aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Dime cómo duermes... y te diré quién eres

Cristina Salmerón| El Universal
Lunes 28 de enero de 2008
Dime cmo duermes... y te dir quin eres

Los investigadores afirman que un buen método para conocer la verdadera forma de ser de una persona, es observar cómo duerme. (Foto: Archivo/EL UNIVERSAL )

Las posiciones que uno adopta al descansar revelan mucho de la personalidad; conoce más de ti mismo con este estudio

[email protected]

El cuerpo es una poderosa herramienta de comunicación. La forma en que nos sentamos, como hablamos, nuestro modo de mover las manos o las miradas que dirigimos a los demás dicen, en numerosas ocasiones, más que nuestras propias palabras.

Se han elaborado múltiples estudios sobre el lenguaje corporal cuando estamos despiertos, pero ¿ocurre lo mismo cuando dormimos?

Los autores de esta investigación, de la que informó la BBC, afirman que un buen método para conocer la verdadera forma de ser de una persona, es observar cómo duerme.

El encargado de dicho estudio, el profesor Chris Idzikowski, director del Servicio de Consejo y Asesoramiento para el Sueño, analizó seis posiciones típicas para dormir y comprobó que cada una de ellas guarda relación con un tipo de personalidad.

A partir de este análisis, realizado a mil personas, se calcula que son seis las posiciones y cada una está relacionada con un determinado tipo de carácter. Aquí les presentamos las seis y las características de cada una con respecto a la personalidad del individuo.

FETAL

Adoptada por la mayoría (41% de la población). Esta forma de dormir podría asociarse a gente apocada o débil, ya que la colocación del cuerpo sugiere ternura y necesidad maternal.

Es una posición propia de los que pretenden comunicar una gran fortaleza y energía de cara al exterior. Es decir, esconden su sensibilidad tras una coraza de autoconfianza.

Tip: Quien duerme de esta forma necesita una almohada alta para evitar molestias cervicales.

TRONCO

Esta posición es utilizada por 15% de las personas del estudio. Los que duermen así se recuestan sobre uno de sus lados y dejan caer los brazos, pegados a lo largo del cuerpo.

Los ‘troncos’ son, por lo general, muy abiertos y sociables. Su personalidad les lleva a formar parte de diversos grupos, en los que se integran con facilidad y donde llegan a demostrar, en ocasiones, capacidad de liderazgo y convocatoria. Sin embargo, su fe en los demás puede hacerles un tanto ingenuos.

Tip: Estas personas deberán variar la postura a lo largo de la noche para facilitar el flujo sanguíneo a todo el cuerpo.

NOSTÁLGICO

El 13% de la población estudiada duerme con la postura que consiste en dormir de lado con los brazos extendidos hacia el frente, en ángulo recto con el cuerpo.

El carácter de estas personas es parecido a los que duermen como los ‘troncos’. También son sociables, abiertos y con tendencia a la integración. Pero la credulidad de los ‘troncos’ se convierte en suspicacia en los ‘nostálgicos’. Incluso pueden llegar a ser sarcásticos y cínicos, dependiendo de la situación.

Esa percepción crítica de la realidad les impide aceptar con facilidad las ideas ajenas, aunque las respeten, y pueden resultar bastante obstinados.

Tip: Para aquellos que descansan en esta postura es aconsejable que varíen de posición a lo largo de la noche, ya que pueden tener problemas cardiovasculares y rechinar de dientes.

SOLDADO

En esta pose se duerme con la espalda totalmente estirada y los brazos pegados al cuerpo. Lo hace 8% de la población.

Éstos suelen ser introvertidos y generalmente muy reservados. No les suelen gustar los grupos y huyen del ruido, el caos y los tumultos. En su vida diaria, suelen guiarse por unas normas muy estrictas que siempre cumplen a rajatabla y que, sin darse cuenta, intentan imponer a su entorno. La rutina no sólo no les asusta, sino que es su mejor aliada.

Tip: La postura del ‘soldado’ puede dar lugar a problemas respiratorios y es poco recomendable en el caso de personas obesas. Además, provoca fuertes ronquidos.

CAÍDA LIBRE

No muy frecuente, tan sólo la emplea 7% de la población. Consiste en tumbarse cabeza abajo y extender los brazos alrededor de la almohada, con la cabeza a un lado.

La principal característica de estas personas es el nerviosismo. Suelen ser muy inquietas, dinámicas y les cuesta conciliar el sueño.

Su nerviosismo les suele llevar a realizar alguna que otra imprudencia por la falta de previsión. Un dato a tener en cuenta es que no soportan la crítica.

Tip: Esta pose suele ocasionar problemas cervicales.

ESTRELLA DE MAR

Adoptada por 5% de las personas. Son aquellos que se tumban sobre la espalda con los brazos estirados hacia arriba, rodeando la almohada.

Suelen ser personas altruistas, con buenos sentimientos y generosidad suficiente como para atender a los de alrededor, lo que les permite hacer amigos rápidamente, pero no les gusta nada el protagonismo. Esta postura no es apropiada para las personas obesas o con problemas respiratorios.

Tip: Puede provocar interrupciones del sueño y ronquidos.



Ver más @Univ_Estilos
comentarios
0