aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




"Apostaremos a una audiencia alternativa en mercado de TV"

Rogelio Cárdenas Estandía| El Universal
Martes 17 de marzo de 2015

El empresario asegura que para la nueva cadena de televisión trabajarán en producciones propias y complementando su oferta de programas con las de terceros. (Foto: LEO MORALES. EL UNIVERSAL )

Con licitación hubo transparencia y habrá competencia en el sector, asegura Olegario Vázquez Aldir

[email protected]  

Inovación y flexibilidad son las ventajas que un empresario joven tiene frente a sus competidores, opina Olegario Vázquez Aldir.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el director general de Grupo Empresarial Ángeles dice que hacer un producto similar a Televisa o con menor calidad no es el camino a seguir, más bien, “debemos encontrar un espacio en una televisión distinta, existe y hay que saber construirla”.

Reveló que el financiamiento para invertir en la nueva cadena de TV será con recursos propios aunque tienen algunas líneas bancarias autorizadas a las que acudirán, de ser necesario. Los ingresos publicitarios serán fuente importante de financiamiento junto a la venta de contenidos.

Afirmó también que en este proyecto Grupo Imagen irá solo, es decir sin ningún socio como inversionista.

De la oferta de Radio Centro, grupo que ganó la otra concesión de TV abierta y que superó casi el doble a la de Grupo Imagen, subrayó que valdría la pena conocer su modelo de negocios.

Sobre si le preocupa que Grupo Radio Centro se retire de la licitación, consideró que es un escenario probable; sin embargo, confía que tiene resuelto el financiamiento.

En tres años, la inversión de Grupo Imagen Multimedia para la nueva cadena de TV asciende a 10 mil millones de pesos, ¿Cómo se va a financiar?

—El modelo establece la necesidad de invertir 10 mil millones de pesos para aspirar a tener entre 8% y 12% del mercado; si no invertimos esa cantidad, difícilmente podríamos construir una oferta competitiva a los dos referentes de televisión.

(De esa inversión) 18% se destinará a derechos de explotación; 45%, a montar infraestructura de radiodifusión; 12% a construcción de nuevos foros y equipo de producción, sobre todo para elaborar contenidos de ficción, y el resto son gastos de operación e inversión en contenidos en 36 a 40 meses.

El financiamiento primordialmente será con recursos propios, tenemos algunas líneas bancarias autorizadas a las que pudiéramos recurrir si fuera necesario. Los ingresos publicitarios deben ser fuente importante de financiamiento en los años subsecuentes, así como la venta de contenidos.

¿Tienen planeado hacer alguna oferta pública para recuperar inversión o acceder a mayor capital?

—Es probable que sí. Tenemos que abocarnos a construir este negocio, para probar que tenemos la capacidad de generar ingresos y flujo de efectivo positivo, porque difícilmente, el mercado a través de una oferta pública de acciones comprará si no tienes flujos de efectivo probados.

¿Van con algún socio?

—Vamos solos. Creemos tener la capacidad tanto técnica, por la experiencia construida en los últimos 12 años en el sector de las comunicaciones y en el entretenimiento, así como la capacidad financiera. El grupo tiene un balance sólido, con bajo nivel de apalancamiento que nos permite financiarlo con recursos propios.

¿Qué piensa de que su oferta fue menor a la de Radio Centro?

—Valdría la pena conocer su modelo de negocios, o bien, en mi opinión, tiene que llegar a una participación de mercado superior a 20%, pero eso le va a demandar una inversión mayor a 10 mil millones de pesos en contenidos, que no sé si sea posible, o tal vez el modelo de negocios es distinto. A lo mejor, la apuesta es hacer una oferta muy agresiva y después una contención de costos en contenidos, hacer una televisión más modesta; no calificaría el modelo pues lo desconozco.

¿Le preocupa que Radio Centro diga que en lugar de pagar más de 3 mil millones, pida que se cobre la garantía que dio y que quede una de las cadenas desierta?

—El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dejó claramente establecido que en los 30 días naturales siguientes, que se vencen el 10 de abril, tendríamos que estar contribuyendo con el monto que ambos ofertamos. De no hacerlo el fallo queda sin efectos, de tal suerte que automáticamente estás fuera del proceso licitatorio y con el problema de que te ejecutarían los 415 millones de garantía; ese es un escenario probable sin duda, ahora quiero pensar que quien hizo una oferta de 3 mil millones de pesos tiene resuelto el financiamiento, en su defecto me parecería muy atrevido.

¿Qué opina de la actuación del IFT?

—Me queda decir que el IFT hizo un buen trabajo y me parece que (en este proceso) fue el gran ganador.

¿Ganó México?

—Claro, hay más oferta, habrá más competencia, el gobierno levantó una cantidad muy por encima de lo esperado, ahora, saco esa correlación contra dos cadenas de 830 millones: a una la colocó mil millones por encima de los 800, y a la otra 2 mil 200 millones por encima. Eso trae un superávit sobre el valor mínimo de referencia de 3 mil 200 millones.

El gobierno debe estar contento porque se criticó que Hacienda fijó un precio, el IFT lo bajó y al final los dos postores quedaron por encima, ¿eso le da transparencia?

—Le da transparencia, los dos estuvieron por arriba, parece que salió bien, hay que decirlo con todas las letras.

Tienen calculado lograr al tercer año el punto de equilibrio con retorno de 11%, ¿le preocupa la situación económica del próximo año?

—Todo elemento que nos haga desviarnos financieramente del modelo de negocios que tenemos establecido, impacta la tasa interna de retorno; por lo tanto, en vez de 11%, será de 8% o 7%, y pasará un efecto inverso si el resultado que logramos construir es mayor al que está presupuestado.

En ingresos, dijo que 15% del pastel alcanza para las dos nuevas cadenas, ¿Cómo percibe el entorno publicitario, el cual ha ido a la baja?

—Estoy consciente que el mercado de la publicidad en televisión es maduro, que crece a un dígito y evidentemente el juego tiene que ser, en mi opinión, a través de una estrategia disruptiva, de hacer contenidos distintos, innovadores, creativos, buscando algún fragmento. Estoy convencido de que en México hay espacio para construir 10% de participación de mercado con una audiencia alternativa, si es que vale el término; este es un país constituido prioritariamente por 50% de jóvenes.

¿Este será su público objetivo?

—Sin duda, los jóvenes es un sueño a perseguir. Habrá que hacer un trabajo a detalle, entendiendo que vamos a construir este proyecto en una atmósfera de cambios constantes, en un entorno donde la tecnología juega un papel relevante y donde los hábitos de consumo cambian por segundo.

Tenemos que ser muy claros que el nombre del juego se llama generación de contenidos de valor agregado; por lo tanto, entendemos a la radio, la televisión o al periódico en su versión impresa o digital, como canales de distribución de contenidos.

¿A través de que vía nos vamos a distribuir? Ese es el gran tema, el objetivo es generar contenidos para audiencias muy bien definidas, con empatía. Pueden ser contenidos informativos, deportivos, de entretenimiento y ficción. En esa gama yo genero el contenido y está cambiando por segundo la forma de distribuirlos: por red, por televisión, por radio. El valor agregado está en identificar y conocer las necesidades de esas audiencias, tratar de evolucionar con ellas y entender sus requerimientos y estar a su altura y ser creativos con estrategias disruptivas.

Es un reto enorme, no es un asunto fácil ni menor, pero confío en que podemos hacer un buen trabajo y consolidar una cadena de televisión referente en México.

¿Cuándo tendrán el mix de programación que ofertará su cadena?

—Va de la mano con el apagón analógico previsto para diciembre de 2015, y vislumbro que pudiéramos estar en posibilidades de transmitir a partir de enero de 2016. Estos meses que nos quedan estaremos trabajando en el concepto, el proyecto, la programación, el tipo de contenidos, la parte técnica, valorar las mejores alternativas tecnológicas; tenemos el tiempo en contra, pero en enero podemos lanzar esta cadena.

¿Le preocupa que no se cumpla con el plazo del apagón?

—Sin duda, es muy relevante para que la penetración de la televisión digital tenga éxito y se dé como está prevista, o en su defecto estaríamos en desventaja con otros oferentes.

¿Utilizará a los actuales productores de contenidos o creará propios? ¿Buscará nuevas producciones? ¿Será una oferta diferente?

—Tiene que ser una oferta diferente. Con Canal 28 hicimos grandes inversiones, no las que hubiéramos querido porque la capacidad de comercializar esos productos estaba limitada por la cobertura geográfica. No teniendo esa limitante, con 123 estaciones y pudiendo redifundir por todo el país para alcanzar 106 millones 302 mil televidentes potenciales, como establecimos en la licitación, se abren posibilidades de manera importante.

En el futuro tenemos que hacer lo mismo que ahora, trabajar en producciones propias y complementarlas con las de terceros, porque eso nos da frescura, nuevas ideas, nos ayudará a sentir lo que el mercado pudiera demandarnos como producto televisivo. Lo mismo pasa con el talento.

¿Tomarán personal de Televisa y TV Azteca, que por años han formado el talento y técnicos?

—Sin duda Televisa y Azteca han formado mucho talento, pero México es un país que tiene muchísimo talento y creatividad. A veces podemos confundirnos entre un artista que es altamente conocido y uno talentoso aunque no sea tan conocido. Si realmente apostamos a ser un proyecto de largo alcance necesitamos hacer un mix, a lo mejor echamos mano hoy para iniciar de gente que tiene talento y experiencia y que es reconocida, y vamos haciendo un traslape con gente que es muy talentosa pero no tan conocida y que preparemos. Crear talento es de los grandes retos que estará a prueba.

Para cumplir el plazo de inicio de transmisiones, ¿utilizará infraestructura de Televisa?

—Es posible que sí, lo estamos valorando, no tenemos una definición tomada pero es una posibilidad que fijan las leyes de telecomunicaciones y estamos en proceso de valoración, no sabemos si es alternativa para nosotros.

¿En cuánto tiempo cree que pudiera lograr la cobertura total?

—Tenemos de 3 a 5 años y creo que lo vamos a lograr en 3 años, pero dependerá qué tanto puede anticiparse. Anticipar la cobertura sería señal inequívoca de que el desempeño del plan de negocios está por encima de lo previsto y dependerá en gran medida de eso.

¿Está interesado en brindar otros servicios?

—Podría, aunque en este momento no lo tenemos contemplado, estamos enfocados a la generación de contenidos, pudiera darse en un futuro, no lo sé, porque esto es dinámico, la tecnología nos hace cambiar de opinión día a día, pero ahora no lo contemplamos.

¿Transmitirá también por internet sus contenidos, además de la parte digital?

—Sí, creo que los contenidos una vez asumido el costo de producirlos, hay que tratar de rentabilizarlos al máximo. Una vez cubierta nuestra necesidad primaria de utilizar nuestros contenidos para alimentar nuestra propia pantalla hay que tratar de que se exporten para que puedan ser vistos por audiencias de habla hispana en otros mercados, puedan servir también para otras plataformas de televisión y generemos ingresos adicionales.

¿Hay un abanico de oportunidades con la multiprogramación?

—Absolutamente, la multiprogramación es un gran reto y una ventaja interesante; ahí viene otro tema que puede ser sujeto a debate: por un lado, el crecimiento de la televisión de paga en México, pero por otro habrá un aumento de la televisión abierta gratuita en los hogares mexicanos.

Si Televisa tiene tres redes nacionales y Azteca dos, son cinco, y habrá dos nuevas cadenas y puedes multiprogramar esas siete estaciones, digamos por cuatro, hablamos de que habrá 28 nuevas señales de televisión.

La gran pregunta es si esas 28 nuevas señales que pueden llevar contenidos distintos, al ser gratuitos, podrían constituir un elemento que reduzca un poco la velocidad de penetración de la televisión de paga.

¿Cuál será el sello de Olegario Vázquez Raña y Olegario Vázquez Aldir en la televisión mexicana?

—Creo que le atañe a la sociedad, después de unos años que estemos al aire calificarlo. Lo que a mí me gustaría es que la gente validara que tuvimos la capacidad de hacer una televisión distinta, que aportamos una alternativa, que sumó contenidos diferentes y que logramos una televisión que fuese mucho más incluyente con la gente. Hoy hay plataformas y tecnologías que lo permiten, una televisión más direccional y me encantaría que esa pudiera ser nuestra aportación.

¿Qué ventaja le da frente a sus competidores ser un empresario joven, que ha hecho televisión y que entrará a otra escala?

—Tiene que ser la innovación, la flexibilidad. Hay por ahí algo que utilizó con frecuencia, no es siempre el más grande el que derrota al pequeño, es el más rápido, en muchas de las ocasiones, el que derrota al más lento; por lo tanto, tenemos que estar muy claros de cuáles son nuestras ventajas competitivas y debilidades.

Después de un buen análisis FODA (el cual tiene como objetivo identificar y analizar las fortalezas y debilidades de una institución u organización, así como también las oportunidades), una de nuestras debilidades es que Televisa tiene mayor capacidad de producir contenidos, (pero) creo que hacer un producto similar o con menor calidad, no debiera ser un camino a seguir; probablemente lo que hagamos no sea del interés de Televisa, entonces cuando inicie la competencia, en este momento la veo como una competencia con nosotros mismos. Estamos llamados a encontrar ese espacio en una televisión distinta, creo que existe y hay que saber cómo construirla.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0