aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El traficante Leonardo Patterson fue detenido por Interpol-España

Abida Ventura| El Universal
Miércoles 10 de abril de 2013
El traficante Leonardo Patterson fue detenido por Interpol-Espaa

PROBLEMAS CON LA LEY. El ex diplomático de origen costarricense y naturalizado alemán ha enfrentado varias veces la justicia por el presunto tráfico de bienes culturales . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Acusado ya en México, hoy es requerido por Perú y Guatemala

[email protected]

El polémico dealer internacional de arte prehispánico Leonardo Patterson está detenido en una cárcel española desde hace más de una semana.

Tras una larga carrera como traficante de piezas arqueológicas de América Latina, el costarricense Leonardo Augustus Patterson fue detenido el 28 de marzo por la Interpol en el aeropuerto de Barajas, y espera su destino en el Centro Penitenciario Madrid V, Soto del Real. Patterson podría ser extraditado a América Latina.

Según fuentes españolas, la detención se hizo a petición de una orden de la Interpol de Guatemala y Perú, países latinoamericanos que, como México, lo acusan de exportación ilegal de bienes culturales.

En el caso de Guatemala, la Fiscalía de Delitos contra el Patrimonio Cultural, del Ministerio Público, ha solicitado su extradición a Guatemala, donde es buscado desde 2008 por los delitos de exportación ilícita de bienes culturales y la tenencia ilegal de 269 piezas pertenecientes a la llamada Colección Patterson, un lote de mil 800 objetos arqueológicos provenientes de países como México, Guatemala y Perú, que fueron expuestos a finales de 1996 en Santiago de Compostela, en una muestra titulada El Espíritu de la América Prehispánica.

De acuerdo con información difundida por el Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala, las autoridades judiciales, a través de la Interpol, están realizando las gestiones pertinentes para que Patterson enfrente a la justicia guatemalteca.

Entre esta colección de arte prehispánico que Guatemala reclama también se encuentran cerca de 200 piezas de origen mexicano, las cuales están aseguradas en Alemania y que nuestro país ha intentado recuperar, por vía legal y diplomática, sin tener mayores logros.

Sin embargo, en abril de 2011, tras varios años de litigio con Alemania, México logró recuperar 49 piezas vinculadas con la actividad ilegal de Patterson; éstas habían sido decomisadas en el aeropuerto de Frankfurt en junio de 2004.

Exdiplomático huidizo

Nacionalizado alemán, Leonardo Patterson, quien fungió como agregado cultural de Costa Rica ante las Naciones Unidas en 1995, posee un largo historial delictivo vinculado al tráfico de bienes culturales en diversos países de América Latina, por lo que esta no es la primera vez que enfrenta a la justicia.

En septiembre de 2011, el presunto traficante de bienes culturales fue arrestado en el aeropuerto internacional de la ciudad de México mientras viajaba a su natal Costa Rica. La detención se dio porque existía una ficha roja emitida por Guatemala y una orden de localización emitida por México, por parte de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra el Ambiente y Previstos en Leyes Especiales de la PGR, por el presunto delito de hurto de bienes y piezas arqueológicas.

En esa ocasión, el traficante permaneció detenido durante 48 horas, rindió su declaración ante las autoridades mexicanas y, al no encontrarse los elementos suficientes para proceder en su contra, quedó libre. “Hice la declaración que tenía que hacer y punto. La hice de buena fe y dije lo que tenía que decir dentro de un proceso judicial”, declaró Leonardo Patterson días después en un documento que envió a un diario de Costa Rica.

Cuatro décadas antes, en 1970 también fue acusado de intentar vender un fresco maya falso en Estados Unidos. En su defensa, el comerciante de arte aseguró que el fresco había sido autentificado por un arqueólogo.

Años después, Patterson fue nuevamente acusado de falsificación. Esta vez de una cabeza colosal olmeca, que adquirió a principios de los años 90 de manos de un artesano de San Andrés Tuxtla, Veracruz, y después pretendió vender en casi 20 millones de dólares.

Entre su historial delictivo destaca también el tráfico ilegal de piezas arqueológicas en Dallas, en 1985, y estafa por comercio de obras atribuidas a Dalí en 1999.

Su nombre incluso ha sido involucrado en las pesquisas por el homicidio del coleccionista peruano Raúl Apesteguía, ocurrido en Lima en 1996, quien fue golpeado hasta la muerte en su departamento para robarle objetos rituales de oro puro procedentes de la cultura moche, que reaparecieron años después en la Colección Patterson. (Con información de Ana Anabitarte)



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0