aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cines chiquitos pero atractivos

César Huerta Ortiz| El Universal
00:10Domingo 05 de octubre de 2014
Hasta 60 mil espectadores en un ao ha registrado el Cine Tonal, ubicado en la colonia Roma y que t

TEMPORADA. Hasta 60 mil espectadores en un año ha registrado el Cine Tonalá, ubicado en la colonia Roma y que tiene también bar y restaurante. (Foto: CÉSAR HUERTA / EL UNIVERSAL )

En México hay otra alternativa a los cines comerciales: 300 salas independientes o cineclubes que ofrecen filmografía nacional, de arte y muestras internacionales


[email protected]

Poco se conocen pero en México, de cada 100 pantallas de cine, cinco pertenecen a salas independientes o cineclubes que ofertan un programación alterna (de cine nacional, de arte o de festivales internacionales y muestras) a la filmografía comercial.

No se tiene una censo absoluto, ya que algunos funcionan con pocos recursos, espacios de proyección elementales y una exigua programación pero según el Anuario Estadístico 2013 del Instituto Mexicano de Cinematografía, hay 300 cines independientes y cineclubes, siendo el Distrito Federal, Morelos y Oaxaca las entidades más prolíficas.

En la capital mexicana hay 127, con la delegación Cuauhtémoc aportando la mayor cantidad con 40. Morelos cuenta con 22 y Oaxaca registra 21. Con menor número de salas se encuentran Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Chihuahua e Hidalgo.

El Cine Tonalá en la colonia Roma del DF es un caso exitoso.

Con una sala para capacidad de 100 personas, han llegado a tener hasta 60 mil asistentes en un año.

En general, los cines y cineclubes tienen un costo promedio de boleto de 40 pesos y tienen una capacidad entre las 40 y 50 butacas.

 

Por el cine mexicano

"Somos una segunda opción para las películas (después de su lanzamiento en grandes cadenas), programamos seis películas al mes", dice Gina Cobos, directora de programación de Cinenautas, ubicado en el centro de Coyoacán.

Los cineclubes y salas de arte son un concepto para denominar a los sitios alternativos a la exhibición comercial y que revisan no sólo los títulos clásicos de la cinematografía mundial, sino también cintas poco convencionales o que permanecieron muy poco tiempo en cartelera.

En ellos, títulos nacionales recientes como el documental Quebranto, las ficciones Halley y Un mundo secreto han tenido salida. Y títulos más viejos como Cilantro y perejil (1998), todavía
se programan.

"Se ha quintuplicado la presencia de cine mexicano desde la administración anterior (de 2006 a 2012) y en ese sentido ha ayudado a crear públicos y que las películas se vean", considera Cristina Prado, directora de promoción de Imcine.

La gran mayoría de estos lugares tienen filiación o dependencia con instituciones educativas, fundaciones culturales, organizaciones de la sociedad civil y grupos sindicales con variada infraestructura.

Actualmente, se informa en el Anuario, en todas las entidades federativas mexicanas funciona cuando menos uno.

De acuerdo con Prado, en 2013 los títulos más solicitados fueron el documental Cuates de Australia, así como los dedicados a la migración, como Norteado.

"También son muy solicitados los cortos infantiles que se han hecho y de cine de diversidad sexual, es una temática que es muy requerida", comenta la funcionaria.



Ver más @Univ_espect
comentarios
0