aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El agua subió más de 4 m en Ojinaga

Redacción| El Universal
Jueves 18 de septiembre de 2008
Muestra el video

Video: Ojinaga bajo el agua.

Autoridades estiman pérdidas millonarias por inundaciones

OJINAGA, Chih.— Más de 100 viviendas y alrededor de 150 locales comerciales inundados, mil 500 personas evacuadas y pérdidas millonarias al mantenerse cerrado el puente internacional que comunica a esta localidad con Presidio, Texas, es el saldo que dejó el desbordamiento del río Conchos, lo que ocasionó que el agua llegara hasta la zona residencial de esta frontera y subiera hasta más de cuatro metros de altura.

Según informó el coordinador estatal de la Unidad de Protección Civil, Isaac Olivas, hasta el momento no se presentan decesos, debido a que 365 familias fueron desalojadas de sus viviendas desde el sábado pasado.

Las colonias Fronteriza, Progreso, Magisterial y Río Bravo están completamente devastadas, todas las casas quedaron cubiertas por el agua. Lo mismo que las instalaciones de la aduana, escuelas, restaurantes, talleres, clínicas y otros negocios.

La zona permanece vigilada para evitar accidentes y actos de rapiña. El Ejército y las policías estatal y municipal realizan patrullajes constantes, ya que varios residentes han sido sorprendidos al intentar ingresar a sus domicilios para rescatar algunos bienes.

Olivas dijo que se mantiene la alerta, debido a que río arriba continúan las lluvias y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) aún desfoga la presa El Granero, de la que parte el agua que reventó el dique.

“No sabemos hasta cuando se mantenga esta situación; el agua ha bajado casi un metro de nivel, pero en cualquier momento puede volver a subir”, señaló.

Del otro lado de la frontera, en Presidio, comenzó a inundarse el campo de golf y una escuela preparatoria cercana al río Bravo, el cual se une al Conchos en ese sector. Toda la zona sur de la ciudad se mantiene lista para ser evacuada, cientos de familias han hecho maletas y reforzado puertas y ventanas por si es necesario salir de emergencia.

Los tres albergues que se habilitaron desde hace 10 días se mantienen al tope de alojamiento y, además, dan servicio de comedor a 100 personas.

En el agua es frecuente ver víboras, arañas y tortugas que fueron arrastradas, por lo que rescatistas extreman precauciones para evitar picaduras. (Con información de Luis Cano, corresponsal)

 

 



Ver más @Univ_Estados
comentarios
0