aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Ana María Salazar

Estado reprobado…

Especialista en temas relacionados con derecho internacional, seguridad nacional, cooperación antinarcóticos, reformas judiciales y conciliac ...

Más de Ana María Salazar



ARTÍCULOS ANTERIORES


    Ver más artículos

    16 de enero de 2009

    Hace casi un año, durante una conversación con un reconocido economista estadounidense, él me preguntó si pensaba que México estaba en vías de convertirse en un Estado fallido. Me sorprendió su pregunta porque, aunque México en ese momento enfrentaba serios retos en el ámbito de seguridad pública, mis consideraciones como analista eran que había suficientes instituciones (excepto las que administran justicia) que garantizarían el camino de México hacia la transición y por lo tanto la democracia mexicana no correría peligro.

    El economista me señalaba que una de las características de un Estado fallido es la inhabilidad para proveer un crecimiento económico generalizado que garantice el empleo y una manutención que satisfaga las necesidades básicas de la población, desarrollo que se obtendría a partir de la reducción de la inequidad. Batista me explicaba que si México no lleva a cabo importantes reformas estructurales en el ámbito laboral y económico, incentivando la creación de empleo, además de buscar mayor competitividad con nuevas industrias, el statu quo podría llevar al país a ser un Estado fallido en algunos años.

    El éxodo masivo de la clase media y de “cerebros” por falta de oportunidades, aunado al importante declive en la capacidad económica de la población, es otra característica de un Estado en vías de ser fallido, situación que en México se agudizará ante la crisis.

    Meses después almorcé con el líder de una de las cámaras industriales del país y me expresó su preocupación ante la posible ingobernabilidad que generan la inseguridad y la crisis económica, además de la irresponsabilidad de la clase política. Aunque yo argumentaba que la crisis política de 2006 se había superado, dicho empresario me hizo reflexionar sobre los factores que impedirían a Andrés Manuel López Obrador continuar con la creación de un ambiente propicio para la zozobra y la violencia social, tomando en cuenta que las protestas sociales violentas de gran magnitud y frecuencia constituyen otra característica de los estados en vías de ser fallidos.

    El año pasado no sólo vimos las narcoejecuciones de más de 5 mil personas; también hubo un atentado directo a la sociedad en la plaza de Morelia que se encontraba repleta de familias celebrando el Grito.

    Antes de finalizar el año, el Departamento de Justicia de EU publicó un reporte en el que identifica a grupos del crimen organizado de todo el mundo, y los que representan la amenaza más importante para la seguridad de EU son los grupos provenientes de México.

    Esta semana hubo reacciones de rechazo por parte del gobierno de México y de algunos analistas ante un reporte militar del Comando de Fuerzas Conjunto (USJFC) en el que se señala que existen factores que podrían convertir a Paquistán y México en una amenaza que requeriría intervención militar. De ser así, estos países no sólo llegarán a catalogarse como estados fallidos, sino que surgirán un rapid collapse. Más allá de la impresión que se tenga en México, en EU ya se está cocinando la idea de que México está en un proceso de degradación. Tal vez México no es un Estado fallido en este momento, ¿pero con base en qué podríamos asegurar que no lo será?

    Para acceder a estos reportes ir a www.anamariasalazar.com.

    [email protected]

    Analista política



    ARTÍCULO ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.