aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




‘Dos amigos’ prestan su voz para cinta del ‘007’

Gustavo Silva G| El Universal
Miércoles 22 de octubre de 2008
Los mexicanos están más que presentes en la nueva película de James Bond, Quantum of Solace: no sólo Joaquín Cosío encarna al villano general Medrano y Jesús Ochoa a su brazo derecho, también aparecen los reconocidos cineastas Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón

[email protected]

Los mexicanos están más que presentes en la nueva película de James Bond, Quantum of Solace: no sólo Joaquín Cosío encarna al villano general Medrano y Jesús Ochoa a su brazo derecho, también aparecen los reconocidos cineastas Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón.

Los dos últimos no actúan, pero prestan sus voces a diversos personajes incidentales como un piloto de helicóptero, un policía y a varios latinos, pues se involucra al ejército boliviano.

El director de la película, Marc Foster, comenta que mantiene una buena relación con todos los mexicanos.

“En el caso de Guillermo (El laberinto del fauno) hizo muchas voces, como las de unos latinos que asisten a una fiesta; también es la voz de uno de los policías que disparan, y Alfonso (Niños del hombre) lo hace con el piloto de helicóptero”, indica Marc, en la mesa redonda realizada en el Hotel Four Seasons, en Beverly Hills, para promocionar la cinta que se estrena en México el 14 de noviembre.

“Sí me gustaría trabajar con ellos nuevamente (Del Toro y Cuarón), pero no creo que sea posible codirigiendo o algo así, porque más bien un director tiene que dirigir solo; no saldría algo positivo de eso”, menciona mientras ríe.

Daniel Craig (James Bond) y Olga Kurylenko (la chica Bond), hablan maravillas de los mexicanos. Si bien no tuvieron réplica en sus actuaciones, ya que la interacción entre ellos fue como a unos 40 metros, para el actor británico, el hecho de trabajar con Cosío fue una “maravilla”. “Son fantásticos. Por cierto, charlamos mucho y hasta nos tomamos unos tequilas juntos”, externa en voz baja y luego ríe.

La ucraniana Kurilenko es quien más fascinada quedó con Cosío y Ochoa. Al llegar a la entrevista luce seria, pero al responder sobre los mexicanos, inmediatamente sonríe y hasta enfatiza que todavía espera el e-mail que ambos prometieron escribirle.

“¡Oh, Joaquín. Lo amo! Fue una gran experiencia. Todo el tiempo nos la pasábamos juntos. Es divertido porque hace a una persona villana en la película pero él es una gran persona, muy agradable, en la vida real.

“Se supone que nos debemos odiar uno al otro, pero en la realidad nos adoramos. Y a Jesús, lo adoro; es muy dulce y parece que no lo es”, recuerda Olga, quien dice que le gustaría visitar el Diatrito Federal.

 



Ver más @Univ_espect
comentarios
0