aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ineficacia de gobierno alimenta autodefensa

Juan Cervantes / Corresponsal | El Universal
Domingo 20 de enero de 2013
Ineficacia de gobierno alimenta autodefensa

VIGILANCIA. Luego que fueron instalados retenes ciudadanos en Ayutla, hicieron lo propio en Tecoanapa, San Marcos y Cruz Grande, que ya involucran a más de 800 pobladores en la Policía Comunitaria. (Foto: ALEJANDRINO GONZÁLEZ NOTIMEX )

Legisladores de Guerrero avalan acciones ciudadanas; mandatario rechaza que haya estado fallido

[email protected]

CHILPANCINGO.-En La Montaña de Guerrero sus pobladores consideran un pecado ser pobres. Pero al látigo de la miseria se sumó la violencia del crimen organizado. Por eso, cuando surgieron las primeras policías comunitarias la sentencia fue: “El movimiento de autodefensa vino para quedarse”.

Al menos así lo previó el dirigente de la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido.

La Policía Comunitaria nació el 15 de octubre de 1995 en la comunidad de Santa Cruz del Rincón, del municipio de Malinaltepec, de la región de la Montaña de Tlapa, una de las más pobres del estado.

El dirigente de la UPOEG sostiene que la Policía Comunitaria es un recurso extremo de autodefensa ciudadana. Se conformó ante los abusos de que eran víctimas por parte de policías judiciales estatales —hoy ministeriales—, los constantes asaltos, secuestros, asesinatos y violaciones de mujeres, por parte de grupos criminales que operaban en la región.

A 17 años, la situación no ha cambiado para ellos. Al contrario, ahora el acoso de la delincuencia dio pie a un nuevo fenómeno, el de los desplazados.

Bruno Plácido indica que las primeras policías comunitarias se formaron con los hombres más honestos, en principio, de las comunidades del municipio de Malinaltepec, posteriormente en Metlatónoc y San Luis Acatlán, donde tienen su sede la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y la Casa de Justicia Comunitaria (CJC), donde los detenidos son juzgados conforme a los usos y costumbres de los pueblos indígenas, “para reeducarlos”.

El líder la UPOEG asegura que la autodefensa se aplica en más de 100 poblaciones de Guerrero, con un número superior a los mil elementos. Se formaron ante el riesgo y zozobra en que vivían los habitantes de los municipios mencionados, que al trasladarse hacia sus lugares de origen “siempre llevábamos el Jesús en la boca para no ser asaltados, secuestrados, asesinados o que nuestras mujeres o nuestras hijas fueran violadas”.

Plácido indica que a partir de que comenzaron a dar buenos resultados las policías comunitarias de Malinaltepec, Metlatónoc y San Luis Acatlán, siguieron su ejemplo las comunidades de los municipios de Huamuxtitlán, Cualac, Xochihuehuetlán y Olinalá, de la región de la Montaña de Tlapa, porque sufrían el mismo acoso por parte de uniformados y grupos del llamado crimen organizado.

También se crearon policías comunitarias en los municipios de Azoyú, Marquelia y Ayutla, en la Costa Chica de Guerrero, donde funcionan 70 corporaciones.

La auto defensa se extiende

Bruno Plácido Valerio, quien es la cabeza de la reacción ciudadana ante una nueva amenaza a su tranquilidad, representada por la delincuencia, expresa: “Este es un movimiento, una lucha del pueblo, no es un capricho. Son bienvenidos los que quieran defender su seguridad”.

Los primeros ciudadanos en tomar el ejemplo de la autodefensa fueron los habitantes del municipio de Olinalá, en la región de la Montaña Tlapaneca, donde en agosto de 2012 decidieron instalar retenes a las cinco entradas de esa población para defenderse de presuntos integrantes del crimen organizado.

La medida fue seguida por habitantes de Huamuxtitlán y Cuaslac, por lo que el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, pidió el apoyo del Ejército y de la Marina para brindar seguridad a los pobladores de Olinalá. El 5 de noviembre de 2012 arribaron 34 marinos y 60 militares a esa población, pero tres días después cientos de ciudadanos en asamblea acordaron quitar los retenes, pero mantener su exigencia de que se les reconozca la creación de su Policía Comunitaria.

El Consejo de Supervisión y Vigilancia advirtió con levantarse en armas si el gobierno decidía desarmar a los ciudadanos que mantenían la vigilancia hasta esa fecha, ante el temor de que regresara el grupo delincuencial que fue expulsado el 27 de agosto de 2012, y también informaron contar con el apoyo de las 65 comunidades de su municipio.

El 1 de diciembre pasado, en la comunidad de Temalacatzingo, del municipio de Olinalá, más de 15 mil habitantes de 30 comunidades de la parte Alta de la Montaña de Tlapa crearon su Policía Ciudadana y Popular, esto ante la violación de sus derechos humanos por parte del Ejército y corporaciones policíacas.

El levantamiento en armas vía creación de las policías comunitarias en esas 30 poblaciones nahuas fue, comentó el líder de la autodefensa, como la lucha guerrillera de Lucio Cabañas. “Es un buen ejemplo de que el pueblo puede y sabe organizarse para luchar por su libertad, los derechos y la vida, aun cuando la manera de defender la dignidad y la vida se pague con la vida misma”.

“Mejores que Operativo Guerrero Seguro”

El 5 de este enero surgió un movimiento ciudadano de autodefensa en contra de grupos delincuenciales en Ayutla, cabecera municipal del municipio del mismo nombre en la Costa Chica, esto luego de rescatar a Alberto García, comisario municipal de la comunidad de Rancho Nuevo, del municipio de Tecoanapa, que había sido secuestrado. Esto originó que cientos de ciudadanos se encapucharan e instalaran retenes de revisión

Uno de los encapuchados que ayudó a rescatar al comisario comenta que fueron detenidos varios individuos y dio a conocer que desde que fueron instalados los puestos de revisión van 44 personas arrestadas que supuestamente pertenecen al crimen organizado. Explica que sus acciones son más efectivas que lo realizado por el Operativo Guerrero Seguro.

El elemento de la Policía Comunitaria advierte que el movimiento “no les va a dar paz ni reposo a los delincuentes que nos habían robado la tranquilidad, ahora va a ser ‘ojo por ojo, diente por diente’, porque ellos —los presuntos sicarios— también son seres humanos y tienen familias, los tenemos ubicados y si no se componen, vamos a ir contra sus familias para que vean lo que se siente”.

Buscan evitar se reproduzca caso

Pese a las declaraciones de políticos en el sentido de que ante el surgimiento de grupos de ciudadanos en actitud de autodefensa, que puede llevar a un estallido social, el gobernador Ángel Aguirre descarta que por esa situación haya una estado fallido, pero sí reconoció que “si no se abate la pobreza se extenderá el caso de Ayutla”.

Aseguró que su gobierno respalda ese tipo de acciones por parte de los ciudadanos, pero que su obligación es mantener el Estado de Derecho, por se prepara una iniciativa de ley para el reconocimiento de la Policía Comunitaria para que se regulen sus actividades.

Al respecto, el ombusdman de Guerrero, Juan Alarcón, dijo que el viernes pasado le fue negada la visita a los 44 detenidos en un cuartel ubicado en Ayutla, por parte de la UOPEG y la Asamblea Popular, para verificar su estado y recibir alguna denuncia.

El presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, el perredista Bernardo Ortega, considera que la autodefensa es más efectiva que el Guerrero Seguro, porque “en unos días agarraron a muchos delincuentes, y mientras no se garantice la seguridad, no habrá de otra”.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0