aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Construirá Pemex nuevos poliductos

Noé Cruz Serrano| El Universal
Lunes 22 de septiembre de 2014
Construir Pemex nuevos poliductos

PREVISIÓN. La construcción de poliductos busca consolidar el abasto de combustibles a las Franquicias Pemex ante la fuerte competencia que se avecina. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

La red actual ya presenta saturación, por lo que debe ampliarse, argumenta

[email protected]  

Petróleos Mexicanos (Pemex) retomará, solo o a través de terceros, la construcción de poliductos para transportar gasolinas, diesel y turbosina que había abandonado desde hace 20 años.

Con inversiones millonarias, la empresa productiva del Estado se prepara para consolidar el abasto de combustibles a las gasolineras de la Franquicia Pemex y así competir con las empresas extranjeras que llegarán al país a partir de 2018, así como resolver problemas de saturación en ductos.

Información obtenida por EL UNIVERSAL revela que “debido a la limitada asignación de recursos de inversión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), los proyectos de construcción de nueva infraestructura en Sistemas de Transporte por Ducto se han diferido por varias décadas, por lo que actualmente se presenta un cierto grado de saturación en sus principales sistemas de suministro”.

Pemex Refinación realizó el Análisis de infraestructura requerida para el suministro nacional de petrolíferos 2014–2028, y detectó que los pronósticos en las demandas de destilados en la zona Centro, Norte y Sureste llevarán a niveles críticos el abasto y distribución, por lo que se requiere incrementar la capacidad de transporte de esta red.

La Secretaría de Energía señala que entre 2014 y 2027 el parque vehicular a gasolinas crecerá 66.5%, al pasar de 28.4 millones de unidades a 47.4 millones.

Las regiones Noroeste y Sur-Sureste serán las que más crezcan: 79.4% y 74.3%, mientras que la zona Centro y la Noreste aumentarán 54.5% y 55.9%, respectivamente.

En el estudio, se plantea la necesidad de analizar diferentes opciones de importación de productos para incrementar la capacidad de suministro al país, a fin de aumentar la oferta de gasolinas, por lo que en los próximos años es factible que la participación de las importaciones en las ventas nacionales sea superior a 50%.

Para el caso del diesel, se espera un déficit menor que el de gasolinas, por lo que la construcción de nueva infraestructura para el sistema de transporte por ductos incrementará su oferta disponible generando excedentes.

El proyecto más avanzado y en virtud de que la zona Centro–Bajío del país tiene la más alta tasa de crecimiento en la demanda de productos destilados, gasolinas y diesel, debido a las ciudades de su zona de influencia (estados de México, Distrito Federal, Hidalgo, Tlaxcala, Morelos, Querétaro, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí, Jalisco y Michoacán), es la construcción del poliducto de 18 pulgadas Tula-Salamanca.

Actualmente, los requerimientos de abastecimiento de combustibles de la región se cubren con la producción de la refinería de Tula y Salamanca, y con productos de importación, detalla el administrador del proyecto y gerente de Transporte por Ducto de Pemex Refinación, Salvador Tijerina Aguilar.

Sin embargo, según la información obtenida, la infraestructura utilizada para el transporte, almacenamiento y distribución en Terminales y Ductos “continúa prácticamente siendo la misma desde hace varias décadas, por lo que presenta un cierto grado de saturación en sus principales sistemas de suministro”.

El diagnóstico realizado a esta zona arrojó que las terminales de almacenamiento tienen tan sólo dos días de autonomía, lo que significa que en caso de presentarse un problema o siniestro que se prolongue por tres días, como la saturación de terminales marítimas o con riesgos de cierre por mal tiempo, estancamiento en la capacidad de producción de refinerías o saturación de los poliductos de la zona centro, estas terminales no tendrán capacidad para atender la demanda, con el consecuente desabasto que ello conlleva.

Este proyecto tendrá un costo de 5 mil 330 millones de pesos y servirá para reducir los costos de operación en transporte para el Sistema Nacional de Refinación, lo que supone sacar de circulación un número importante de autos tanque e incrementar el suministro vía ductos, que es el medio de transporte más eficiente y económico.

Actualmente, la longitud total de la red de transporte por ductos para cubrir la demanda de petrolíferos es de 14 mil 182 kilómetros, la cual se ha mantenido sin cambios desde 1994.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0