aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Baja de precios no se nota en economía familiar: analistas

Rubén Migueles Tenorio| El Universal
Martes 10 de febrero de 2015
Deflación de enero se debió a la baja en productos que no son de la canasta básica

[email protected]  

La baja en el nivel de precios (deflación) que se registró en el primer mes del año es sólo un efecto estadístico que no necesariamente se ha reflejado en la economía familiar, en el marco de la cuesta de enero, dijeron expertos.

Ello debido a que parte de los productos que bajaron de precio, como la telefonía de larga distancia, el transporte aéreo o los servicios turísticos, no necesariamente pertenecen a la canasta básica de consumo de la mayoría de hogares, coincidieron.

En enero de 2015, el Índice Nacional de Precios al Consumidor presentó una disminución mensual de 0.09%, lo que se conoce como deflación. Este resultado trajo como consecuencia que la tasa anual de inflación pasara de 4.08% en diciembre a 3.07%, el nivel más bajo desde marzo de 2011, ubicándose dentro del rango objetivo del Banco de México (3%, más-menos un punto porcentual), informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La deflación reportada en enero respecto a diciembre fue resultado fundamentalmente de la eliminación de las tarifas de larga distancia, lo que ya no se refleja en el Índice Nacional de Precios al Consumidor; sin embargo, esto no se tradujo en una reducción del costo telefónico para todos los consumidores, ya que los que cuentan con un paquete o plan siguen pagando la misma renta, explicó Sergio Garduño, analista de Consultores Internacionales.

Las autoridades vendieron la idea de la deflación, pero realmente las familias no lo sintieron en su presupuesto, debido principalmente a los incrementos estacionales en alimentos, en algunos productos importados y el fuerte repunte de las gasolinas, agregó Garduño.

Contrariamente a la baja del Índice Nacional de Precios al Consumidor, la canasta básica presentó un incremento de 0.05% en el primer mes del año, con lo que la variación anual se ubicó en 2.94%. Las bajas de precios no están incorporadas en lo que en realidad le duele o resiente en el bolsillo la mayoría de los consumidores, comentó María Fonseca, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

Entre los productos que aumentaron en enero y que tuvieron mayor incidencia en el nivel de precios destacan: carne de res, pollo, huevo, tomate verde, papa, papaya y el gas doméstico LP, que consume el 68% de los hogares del país, en contra del gas natural, que reportó una baja en enero, pero cuya demanda es mucho menor.

Un reflejo de la difícil situación por la que atraviesan las familias es la débil recuperación de la confianza del consumidor y el alza de la morosidad en las tarjetas de crédito, destacó la especialista del Tec de Monterrey.

Por otra parte, la economía familiar llega muy desgastada en el primer mes del año, luego de las erogaciones que significan las festividades, los regalos y las vacaciones de fin de año, que ahora se han visto agudizadas por la campaña de El Buen Fin, que persuade a los consumidores a adquirir bienes que no necesariamente tenían planeado comprar y que los hace que se endeuden vía los planes de meses sin intereses, comentó el director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo.

Finalmente, el Inegi informó que el índice subyacente, que elimina los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, registró una reducción de 0.03% en enero, ubicando su tasa de variación anual en 2.34%, en tanto que el índice de precios no subyacente descendió 0.27%, alcanzando una tasa anual de 5.34%.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0