aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Turistas chinos, viajan y gastan mucho

Viridiana Ramírez| El Universal
10:28Lunes 10 de febrero de 2014

. (Foto: Archivo EL UNIVERSAL )

Los chinos son tendencia y el turismo tiene los ojos puestos en ellos. ¿Sabes qué les gusta de México?

[email protected]

Un rotundo "No", es la respuesta de Mónica Cruz Pacheco, una de las tres únicas guías certificadas que existen en México para atender al viajero chino, cuando le pregunté si México estaba preparado para recibir a turistas de esta nacionalidad. "El idioma y el choque cultural son las principales barreras".

Este mercado ha ido en incremento en los últimos años. Son una tendencia mundial y según un informe publicado por la Organización Mundial de Turismo de la ONU, para 2015 se estima que haya 100 millones de chinos viajando por todo el globo terráqueo; la cifra se había pronosticado para 2020.

De acuerdo con estadísticas otorgadas por la Secretaria de Turismo federal, en 2013 llegaron a México 41 mil turistas chinos, lo que representa un incremento del 27% respecto al 2012. Pero el alza se reflejó desde 2010, según Mónica Cruz. La guía trabaja para la principal agencia de viajes receptora de turistas del país asiático, Amstar DMC, con base en Cancún. "En 2010, los grupos aumentaron no sólo en frecuencia, también en número de viajeros. Ahora recibimos grupos de 16 a 20 pasajeros, antes sólo eran 10".

Archivo El Universal

¿A dónde van?
Erika Mitzunaga, gerente de relaciones públicas para Norteamérica y Asia de la OVC de Cancún, comenta que los destinos favoritos del chino son la Ciudad México y Cancún, al menos el 80% no se pierde las playas del Caribe. El barómetro turístico de este destino mexicano indica que alrededor de 3 mil pasajeros llegan vía aérea y los demás por carretera, tienen una estancia promedio de cuatro noches y, si son viajeros independientes, se quedan siete. Siempre eligen hoteles de marcas conocidas en su país: Hyatt, Presidente Intercontinental, Alof de Westin y Ritz Carlton. En la Ciudad de México prefieren hoteles de categoría especial como Four Seasons.

Victoria Campos, directora de ventas y marketing de la marca, comenta que el hotel recibe anualmente un promedio de 100 huéspedes chinos. Sus exigencias: no asignarles el piso 4 ni habitaciones con este número de mala suerte; piden tetera, casi siempre eligen mesas redondas y que los platillos se sirvan al centro para compartir.

De ellos se sabe que no suelen interesarse demasiado por la cultura de otro país. Incluso, lo más importante es tomarse "la foto" en un monumento, como muestra irrefutable de que viajaron al extranjero. Pero Mónica Cruz dice que esa clase de turista se está extinguiendo. "Ahora es gente más experimentada, le gusta saber a dónde va, se informan y mínimo quieren aprender un poco de lo que están conociendo. Aunque no se adentran a profundidad sobre la cultura, por lo menos exigen obtener los datos básicos". El mundo maya, por ejemplo, es muy atractivo para ellos. 

El tema gastronómico es otro punto relevante para este mercado turístico. El chino continental, hasta el momento, sólo se aventura una vez durante su viaje a probar lo que cree que es comida mexicana, la de estilo "tex mex": burritos, nachos, carnes asadas, frijoles. "El chino continental todavía es algo inflexible. El hongkonés, sí prefiere platillos locales, aunque con algunas adecuaciones para que los sabores no les sean desagradables. Prefieren el buffet del hotel", dice la guía Mónica Cruz. 

Archivo/El Archivo EL Universal

Su conducta ¿un dolor de cabeza?
Escupir, hurgarse la nariz, orinar en las albercas públicas, quitarse la comida de entre los dientes con las manos o pasar horas en los baños públicos, fueron conductas que obligaron al gobierno chino a promulgar una nueva ley que obliga a sus ciudadanos a "cumplir con las normas de conducta del turista civilizado", con la intención de proyectar una mejor imagen en el exterior.

A principios de 2013 un turista chino se hizo famoso por desfigurar una escultura en un antiguo templo egipcio con grafiti. Ahora, la guía de buenos modales les recuerda que respeten las reliquias históricas y que "no escriban, toquen o se suban a ellas".

Otras recomendaciones que da la guía: cuando se tomen fotos en lugares turísticos, no deben pelear y, por el contrario, deben ser pacientes; no saltarse las filas, dejar propina, no dejar huellas en los asientos del baño y bajarle al retrete después de su uso.

Nuestras entrevistadas coinciden en que esa imagen del turista chino mal portado poco a poco ha ido desapareciendo. Ahora, son viajeros más experimentados y educados. Siempre dependerá del guía hacerles saber de una forma correcta y bien explicada, que ciertos comportamientos no son bien vistos en nuestro país, aunque para ellos estén relacionados con su cultura, incluso con razones de salud.

ADM

 



comentarios
0