aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alejandro Meneses

Voto latino

Inspiración en el interés público, responsabilidad, búsqueda de la verdad, de permanente justicia y del cumplimiento de los derechos humano ...





EDITORIALES ANTERIORES


    06 de junio de 2008

    WASHINGTON.— El voto latino podría hundir las aspiraciones del senador republicano John McCain de llegar a la Casa Blanca por la manera en que su partido ha abordado el tema migratorio, asegura la organización pro demócrata NDN.

    Con 78% del voto latino favoreciendo a algún candidato demócrata en las primarias, la organización sostiene que el Partido Republicano continúa perdiendo el apoyo hispano que había conseguido en las elecciones de 2000 y 2004. El presidente Bush obtuvo 35% del voto latino en 2000 y 40% en 2004.

    Simon Rosenberg, presidente de NDN, argumentó que el apoyo que Bush recibió de esta comunidad fue esencial para que ganara las elecciones, y añadió que será “muy difícil” que McCain iguale esas cifras. El apoyo latino hacia los republicanos disminuyó durante las elecciones legislativas de 2006 a 30%, lo que NDN atribuye al surgimiento de posturas “antiinmigrantes” dentro del partido.

    Rosenberg culpó al Partido Republicano de desencadenar un “racismo extraordinario en Estados Unidos” que dice ha causado que los votantes hispanos se vuelvan a identificar en su gran mayoría de nuevo con el Partido Demócrata.

    “El debate migratorio ha cambiado la política estadounidense”, dijo Andrés Ramírez, vicepresidente de programas hispanos de NDN. Citó una encuesta de la organización en 2006, en la cual 54% de los latinos dijo que el tema migratorio sería razón suficiente para motivar su voto.

    En las primarias, el voto latino ha representado 15% del voto nacional, comparado a 9% en 2004. “Es un incremento fenomenal”, afirmó Ramírez.

    NDN estima en un nuevo reporte que podría haber 12 millones de hispanos votando en noviembre, sobrepasando por más de 4 millones la concurrencia latina en 2004.

    El electorado hispano toma más relevancia aun cuando se toma en cuenta que en cuatro de los estados donde se anticipa una contienda cerrada —Colorado, Florida, Nevada y Nuevo México— la presencia hispana podría inclinar la balanza hacia un candidato. NDN aseguró que la mayoría hispana en Florida ya no es republicana.

    Encuestas en las primarias muestran que los demócratas latinos superan a su contraparte republicana en una proporción mayor de tres a uno. Rosenberg expone que aunque el nombre de McCain sea reconocible dentro de la comunidad hispana, esto no lo beneficiará mucho. Asegura que a pesar del papel importante que desempeñó inicialmente para impulsar una reforma migratoria amplia, el senador ha “traicionado a la comunidad hispana” tras cambiar su postura migratoria durante su campaña presidencial. “John McCain abandonó su propuesta (de ley)”, dijo. “Es un hecho indiscutible.”

    Pero Hessy Fernández, portavoz del Comité Nacional Republicano (Republican National Commitee), calificó la declaración como un ataque político sin fundamento. Fernández declaró que ni Barack Obama o Hillary Clinton por los demócratas han mostrado liderazgo alguno para avanzar el debate migratorio, y defendió a McCain como el único que lo ha hecho. Asimismo, culpó a la mayoría demócrata del Congreso por la falta de una reforma migratoria luego de que “le prometieron a nuestra comunidad que lo harían”.

    Rosenberg, sin embargo, sostuvo que la propuesta migratoria debatida en el Senado en 2007 no avanzó porque McCain “abandonó” el debate y los líderes republicanos debatiendo la propuesta estaban en contra de ella. “En la primavera de 2007, (McCain) hizo una mala elección, y ahora tendrá que vivir con eso”, dijo, y añadió que el cambio de su postura migratoria será un tema de suma relevancia en los medios hispanos en 2008.

    Fernández reconoció la importancia del voto hispano en las próximas elecciones, pero descartó las conclusiones presentadas por NDN como imparciales. “Esto es simplemente una campaña de una organización completamente partidista y que quiere de cierta manera quitarle visibilidad a las discusiones internas que tiene el Partido Demócrata”, declaró.

    Rosenberg dijo que los republicanos invirtieron 10 veces más que los demócratas en medios hispanos en 2004, pero añadió que la historia de hace cuatro años no se repetirá esta vez, ya que aseguró que los demócratas han “despertado” y que “la energía del electorado hispano hoy está en contra del Partido Republicano”.

    Colaboración especial para EL UNIVERSAL



    EDITORIAL ANTERIOR
    Editorial EL UNIVERSAL Un Hoy No Circula más justo


    PUBLICIDAD.