría tener más impactos en las finanzas públicas”, dijo el director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz.

Añadió que el escenario económico de México está basado en un crecimiento de Estados Unidos que también parece sobrestimado, ya que se prevé que esa nación alcance tasas no observadas desde 2008.

“La debilidad es que el entorno macroeconómico no se cumpla y que los ingresos tributarios no se alcancen, y que por lo tanto el gobierno no reciba los recursos que proyectó”, añadió.

El director de Estudios Económicos de Scotiabank, Mario Correa, dijo que es necesario saber dónde se efectuarán los recortes al gasto del próximo año para saber el impacto que tendrá sobre el crecimiento del PIB.

No obstante, reconoció que la preocupación también se centra en las expectativas del gobierno sobre la recaudación de impuestos, “ya que con el esquema actual sería difícil alcanzar la cifra que pronostican”.

Dijo que aunque existe el Acuerdo de Certidumbre Tributaria, que genera un compromiso para que el gobierno no haga ninguna modificación fiscal en lo que resta de este sexenio, con las proyecciones que presentó en Pre-Criterios “no se sabe si piensa en nuevos impuestos”.

“Veo un escenario optimista en las estimaciones de recaudación de impuestos. Lo que se plantea no se lograría con las condiciones impositivas actuales, por lo tanto ahí es donde estaría la mayor atención del impacto en las finanzas públicas”, destacó.

La encuesta de expectativas económicas de Banamex no modificó el escenario del PIB de 2016 y se mantuvo en 3.48%, esto pese al recorte al gasto público que deberá realizar el gobierno federal el próximo año.

El economista en jefe de Deustche Bank, Alexis Milo, reconoció que el recorte de 135 mil millones de pesos no tendrá un freno adicional al crecimiento económico.

Sin embargo, también destacó que una preocupación que persistirá en las finanzas públicas es el tema de la deuda, la cual creció seis puntos porcentuales en los últimos dos años.

“La deuda como proporción del PIB creció de 38 a 44% en los últimos dos años. Esto es preocupante, porque si crece a ese ritmo ya no vamos a tener un nivel reducido que era una característica del país”, destacó.

Por ello, consideró que el recorte al gasto público es una buena señal para evitar que los pasivos aumenten, ya que parte del presupuesto se aprobaba de manera inercial sin que mucho de éste se justificara.

El analista del banco Ve por Más, Isaac Velasco, coincidió en que el recorte al gasto público del próximo año no tendrá mayor incidencia en el crecimiento económico y afirmó que en los últimos años éste ha tenido poca incidencia en la evolución del PIB.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0