aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Contra informalidad, el RIF ve claroscuros

Mario Alberto Verdusco| El Universal
Martes 28 de octubre de 2014
Según datos del Inegi, el nuevo régimen fiscal ha reducido el problema, pero todavía se reportan alzas en algunos estados

[email protected]  

Aunque el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) ha logrado disminuir los niveles de informalidad en el país, en algunas estados, principalmente los de menor desarrollo, el problema no ha cedido e incluso ha crecido.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la tasa de informalidad laboral de México pasó de 58.8% al cierre de 2013 a 57.8% al primer semestre de 2014, es decir, que de 29.5 millones de personas que estaban en actividades no formales la cifra bajó a 28.7 millones.

Sin embargo, estos beneficios generados por el RIF no fueron generales, ya que Guerrero, Chiapas, Colima, Querétaro, Tlaxcala, Veracruz y Campeche presentan hoy día un nivel de informalidad superior al que tenían antes de la entrada del nuevo esquema fiscal para contribuyentes.

Guerrero, entidad con uno de los mayores índices de pobreza, registró una tasa de informalidad laboral de 77.7% al cierre de 2013, y para el primer semestre de este año creció a 79.6%.

Eso significa que en Guerrero hay 60 mil personas más con actividades informales hoy en día que las registradas previo a la entrada del RIF.

Situación similar registró Chiapas, otra entidad con bajo índice de desarrollo, que cerró con una tasa de informalidad laboral de 78.5% el año pasado y ahora se ubica en 79.6%.

Con excepción de Colima y Querétaro, el resto de los estados donde subió la informalidad enfrentan un gran desafío, pues prácticamente la población ocupada en ese sector representa dos terceras partes, por solo una que se encuentra en el ámbito formal.

Tabasco, Quintana Roo, Sinaloa, San Luis Potosí, Yucatán, Chihuahua e Hidalgo muestran mejoría, aunque ésta ha sido marginal y por debajo del promedio nacional.

El subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher, aseguró que durante los primeros meses del año se observó una disminución en la cifra de informalidad tras la entrada del RIF, y añadió que incluso se ubica en los niveles mínimos históricos de este indicador.

En su más reciente comparecencia ante el Senado, el funcionario comentó que hay 4 millones 280 mil personas registradas en el RIF, de las cuales 780 mil no formaban parte del anterior régimen.

No obstante, reconoció que la informalidad en el país aún es alta y consideró que una de las críticas más importantes que han recibido desde la entrada en vigor del RIF es la falta de información sobre el esquema.

“En ese sentido, el Servicio de Administración Tributaria debe seguir un proceso muy intensivo para dar una mayor difusión y orientación al contribuyente sobre el RIF”, dijo.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz, detalló que la heterogeneidad de la economía mexicana es la que explica que la informalidad persista en algunos estados pese a los mecanismos que emplea el gobierno federal para su combate.

“Donde podemos observar que hay una mayor complejidad para incorporar a los trabajadores a la formalidad es en aquellas entidades donde existe una mayor presión social, pobreza y desigualdad.

“Es difícil rastrear los negocios en entidades como Chiapas o Guerrero, pues en su mayoría se trata de unidades económicas muy pequeñas o donde no hay infraestructura suficiente para darlas de alta”, detalló.

El director general de Inteligencia Pública, Marco Cancino, explicó que sí hay entidades donde persisten elevadas tasas de informalidad y que no ha disminuido el problema pese a la entrada en vigor del RIF.

“Son entidades con debilidad institucional en aspectos administrativos y fiscales, y esta se ve reflejada en la alta informalidad que prevalece”.

Los analistas consideraron que mientras las autoridades tampoco hagan un mayor esfuerzo por demostrar el uso del pago eficiente de los impuestos la gente continuará reacia a contribuir y por ello preferirá mantenerse en la economía informal.

Por ello, consideraron fundamental que las autoridades locales hagan un gasto público de mayor calidad con el fin de evidenciar los beneficios de estar en la economía formal.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0