aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




William Levy, un amante a la medida

Fernando Figueroa| El Universal
Sábado 14 de noviembre de 2009
William Levy, un amante a la medida

. (Foto: CLASOS )

Dice Willyam Levy que durante un año no hará telenovelas. Quiere otras cosas que lo hagan crecer artísticamente: una mini serie para la pantalla chica, una película mexicana, la concreción de un proyecto en Hollywood y producir una película acerca de tráfico humano

[email protected]

Dice Willyam Levy que durante un año no hará telenovelas. Quiere otras cosas que lo hagan crecer artísticamente: una mini serie para la pantalla chica, una película mexicana, la concreción de un proyecto en Hollywood y producir una película acerca de tráfico humano.

Mientras son peras o manzanas, Levy ensaya Un amante a la medida, de Ray Cooney, que el 16 de noviembre inicia gira nacional en Morelia, tocando el DF el 21 de noviembre, en el teatro Venustiano Carranza. Lo acompañan Alicia Machado, Alexis Ayala, Fernando Carrillo y Lorena Velázquez, entre otros.

También espera con ansia el inminente estreno de Planeta 51, película de dibujos animados en la que prestó su voz al personaje Chuk, un astronauta que descubre vida lejos de la Tierra. Se enorgullece de haber hecho ese trabajo con agilidad, “en día y medio”.

El actor considera Un amante a la medida como su debut en teatro, aunque antes había trabajado durante dos semanas en la comedia La nena tiene tumbao, en Puerto Rico. Afirma que le “gusta hacer reír a la gente porque en el mundo hay demasiados problemas”.

 

Pelota de piedra y tela

Aunque la vida artística le ha dado grandes satisfacciones, su gran pasión juvenil fue el beisbol. Cada vez que ve un jugo de Grandes Ligas, piensa que podría estar en el terreno de juego. Comenta que en Miami llegó a estar becado por su buen nivel como jardinero central, pero el modelaje cambió su destino. Aprendió a jugar ese deporte en la calle, cuando era niño y aún vivía en Cuba. “Nuestra pelota era una piedra envuelta en calcetines, y le pegábamos con un palo”.

Cuando tenía 14 años, estuvo a punto de huir de la isla: “Ya teníamos un bote para irnos. Son cosas locas porque no piensas en el peligro. Yo veía a mi abuelita y me dolía dejarla. Afortunadamente nos llegó la salida oficial de mi padrastro, que fue preso político”.

Recuerda escenas fuertes: “En el 94, Fidel abrió las fronteras y dejó que la gente se fuera en bote, balsa, flotando o nadando. Todos los días aparecían personas muertas en la orilla. A mí me tocó ver muertos flotando. Yo era muy curioso y los vi en Cojimar, que es el punto más cercano entre Cuba y EU”.

Se abstiene de opinar de Fidel Castro, pero considera que “no es justo que le den el mismo pan a un ingeniero que trabaja todo el día y al que no hace nada o al que roba”. Cree que “debe haber libertad para que consigas lo que quieras a base de luchar y luchar”.

Le encantaría producir “una historia de alguien muy cercano a mí que salió de Cuba. Algo similar a La misma luna, pero en este caso alguien que paga una lancha a México y luego el pasaje a la frontera (con EU); es el problema del contrabando humano”.

En mayo pasado, Levy contó a KIOSKO que forma parte del proyecto de Gene Mottola para filmar Life in the Fastline. Aún no se concreta nada, pero ya tiene el guión y adelanta un poco acerca de la trama: “Es un ladrón de autos por pedido, y se filmaría en varios lugares desérticos de Estados Unidos”.

Se niega a dar detalles de una serie de televisión que iniciaría grabaciones en enero, “si hay acuerdo”. También se muestra hermético respecto a “una comedia romántica que inicia rodaje en marzo del año próximo”.

 

Un papá a todo dar

No cree que la paternidad sea el papel más difícil que le ha tocado enfrentar sino “el más hermoso; yo doy la vida por mi hijo”. Tengo un tío que fue como mi padre y me enseñó a ser un hombre”.

 

 

 

 



Ver más @Univ_espect
comentarios
0