aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ven a HIGA socio incómodo en la IP

Sara Cantera| El Universal
04:13Lunes 29 de diciembre de 2014
Uno de los hospitales del Estado de Mxico cuya construccin fue adjudicada al Grupo Higa bajo el es

OBRA. Uno de los hospitales del Estado de México cuya construcción fue adjudicada al Grupo Higa bajo el esquema de Proyecto de Prestación de Servicios. Su costo fue calculado en 7 mil 38 millones de pesos.. (Foto: ARCHIVO. EL UNIVERSAL )

Expertos consideran que podría ocasionar la suspensión de algunos proyectos ya licitados a empresas con las que colabora

[email protected]  

Analistas consideran que el Grupo Higa se ha convertido en un socio incómodo para algunas de las empresas con las que participa en diversos proyectos de infraestructura.

Higa trabaja en sociedad con compañías como Grupo ICA, Prodemex, Constructora y Edificadora Gia, GHP Infraestructura Mexicana y los futuros constructores del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

Los expertos mencionan que la participación de Higa podría ocasionar a las compañías la suspensión de algunos proyectos ya licitados, como ocurrió con el Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, u ocasionar una situación similar con el Acueducto de Monterrey VI.

El director general de la firma de análisis y consultoría, MetAnálisis, Gerardo Copca, opina que los “rumores” en torno al Grupo Higa juegan en contra de las empresas, sobre todo de las que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores.

“El principal veneno para el mercado accionario es la incertidumbre, y los rumores que juegan en contra de una compañía son nocivos para las acciones”.

En su opinión, los comentarios que se han presentado en torno al Grupo y los relacionados con la construcción del Acueducto de Monterrey, en donde ICA es su socio, deben tener un efecto sobre esta última empresa.

Luego de la revocación de la licitación para la construcción del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, el pasado 6 de noviembre donde la subsidiaria del Grupo Higa, Constructora Teya, iba asociada con China Railway Construction Corporation y las mexicanas Prodemex, Constructora y Edificadora Gia y GHP Infraestructura Mexicana, comenzaron las suspicacias sobre por qué había ganado otras licitaciones.

Vale la pena mencionar que este grupo, del empresario Juan Armando Hinojosa Cantú, comenzó a ser señalado por haber sido favorecido con contratos de obra pública durante el gobierno de Enrique Peña Nieto en el Estado de México, así como con obras recientes como el Acueducto de Monterrey VI y la remodelación del hangar presidencial en el aeropuerto de la Ciudad de México.

Con relación al Acueducto de Monterrey, organizaciones civiles y el Congreso de Nuevo León buscan que la licitación sea revocada. De ser así, la constructora ICA sería una de las afectadas, pues tendría que buscar otro socio o absorber la parte de la inversión de Grupo Higa.

Al respecto, la analista de Invex Grupo Financiero, Ana Hernández, comentó que ICA sostuvo una reunión con expertos de varias casas de bolsa y les planteó tres escenarios en el caso de la obra de Nuevo León.

Uno, el pesimista, contempla que el gobierno de Nuevo León cancela la obra, —aunque en ese caso se le tendría que pagar una compensación a ICA porque ya tienen firmado el contrato—, dice la analista de Invex.

Otro escenario es el retiro de Higa del proyecto, con lo cual se buscaría otra constructora, y el tercero ICA absorbería la participación de 37.5% de Grupo Higa y quedaría con 75% en la construcción del Acueducto en Nuevo León.

Hernández menciona que “que al estar con una empresa que actualmente tiene mucho ruido alrededor de ella va a limitar la capacidad de ICA para ganar proyectos relevantes” y agrega que “la afectación que vemos es porque todos estos escándalos van a provocar un retraso en la asignación de proyectos”.

Es decir, “ya se atrasaron en asignar el tren México-Querétaro y van a retrasar el Aeropuerto, carreteras y otros proyectos que están contemplados en el Programa Nacional de Infraestructura por no estar sacando a tiempo lo que deberían”.

Acueducto en Nuevo León, en riesgo

El 17 de diciembre pasado, las organizaciones ciudadanas Reforestación Extrema, Vértebra, la Academia Nacional de Arquitectura, la Unión Neolonesa de Padres de Familia y Agua para Todos, presentaron un amparo ante el Poder Judicial de la Federación para suspender la construcción del Acueducto de Monterrey VI.

Pidieron que se restituya el proceso de consulta pública, pues consideran que la obra no es necesaria y que es costosa.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el presidente de Reforestación Extrema, Cosijoopii Montero, dijo que Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, creó una escasez artificial de agua para justificar la construcción del acueducto cuando se pudieron hacer proyectos menos costosos para almacenar agua de lluvia.

“Primero, no es un proyecto que se necesite, y además es extremadamente costoso que va a comprometer, por mucho, temas ambientales”.

Explica que el exceso de agua que existe, lejos de ser un elemento para asegurarla en tiempos de sequía, se convierte en un factor para destruir las ciudades.

Y cuestiona: “¿dónde está toda el agua de la tormenta tropical Alex? Con las lluvias que se han presentado desde 2010 hasta la fecha, de haberse dado una buena gestión del agua y de haber invertido en infraestructura para almacenarla, tendríamos asegurados muchos años de abastecimiento”, explicó Montero.

El presidente de Reforestación Extrema reconoce que sí se necesita la infraestructura para almacenar más líquido, pero no necesariamente tiene que ser un acueducto, podría ser una presa o un programa para reducir el consumo de agua en los hogares de Monterrey.

Por su parte, el diputado panista, Francisco Luis Treviño, destaca que con esta obra se estarían pagando 155 millones de pesos mensuales para llevar agua del Río Pánuco en Veracruz a Monterrey.

“Es un proyecto ambientalmente inviable. En ninguna parte del mundo traspasan agua de una cuenca a otra y menos cuando no se necesita.

“En el área metropolitana de Monterrey no hay necesidad de un proyecto de este tipo (...) Y encima una de las empresas ganadoras es del Grupo Higa”.

El legislador panista acusa que se están favoreciendo a los amigos del presidente Peña Nieto, “pero pareciera que al gobernador de Nuevo León no le importa”.

Recuerda que hubo un concurso para licitar la obra, “pero pareciera que fue dirigido para que ganara sólo un grupo de empresas donde él (Juan Armando Hinojosa Cantú) estaba metido”, subrayó Treviño, a EL UNIVERSAL.

Además, comentó que el Congreso de Nuevo León ya solicitó la creación de una comisión especial que investigue un posible tráfico de influencias en la designación del contrato del Acueducto de Monterrey, el cual tendrá un costo de 47 mil millones de pesos pagaderos a 27 años.

Por su parte, la firma MetAnálisis considera que ICA necesita mayor número de proyectos y en el caso de OHL existen rumores de que no pudieran ganar más licitaciones, pero eso aún no puede confirmarse.

¿Dejar fuera a Higa?

La participación de diversas empresas constructoras en un sólo grupo, fue una opción que se ha contemplado para el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México... solo que sin Constructora Teya.

Al menos así lo dejaron ver algunas compañías que integran el llamado consorcio a inicios de diciembre (entre las que se encuentra Grupo Carso, ICA, Marhnos, Prodemex, Pinfra, Coconal, Tradeco y La Peninsular).

Al menos un par de ellas comenzaron a analizar la separación de Constructora Teya, filial de Grupo Higa, del proyecto del nuevo aeropuerto para evitar cualquier conflicto de interés.

Los otros contratos

Constructora Teya también obtuvo el contrato para remodelar el hangar presidencial por el que recibirá 945 mdp y que requiere ser adaptados para albergar al nuevo avión del presidente Enrique Peña Nieto, el Boeing 787 Dreamliner.

Recientemente, Grupo Higa se ha encontrado en el “ojo del huracán”, luego de que se diera a conocer que financió la construcción de la ‘Casa Blanca’, de Angélica Rivera, esposa del Presidente, así como la casa del secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, en Malinalco, Estado de México.

Hace dos semanas, se dijo que el gobierno de Puebla asignó el contrato para construir el Museo Internacional del Barroco a La Peninsular Compañía Constructora, del Grupo Hermes, según información de The Wall Street Journal.

Entre las empresas que forman el consorcio está Concretos y Obra Civil del Pacífico, (filial de Higa), Promotora de Cultura Yaxché y Operadora y Administración Técnica Sociedad Anónima.

El Museo tendrá un costo de mil 390 millones de pesos, de los cuales, Banobras pondrá 500 millones a través del Fondo Nacional de Infraestructura.

María José Montiel, consultora del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), subraya que los retrasos en la conclusión de obras públicas y una mala gestión de las licitaciones afecta a los ciudadanos y a las finanzas públicas al generar sobrecostos.

“En el caso de cualquier obra que se retrase, el problema es que en las finanzas públicas siempre habrá disponibilidad presupuestaria porque son obras que ya se planearon, se proyectaron y están previstas. Como ciudadanos, las obras llegan mucho más tarde y como se retrasan se pagan intereses a los contratistas, se tienen que hacer ajustes de costos de los precios originales y eso eleva el costo de la obra”, explicó María José Montiel, del IMCO.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0