aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Lista para ser villana

Julio Quijano| El Universal
Sábado 26 de julio de 2008
Lucero dice que la fama y el glamour no son para siempre

[email protected]

Lucero entiende que a veces estás arriba y otras abajo. Y que en esta ocasión, en la nueva telenovela de Nicandro Diaz De pura sangre, su crédito no puede ir por encima del de Silvia Navarro, flamante nueva adquisición de Televisa.

“No todo en la vida es dinero, no todo es material ni todo es glamour; eso es pasajero. Las cosas caen por su propio peso y todos los seres humanos tendemos a la decadencia natural con los años. Además, yo estoy muy segura de mi trayectoria, y aunque podría parecer muy pronto, mis 30 años de trabajo me hacen pensar en que estoy cerca de avanzar hacia otro tipo de créditos, como el de primera actriz.”

Precisamente, la primera frase de esta declaración ha sido la mayor enseñanza que ha inculcado en sus hijos, José Manuel y Lucero: “No todo en la vida es glamour”.

Narra que a veces José Manuel ve en la tele a sus padres, pero no le concede demasiada importancia: “Nosotros le explicamos que somos artistas, que nos dedicamos a cantar y actuar y por eso salimos en los medios. Pero creo que ninguno de los dos está muy consciente de lo que eso significa. No les preocupa la fama”.

La cantante lo señala como una virtud familiar: “Mijares y yo siempre nos hemos ocupado de que la vida cotidiana sea independiente de nuestra carrera; los niños van a la escuela, tienen sus amigos, procuramos dedicarles tiempo y, cuando es tiempo de vacaciones, detenemos todo y nos vamos juntos a divertirnos”.

Precisamente ahora, Lucero y familia están de vacaciones. La entrevista se realizó, por tanto, vía telefónica, interrumpida de vez en cuando por la voz de Manuel que se empeñaba en preguntarle algo a su mamá. Y en cada ocasión, Lucero se disculpó un momento para atenderlo.

A causa de las vacaciones, es que Lucero no ha firmado el contrato con Televisa para la telenovela Pura sangre.

Además de esta nueva etapa como antagonista, Lucero está en pleno trabajo de artista independiente luego de que rompiera relaciones con su disquera. Esta experiencia, dice, ha sido benéfica: “Mucha gente puede pensar: “Que mala onda, fue un oso” pero si tu te sientes bien con los resultados siempre será bueno que sigas. Nunca me he arrepentido de nada, nunca he querido borrar algo de mi currículum”.

Y eso la lleva a pensar en sus hijos: “Muchos se quejan del paso del tiempo, yo me siento feliz por tener la edad que tengo. No quiero fama ni glamour, quiero ser capaz de solucionar preguntas para mis hijos”.



Ver más @Univ_espect
comentarios
0