aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Corona “receta” cabezazo al final

Édgar Luna CruzEnviado| El Universal
Lunes 16 de mayo de 2011
Corona receta cabezazo al final

“EXPERTO”. Jesús Corona propina un descomunal cabezazo a un auxiliar del Morelia. (Foto: FOTOGRAFÍAS TOMADAS DE LA TELEVISIÓN )

El meta azul pierde el control y golpea a miembro del Morelia; “Chuy”, otra vez en duda con el Tri

[email protected]

MORELIA.— José de Jesús Corona, portero de la Selección Nacional, terminó de la peor forma su participación en la Liguilla con Cruz Azul al agredir con un cabezazo al preparador físico del Morelia, lo que —cuando menos— podría ocasionarle una sanción de tres encuentros de suspensión más una multa de mil días de salario mínimo (59 mil 820 pesos).

Previo a integrarse con el Tri para competir en la Copa de Oro, Chuy conectó al preparador físico argentino Sergio Augusto Martín, de 38 años, quien previamente repartió golpes a Waldo Ponce, durante una riña generalizada que se armó en la agonía de la semifinal, debido al ingreso de un espontáneo, quien despertó el cólera de los jugadores cementeros, desesperados ante la inminente derrota.

El fanático intercambió golpes con El Chaco Christian Giménez y el “pleito callejero” derivó en una monumental bronca en la que también actuaron algunos integrantes del Morelia. De ahí que el árbitro Francisco Chacón expulsara a Giménez, a Isaac Romo y a Julio César Domínguez, por Cruz Azul; además de Miguel Sabah, de Monarcas.

Conforme a los sucesos ocurridos en el estadio Morelos, el reglamento de sanciones de la Federación Mexicana de Futbol dictamina, en su artículo 21, una sanción de tres encuentros tras una agresión, mas en este caso hay que acentuar que Corona golpeó cobardemente a un individuo que no es futbolista, que está pasado de peso —120 kilos— y a quien sorprendió al conectarle un artero cabezazo en la nariz.

Respecto del ingreso del espontáneo que provocó la cámara húngara, en el mismo reglamento, en su artículo 64, se especifica que en el caso de que haya invasión del público a la cancha con agresión a un jugador —fue el caso del cruzazulino Christian Giménez, quien luchó con él—, se impondrá una multa de mil 200 días de salario mínimo (71 mil 786 pesos) en caso de primera vez y 2 mil días en segunda vez, además de veto automático de plaza en ambos casos, determinando el número de juegos de acuerdo con la gravedad de los hechos.

De tal suerte, el juego de ida de la final por el Torneo Clausura 2011, que se celebrará el jueves entre Monarcas y Pumas, podría no jugarse en el estadio Morelos, si los incidentes generados en dicho inmueble convencen de ello a la Comisión Disciplinaria.

Cabe señalar también que en ningún momento intervino personal de seguridad del estadio ni mucho menos la policía en la detención y resguardo del espontáneo, quien quedó a merced de los jugadores de ambos equipos, quienes lo jaloneaban de uno a otro lado en plena riña.

Curiosamente, la agresión más artera, que fue la de Corona, no fue vista por el árbitro Chacón, de ahí que ni siquiera salió expulsado, como sí sucedió en los casos de Domínguez, Giménez, Romo y Sabah. En los próximos días la Disciplinaria deberá determinar —de acuerdo con los videos y denuncias que hagan los clubes— las sanciones que se aplicarán en torno de los jugadores expulsados, si existe amonestación o veto de cancha, además del caso del portero celeste Corona.

Analizarán en el Tricolor la conducta de “Chuy”

Debido a lo anterior, Héctor González Iñárritu, director de Selecciones Nacionales, explicó a EL UNIVERSAL que con objetividad y frialdad analizarán la conducta del guardameta, quien recién fue convocado por José Manuel de la Torre para disputar la Copa de Oro 2011.

“Algo ha de haber pasado dentro del campo. El preparador físico se vio muy mal”, comentó el directivo. “Hay que analizar las imágenes, porque en la televisión se vio que el preparador físico agredió a todos los jugadores”.

“Se ve clarísimo que el preparador físico le da un trancazo al Chaco [Giménez], y ahí se armó la campal. Es muy prematuro e irresponsable decir algo. En una campal todo puede pasar. Vamos a esperar. Tienes que analizar todo”. (Con información de Daniel Blumrosen Juárez)



comentarios
0