aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Viena e INAH restauran penacho de Moctezuma

Abida Ventura| El Universal
Miércoles 14 de noviembre de 2012

El Penacho de Moctezuma vuelve a exhibirse en las vitrinas del Museo de Etnología de Viena tras ocho años de trabajos de restauración. Archivo / EL UNIVERSAL

La que pieza se encuentra en Austria desde el siglo XVI. Tomada del DVD-Rom "México en Alemania y Austria"

Expertos de México y Austria devolvieron el esplendor al famoso tocado de plumas de quetzal engarzadas en oro y piedras preciosas. Tomada del DVD-Rom "México en Alemania y Austria"

La pieza se exhibirá junto a otros objetos de plumaria que datan de la época precolombina y de principios de la Colonia. Tomada del DVD-Rom "México en Alemania y Austria"

Se incluye este escudo o chimalli azteca, hecho también de plumas. Tomada del DVD-Rom "México en Alemania y Austria"

La muestra incluye dos mosaicos de plumas sobre madera: Virgen con el niño y San Jerónimo. Tomada del DVD-Rom "México en Alemania y Austria"

Este abanico de plumas también recibió los tratos especiales del Penacho, entre los que se relizaron observaciones macro y microscópicas, incluidas investigaciones con rayos x para su cuidado. Tomada del DVD-Rom "México en Alemania y Austria"

La exposición se inaugura en Viena a la par de la presentación del libro "El Penacho del México prehispánico", que reúne los resultados de los estudios realizados por especialistas de ambos países desde 2010. Tomada del DVD-Rom "México en Alemania y Austria"

Viena e INAH restauran penacho de Moctezuma

OBJETO PLUMARIO. Detalle del tocado de plumas de quetzal engarzadas en oro y piedras preciosas. En el recuadro, especialistas trabajan en la intervención del penacho prehispánico que hoy regresa a las vitrinas del Museo de Etnología de Viena. Aún no se define si vendrá a México. (Foto: ESPECIAL )

Tras ocho años de no exhibirse, hoy se inaugura una muestra en Austria con la emblemática pieza

[email protected]  

Tras ocho años de ausencia y un minucioso trabajo de restauración que le devolvió su esplendor, el Penacho de Moctezuma regresa hoy a las vitrinas del Museo de Etnología de Viena, en Austria, país donde se encuentra desde el siglo XVI.

Por primera vez, después de la labor de intervención que realizaron especialistas de México y Austria, el famoso tocado de plumas de quetzal engarzadas en oro y piedras preciosas se exhibe junto a otros objetos de plumaria que datan de la época precolombina y de principios de la Colonia, pertenecientes al Museo de Etnología de Viena. Se trata de la muestra Penacho: Esplendor y Pasión. El Penacho del México Antiguo en Viena, que incluye entre otros objetos, un escudo o chimalli azteca, un abanico de plumas y dos mosaicos de plumas sobre madera: Virgen con el niño y San Jerónimo.

La exposición se inaugura hoy en Viena, a la par de la presentación del libro El Penacho del México prehispánico, que reúne los resultados de los estudios realizados por especialistas de ambos países desde 2010.

El volumen, coeditado por el Museo de Etnología de Viena y el INAH, es el primer estudio detallado del penacho de Moctezuma e incluye textos de especialistas mexicanos como Miguel León Portilla, Eduardo Matos Moctezuma, María Olvido Moreno Guzmán, Lilia Rivero Weber; y de Austria los etnólogos Christian Feest y Ernst Bauernfeind, entre otros.

Vía correo electrónico desde Viena, Austria, Sabine Haagh, directora general del Kunsthistorisches Museum, que tiene a su cargo el Museo de Etnología de Viena, y Steven Engelsman, director de este recinto, comentan a EL UNIVERSAL que uno de los resultados que arrojaron los estudios científicos es la notable fragilidad de la pieza, lo cual podría impedir un posible préstamo para su exhibición en México.

“Los resultados de las investigaciones científicas hechas por la Universidad Técnica de Viena han mostrado que debido a las frágiles condiciones del objeto, transportarlo en aire no es posible. Mientras tanto, estamos explorando otras maneras de compartir el penacho sin moverlo”, afirman.

“La fragilidad de este objeto de aproximadamente 500 años ha sido confirmada por una observación detallada y precisa de rayos x, y la observación de la parte posterior del tocado, que no había sido posible desde 1878”, añaden.

Las anteriores intervenciones realizadas a la pieza plumaria datan de 1878 y 1955. En esta ocasión fue sometida a diversos procesos de análisis, algunos de ellos nunca antes realizados. Destacan una serie de observaciones macro y microscópicas, incluidas investigaciones con rayos x.

Con estos estudios, explican Haagh y Engelsman, se pudo documentar la condición de los diferentes materiales y las distintas partes del objeto.

Además, “ornitólogos de México y Austria identificaron las plumas que fueron usadas en el tocado; conservadores de ambos países limpiaron las plumas y las partes metálicas. Las partes sueltas, como tallos o plumas que estaban rotas, fueron unidas de la mejor manera posible”.

Los estudios a la pieza plumaria también permitieron a los especialistas identificar sus partes originales y las huellas de las posteriores intervenciones. “También nos informó acerca de las técnicas altamente desarrolladas que los antiguos trabajadores de plumas en Mesoamérica usaban, información que se pudo comparar con el Códice Florentino de Sahagún”, comentan.

Para su retorno a la vista del público en Viena, los especialistas de México y Austria diseñaron una vitrina especial, fabricada con materiales inertes y previamente comprobados.

“La Universidad Técnica en Viena desarrolló un sistema de amortiguación para compensar todas las vibraciones, asegurándose de que el tocado no se mueva y que ninguna de las fuerzas externas influya en el objeto. Hay una aclimatación pasiva, con un control permanente de datos y monitoreo permanente. El ángulo de presentación es distinto al anterior: el comité México-Austria acordó que se exhiba con un ángulo de 23°, acorde con los actuales estándares de los museos internacionales”, detallan Haagh y Engelsman.

Mientras tanto, la negociación en torno a un posible préstamo para la exhibición del penacho de Moctezuma en México continúa. Hasta ahora, lo que se ha logrado es la firma de un protocolo internacional suscrito entre México y Austria, el cual permitirá el intercambio temporal de bienes culturales entre ambos países.

La presentación del libro en México también está pendiente.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0