aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Omar Zepeda marcha con alma y corazón a Corea

Carolina Tejada| El Universal
Viernes 02 de septiembre de 2011
Omar Zepeda marcha con alma y corazn a Corea

SEXTETA. La participación del mexicano en Corea del Sur es la número seis en Campeonatos Mundiales; espera hacer valer su experiencia. (Foto: DANIEL AGUILARXINHUA )

El andarín compite en la prueba de 50 kilómetros en Daegu, inspirado en su hijo, quien casi pierde la vida hace algunos años

[email protected]

¿Qué estará haciendo Nazareth en México?, es la pregunta que se hace Omar Zepeda al llegar a Corea. El marchista abre su maleta y encuentra una sorpresa: Lalito, el muñeco que cuidó a su hijo en las noches más duras de su vida, cuando estuvo en un hospital con pronósticos inciertos. Esta vez, Nazareth lo mandó con su padre para que le cuide en Daegu, donde compite en los 50 kilómetros de marcha, por sexta vez en un Mundial.

“Mi esposa y mi hijo siempre me dejan sorpresas en la maleta”, explica Omar. “Lalito fue un regalo que le dejó a Nazaret una doctora en el hospital para que lo cuidara y, gracias a Dios, se salvó. Ahora me lo da a mí para que me cuide”, explica.

Nazareth, de 10 años, sufrió un accidente automovilístico que casi le quita la vida, cuando tenía cuatro. Sobrevivió y hoy es la prueba de la fuerza del espíritu y pilar en la vida de Omar.

“Él es muy fuerte. Es mi ejemplo, cada día me sorprende. Ya sabe escribir, le gusta mucho la computación. No va a la escuela porque le dan convulsiones, pero en casa un amigo de la iglesia le da clases de inglés; le encanta la fotografía. Mi vida no sería nada sin él”, agrega orgulloso.

Omar suma un año de entrenar con el medallista mundial Eder Sánchez, quien lo invitó a incorporarse a su equipo.

“Lo estimo mucho. Me ha ayudado mucho, no sólo al invitarme al equipo; me consiguió apoyo para que una marca me dé ropa, y otra apoyo económico. Es un gran atleta, pero mejor ser humano”, dice el auspiciado también por el Estado de México.

Zepeda está entre los mejores 20 del mundo esta temporada, al parar el reloj en 3:50.26 horas, en Dudince, Eslovaquia, en marzo. En Daegu, es el mexicano con más experiencia mundialista; su mejor resultado fue en Helsinki 2005, donde fue sexto.

“Mi esposa no trabaja porque cuida a Nazareth. Tengo una muy buena mujer, me motiva a ser mejor, me dan mucha fuerza, ellos son mi motor”, agrega Omar, quien en su competencia caminará con una fotografía de su esposa y dos de Nazareth: una de cuando era un bebé, antes del accidente, y otra actual.

Pese a las adversidades, Omar es un creyente. En la villa de atletas de Daegu, tiene una laptop y una Biblia. “La Biblia me gusta, porque encuentro respuestas y las palabras que a veces hace falta saber. No sé mucho de computadoras, pero Nazareth, sí. Hizo un ahorro, se compró una y me la prestó para que pudiera escribirles y contarles cómo me está yendo”, compartió Omar.

 

 

 

 



comentarios
0