aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alejandra Barrales

Apuesta ALDF al respeto y dignidad de las personas

Senadora de la República por el PRD www.alejandrabarrales.org.mx ...

Más de Alejandra Barrales



ARTÍCULOS ANTERIORES


    Ver más artículos

    04 de enero de 2011

    [email protected]

    La intolerancia y la incomprensión, una vez más, se apoderó de algunos integrantes de la Iglesia católica. Resulta difícil de aceptar que no entiendan que vivimos en un estado laico y no reconozcan que esta ciudad es de vanguardia, donde se aprueban leyes que buscan, ante todo, el respeto a los derechos humanos y la dignidad de las personas.

    Al llamar “talibanes laicistas” a las autoridades del Distrito Federal y a los diputados de la Asamblea Legislativa por impulsar leyes de avanzada, lo único que hacen es evidenciar su necedad, pues algunos de sus argumentos son poco congruentes y alejados de la realidad.

    Algunas leyes y reformas impulsadas desde la Asamblea Legislativa, como el matrimonio entre personas del mismo sexo, la maternidad subrogada o la interrupción legal del embarazo antes de las 12 semanas de gestación, responden a una realidad social y han ayudado a preservar la vida y a la familia, contrario a lo que muchos de ellos piensan.

    La tarea de hacer leyes obliga a pensar en la justicia, en la libertad y en la propia felicidad como un valor.

    Por eso, es injusto que algunos acusen a esta Asamblea de ser la enemiga de la familia, de aprobar leyes inmorales y de no respetar la vida humana. Nada más falso.

    Al contrario, hemos sido los primeros en reconocer las nuevas realidades que hoy conforman las familias en todo nuestro país y, por eso, hemos trabajado en iniciativas que apoyen a todos los sectores de la sociedad.

    ¿Acaso no es un derecho amar a quien uno quiera? ¿Vivir con alguien que uno desee?

    En la Asamblea aprobamos los matrimonios entre personas del mismo sexo porque nadie debe ser perseguido o excluido por sus preferencias sexuales y debe ser tratado con dignidad. De no ser cierta esta realidad, entonces preguntaría: ¿por qué han formalizado su relación 528 parejas? Apenas hace nueve meses fue aprobada esta reforma y han acudido al Regis tro Civil 276 parejas de hombres y 252 de mujeres. En el caso de la despenalización del aborto antes de las 12 semanas de gestación, esta acción ha salvado la vida de muchas mujeres, pues los abortos clandestinos van a la baja y ahora tienen una opción. Incluso muchas deciden tener a sus hijos.

    Y qué decir de las mujeres que están imposibilitadas para tener hijos. Con la Ley de Gestación Subrogada para el Distrito Federal, la Asamblea hace un reconocimiento a sus derechos a la salud sexual y reproductiva porque permite ejercer su maternidad de una manera informada y libre, a través del préstamo de un útero, sin fines de lucro.

    Esto es importante para cientos de parejas, pues una de cada cinco mujeres presenta problemas de infertilidad, convirtiéndose en una de las cinco principales enfermedades a nivel nacional. Bajo esta triste realidad, ¿se vale quedarse cruzado de brazos?

    En esta Legislatura nosotros también hemos aprobado diversas reformas legales para apoyar a los jóvenes y a las mujeres.

    Estamos impulsando becas para que los estudiantes de nivel medio superior continúen sus estudios; las mujeres que son golpeadas tendrán una mayor protección porque las denuncias se seguirán por oficio; las sanciones son más severas contra aquellos que practican la pornografía infantil y se crea la Defensoría de los Derechos de la Infancia en el DF.

    Por eso insisto: en el Distrito Federal estamos siendo muy respetuosos de la vida, de los derechos humanos, de la libertad a decidir y de la dignidad de las personas.

    Que bueno que ellos, los que califican de “talibanes laicistas” a los diputados de la Asamblea Legislativa y a las autoridades del Distrito Federal, se puedan manifestar en contra, porque ellos saben que tienen la seguridad de que no serán perseguidos, pues están en una ciudad de avanzada, abierta al diálogo y a la crítica.

    Sígueme en Twitter: @Ale_BarralesM

     

     



    ARTÍCULO ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.