aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Secuestrado por “Chapo” Guzmán

César Huerta| El Universal
Miércoles 15 de agosto de 2012
Secuestrado por Chapo Guzmn

“LA JAULA DE ORO”. En su reciente película, donde también actúa, González interpreta al jefe de un grupo de maleantes que maltrata a los migrantes centroamericanos. (Foto: TANYA GUERRERO EL UNIVERSAL )

César González, quien es gerente de locaciones, cuenta su aventura

[email protected]

En mayo de 2009, César González entró a un restaurante de Durango para comer, cuando a los pocos minutos una voz firme lo puso alerta: “¡Señores, ya llegamos!, ¡pueden pedir lo que quieran, pero nada de cámaras y celulares!”.

A unos cuantos metros, Joaquín Guzmán Loera, alías El Chapo, considerado uno de los narcotraficantes más peligrosos de México, se sentaba con su gente a comer.

Durante dos horas González estuvo ahí. ¿Miedo? Por supuesto, dice. Y mucho.

“¿Qué tal si llegaba el Ejército u otra cosa? Y obvio, nadie podía salirse antes que ellos”, recuerda.

Al final, nada pasó. César González mantuvo la calma hasta que El Chapo se marchó.

Tan pronto pudo, regresó al rodaje de Chicogrande, película dirigida por Felipe Cazals, en la que fungió como gerente de locaciones.

En otra ocasión, con el mismo cargo, pero ahora con Sin nombre, producida por Gael García y Diego Luna, se enfrentó a una turba frente a un panteón.

“¡Aquí me huele a Canoa!”, le dijo el productor Gerardo Barrera, recordando lo ocurrido en los 60 en Puebla, cuando un pueblo linchó a estudiantes acusados de querer acabar con el cura del lugar.

La gente de Naucalpan, estado de México, deseaba saber qué iban a hacer con el dinero pagado.

González pidió a su asistente cerrar con llave y enfrentó al grupo explicándoles que tenía permiso.

Al final se sumó a la turba y pidió la presencia del responsable, para que no hubiera malentendidos con el dinero pagado.

“Ser gerente de locaciones es el que más riesgos tiene, porque es el primero en llegar a tierra de nadie”, exclama César.

El cargo se ocupa en cine y televisión para encontrar los mejores lugares para filmar, pensando en el bien de la historia. Es un trabajo que, dependiendo del proyecto, significa meses fuera de casa.

La jaula de oro, su más reciente filme (producido por Machete, Año bisiesto), sobre migrantes cruzando México, lo tuvo desde octubre pasado viviendo con el resto del crew.

“La paga no alcanza para vivir”, dice sin detallar la misma, pero explicando que la producción le da comida y casa.

“Por eso hago proyectos largos, porque puedo ahorrar por un tiempo y así me mantengo cuando no tengo película; también dirijo teatro”, agrega.

Primero, bailarín

González ha trabajado en telenovelas como La vida en el espejo y cintas como La vida precoz y breve de Sabina Rivas, de Luis Mandoki, cuyo estreno se daría a fin de año.

En la primera, un día, fue narcotizado para que durmiera y así le fuera robado el dinero con el que pagaría a los extras.

“Y yo quería ser bailarín de danza clásica”, cuenta divertido César, chilango de 43 años.

Sus pinitos fueron en el teatro escolar, llegando a montar obras como Las moscas de Jean Paul Sartre, hasta que un día conoció al actor cubano Vicente Revuelta, quien le abrió el mundo del cine.

En 1994 arrancó esa carrera y de ahí tuvo pequeñas actuaciones en los filmes De ida y vuelta e Y tu mamá también. En esta última es uno de los hombres que Los charolastras de encuentran en la playa.

Pero siempre, dice, fue un vago. Así que eso le permitió conocer México y un día alguien le invitó a ser gerente de locaciones.

“Cuando joven vendía aretes, collares de hippie, por toda la República. Cuando me dan un guión, como que se transforma en lugares que crees pueden servir y ya luego se va con el director”.



Ver más @Univ_espect
comentarios
0