aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Termina con su existencia

Juan Pablo Estrada| El Universal
Lunes 15 de junio de 2009
Carlos Pardo pasó a la historia al ser el piloto que obtuvo el triunfo en la primera carrera de la NASCAR México

[email protected]

Falleció uno de los pilotos emblema de la NASCAR México, Carlos Pardo.

El volante capitalino, acaecido ayer en el estado de Puebla, tras protagonizar uno de accidentes más impactantes que se recuerden en los últimos años en el deporte motor en nuestro país, era un símbolo para la categoría mexicana de autos stock; fue el ganador oficial de la primera carrera que contó con el aval de la NASCAR. Aquel acontecimiento ocurrió el 4 de marzo de 2007 en el autódromo capitalino Hermanos Rodríguez.

 

Tres años antes —en 2004— Pardo fue el campeón del Desafío Corona, serie que a la postre se convirtió en lo que hoy se conoce como NASCAR México.

“Estamos muy consternados por lo sucedido, estamos haciendo lo posible para salvaguardar el cuerpo de nuestro compañero fallecido el día de hoy (ayer), Carlos Pardo, y por supuesto dando el respaldo a toda la familia”, fueron las palabras de Édgar Matute, director general de la categoría, quien personalmente se encargó de realizar los trámites legales en Puebla.

Los restos del volante, quien fuera miembro del equipo Motorcraft serían trasladados en el transcurso de la noche de ayer y la madrugada de hoy al Distrito Federal, para que la familia realice los servicios fúnebres.

Cuando se disputaba la última vuelta de la cuarta fecha de la temporada 2009, en el óvalo del autódromo Miguel E. Abed de Amozoc, Puebla, el auto número 21 de Pardo fue impactado por detrás cuando tomaba por fuera la curva tres por el vehículo 31 de Jorge Goeters, según se consignó en la transmisión televisiva.

Sin embargo, Pardo bajó del carril externo y Goeters mantuvo el curso por dentro, sin intensión de golpear a su rival.

Fue entonces que el auto de Pardo perdió el control y fue a impactarse con el muro de contención de la entrada a pits que sólo contaba con una protección que consiste en un contenedor con tres tambos de agua.

Al momento del impacto a más de 200 kilómetros por hora, el auto del equipo Motorcraft se desbarató.

Más de 10 minutos les llevó a los elementos de rescate extraer el cuerpo de Pardo. Ante la gravedad de la situación, un helicóptero descendió para trasladar al piloto al hospital Ángeles de Puebla.

“Realmente fue un incidente de carrera, desafortunado resultado como no había sido en tantos cientos o hasta miles de contactos que habíamos tenido por todos estos años. Y como lo comento es desafortunado pero al final es un deporte de alto riesgo, todos estamos conscientes de que estamos susceptibles de sufrir un evento como el de hoy (ayer)”, finalizó Matute en entrevista teléfonica desde Puebla.

Finalmente, la victoria le fue otorgada a Pardo. La Federación Mexicana de Automovilismo Deportivo en la figura de su presidente, José Sánchez Jassen, acompañó el cuerpo de Pardo desde su salida del autódromo hasta su llegada al nosocomio y posteriormente en el Ministerio Público con los trámites legales.

También siguieron de cerca cada uno de los movimientos los pilotos Germán Quiroga y Jorge Goeters, así como el empresario Carlos Slim Domit.

“El seguro de muerte se aplicará y se le ofrecerá a sus deudos. Van a recibir 120 mil pesos que cubre el seguro por parte de la Federación Mexicana de Automovilismo”, destacó Sánchez Jassen, quien indicó que la organización de la NASCAR México también brindará su apoyo económico a la familia de Pardo.

 



comentarios
0