aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Suicidios por la muerte de Valentino

J. F. ZÚÑIGA| El Universal
Viernes 16 de junio de 2006
La desaparición del galán de moda en la déc ada de los 20 provocó varios suicidios . En el cine y el teatro se vivía una fuerte censura y el Papa Benedicto XV aconsejaba a las damas vestir ropas más conservadoras

La noticia sorprende: Rodolfo Valentino ha muerto. Las informaciones cablegráficas desde Nueva York, fechadas el 15 de septiembre de 1926, se suceden unas tras otras. La desaparición del mito erótico encarnado en el actor italiano produjo gran impacto. Hoy, prácticamente no he querido salir de la redacción para estar atento a los hechos.

Nuestro diario había publicado, con oportunidad, todo lo relacionado a la controvertida vida del protagonista de Los cuatro jinetes del Apocalipsis, La dama de las camelias, Más fuerte que su amor, Sangre y arena y El hijo del sheik, como sus presuntos o reales romances con Vilma Banky y Pola Negri, que apasionaron a las legiones de fans en todo el mundo, pero especialmente en EU.

Los médicos le dictaminaron, desde su llegada al hospital, fuerte úlcera gástrica, sin embargo su acta de defunción precisa que su fallecimiento se debió a una peritonitis, tras una inútil operación quirúrgica.

Su deceso ha despertado, leo en las informaciones cablegráficas, una histeria colectiva que se ha ido acrecentando. Se espera que las escenas de la paranoia de sus miles de admiradoras crezca durante las honras fúnebres y su sepelio.

Ha habido varios suicidios por la muerte de Valentino, pero no sólo de mujeres, sino inclusive se acota que el mozo de un ascensor también se quitó la vida por la muerte del actor. Ha habido varios heridos, entre las 200 mil personas que se arremolinan para ver el cadáver del astro fílmico.

El cine, el teatro, la censura y el Vaticano

Pero la vida sigue, y en los 20, años de postguerra, no todo es Rodolfo Valentino. Aunque la incipiente farándula no monopoliza la atención de la gente, sí suceden cosas interesantes y nuestro viaje al pasado exige exponer el panorama que se está viviendo aquí ahora, pues hemos estado muy activos: Silvestre Monnard, da a conocer en su columna El Teatro del Silencio, dedicada al cine, que el actor y productor estadounidense William S. Hart ofrece 15 mil dólares a los mexicanos por un argumento que le permita hacer "una buena película" en tierra azteca.

Por su parte, a los que no les calienta el sol son los empresarios teatrales, debido a la censura implantada al teatro, que será instrumentada por don Santiago J. Sierra, nombrado por las autoridades capitalinas para tal efecto.

Otros que también protestan por la censura, calificándola de anticonstitucional, son los productores y los realizadores de películas mexicanas. Sobre todo, les molesta que Venustiano Carranza exija censurar todos los filmes, previos a su rodaje. Mientras tanto, EU impone condiciones y se inicia nuevo orden mundial.

Nuestro corresponsal en Los Ángeles, California, ha enviado hasta la redacción una carta del popular actor Antonio Moreno, quien solicitasu publicación.

En ella dice que no es cierto, como afirmó nuestro propio corresponsal, que tenga las manos grandes,y niega que se haya naturalizado ciudadano estadounidense. Quedó servido, claro está, al tiempo que en Italia, Mussolini llega al poder y Pancho Villa es asesinado en México.

Vaya sorpresa que nos llevamos, al enterarnos de que el actual Papa Benedicto XV -no confundirse con Benedicto XVI - censura acremente las modas femeninas de estos "alegres" años 20, considera que los vestidos son totalmente inadecuados. Insiste en que se use ropa moral y recatada, asimismo, que las mujeres no deben adornarse tanto, porque "lo más hermoso es la modestia".

No hay duda, son otros tiempos, aunque en nuestro país cobran auge las carpas y los teatros de revista con Celia Montalbán como la reina de los espectáculos. Pero sin duda los años 20 escandalizan.

El corresponsal de EL UNIVERSAL en Los Ángeles, tuvo la fortuna de conocer y entrevistar a Max Linder, cómico incomparable del cine mudo. Nuestro enviado tuvo que hacer un corto tiempo antesala, sumido, prácticamente, en un sillón de cuero, mordiendo una colilla de cigarro, "mientras mi corazón rebotaba con una velocidad estupenda".

Detalla que Max apareció en el dintel de la puerta, con las manos en los bolsillos del pantalón, vestido con un impecable "flux" de corte francés,

"Max Linder , el auténtico, el único, me dio la bienvenida".

"¿Quiere usted entrevistarme?", le preguntó el actor.

"Hágalo, ahora estoy a sus órdenes. Contestaré todas sus preguntas, sin el menor recelo". Y lo hizo, claro, cuando los mexicanos vivimos ya el inicio del auge cultural.

Por último, conozca usted lo que el famosísimo realizador Cécil B. de Mille comentó en torno a los besos en el cine con motivo de su película Los asuntos de Anatolio que él quería titular Los cinco besos.

El filme lo protagonizan Gloria Swanson, Wanda Hawley y Elliot Dexter. De Mille tuvo que cambiar el nombre de su cinta por la fuerte discusión que se produjo en el estudio en torno al título inicial.

"Yo creo -dice el cineasta- que se necesitan no menos de cinco besos para llegar a ser un hombre completo". ¿Será?, muchos, actualmente, no están de acuerdo con el realizador. En contraste, José León Toral cumple con su destino y asesina a Álvaro Obregón.

Los 20, por lo visto, lo leído y lo constatado, no han sido tan alegres. Al acercarse el final de la década se está precipitando una crisis económica: 1929, la gran depresión en Estados Unidos, que presagia un caos financiero mundial. Lo que nos espera en los 30 será la gran depresión ahora a nivel mundial, a las puertas de la Guerra Civil Española, como preámbulo de la Segunda Guerra Mundial. Aún así, no debemos ser tan pesimistas.

Comentarios: [email protected]



Ver más @Univ_espect
comentarios
0