aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Estudiantes desarrollan un autobús ecológico

Juan José Arreola/Corresponsal| El Universal
Lunes 31 de octubre de 2011
Estudiantes desarrollan un autobs ecolgico

PROYECTO. El minibús tiene capacidad para 18 personas sentadas, es ergonómico, funciona con biodiesel reciclado y corre a una velocidad de 90 kilómetros por hora. (Foto: )

Alumnos de la UAQ exponen transporte que reduce 30% la emisión de gases de efecto invernadero

[email protected]

QUERÉTARO

Estudiantes de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) construyeron, haciendo uso de sus propios recursos, un prototipo de minibús que utiliza biodiesel, es ecológico y elaborado con material reciclado, además de que reduce aproximadamente 30% la emisión de gases con efecto invernadero.

El minibús fue desarrollado por un grupo de 15 alumnos y docentes de diversas facultades, entre ellas, la de Bellas Artes y la de Ingeniería campus San Juan del Río, además de las carreras de electromecánica, diseño industrial y mecatrónica.

Aun cuando el presupuesto asignado fue de 800 mil pesos, a la fecha han empleado sólo 50% de estos recursos, ya que no se ha incurrido en gastos de mano de obra o energías. Falta solamente terminar el frente y la parte trasera del vehículo.

El minibús tiene capacidad para 18 personas sentadas, es ergonómico, funciona con biodiesel reciclado y corre a una velocidad de alrededor de 90 kilómetros por hora.

El director del proyecto y catedrático de la Facultad de Ingeniería, Juan Primo Benítez Rangel, explicó que se necesitaba un camión para transportar a los estudiantes y catedráticos a los diferentes campus, por lo que se planteó la idea de diseñar y construir un camión propio.

Una vez terminado en 100% —lo que calcularon será en un lapso de dos meses más— el minibús se convertirá en un camión laboratorio, donde los estudiantes podrán realizar prácticas de áreas electromecánicas, como la suspensión, la transmisión, la dirección, el diseño de interiores, entre otras.

Un proyecto con éxito

El otro paso será presentarlo a compañías automotrices, ya que “se trata de un diseño innovador que considera las necesidades humanas y a diferencia del transporte importado, este minibús está adaptado al usuario mexicano”, dijo Marcela Pérez Moreno, estudiante de noveno semestre de la licenciatura en Diseño Industrial.

“Al principio estábamos un poco incrédulos respecto al proyecto, pero con el impulso y el apoyo correcto, lo hemos logrado. Tuvo que haber un cambio de mentalidad en los estudiantes que participamos en el proyecto”, describió la alumna Pérez Moreno.

El minibús se encuentra en exhibición en el Centro Cultural y Educativo Manuel Gómez Morín de la capital del estado, como parte de la Exposición de Ciencia y tecnología de Querétaro (Expocyteq) que anualmente se realiza, donde los estudiantes de primaria y secundaria pueden asistir para que se les detalle su funcionamiento.

El director del proyecto comentó que a partir de que se realizó el diseño del minibús se han derivado varias líneas de investigación.

Citó, como ejemplo, la tesis de un alumno de maestría que está orientada al área de emisiones, con la finalidad de probar que efectivamente se estén reduciendo los contaminantes. “Él está diseñando los sensores para medir el nivel de los contaminantes”.

“En la parte de electrónica se está desarrollando, en el campus de San Juan del Río de la UAQ, todo lo que se requiere en este aspecto”, puntualizó Juan Primo Benítez.

Elaborar biodiesel, el reto

El inconveniente que enfrenta este prototipo es que el biodiesel que emplea es más costoso que el diesel que se expende en las estaciones de gasolina.

“Por desgracia es ligeramente más caro el biodiesel; el diesel convencional anda alrededor de los 9.90 el litro y el biodiesel debe de andar sobre los 12.50 por litro, aunque la ventaja es que se pueden mezclar”, sostuvo el investigador de la UAQ.

Por ese motivo es que el principal reto es el de elaborar su propio biodiesel, con la finalidad de empezar a reducir los costos.

“Para producirlo —explicó el universitario— tendría que hacerse varias plantas. Una para la extracción del aceite de la planta oleaginosa, que es básicamente una molienda muy fina, pues lo que extraemos a la planta es una gota. Después se tiene que hacer una pequeña planta de refinación y aún cuando es complicado, tenemos las facultades que lo pueden hacer”.

El académico explicó que la idea es producirlo a partir de la planta conocida como Higuerilla o Jatropa; sin embargo, es factible conseguir el biodiesel de aceite de cocina reciclado, por ejemplo, de las empresas dedicadas a la elaboración de frituras. Hay una compañía en Querétaro que lo acopia y refina, produciendo el biodiesel que requiere el motor del camión prototipo, el que se adaptó por los universitarios para consumir este material.

“No sé de alguna otra universidad que haya realizado un proyecto de este tipo, pues no se piensa mucho en el transporte. Estamos abriendo un campo laboral con la construcción del minibús, ya que en México no hay empresas de diseño automotriz, sólo de ensamble”, refirió Mauricio Martínez, estudiante del segundo semestre de la carrera de Ingeniería en Electromecánica y participante en el proyecto.



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0