aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




En las entrañas de Radio UNAM

Abida Ventura| El Universal
Jueves 21 de junio de 2012

El programa de lanzamiento de Radio UNAM se dio la noche del 14 de junio de 1937 desde el Anfiteatro Simón Bolívar de la Escuela Nacional Preparatoria Juan Boites / EL UNIVERSAL

El suceso contó con la participación de la Orquesta Sinfónica y el Trío Clásico de la Universidad, la soprano Celia Teresa Pin y la violinista Eloise Roessler Juan Boites / EL UNIVERSAL

Este proyecto cultural se consolidaría como un espacio para difundir la literatura, el arte, el teatro y la música Juan Boites / EL UNIVERSAL

Los primeros pasos para el resguardo de la memoria sonora de esa época comenzaron en 1958, cuando Radio UNAM inició el proyecto "Voz Viva de México", con el fin de rescatar las voces fundamentales de la ciencia, política y cultura del país Juan Boites / EL UNIVERSAL

Este acervo resguarda voces como las de de Octavio Paz y Juan Rulfo Juan Boites / EL UNIVERSAL

Actualmente la Fonoteca Alejandro Gómez Arias resguarda cerca de 145 mil cintas, en los diversos formatos, que contienen la memoria sonora de esta radio universitaria Rebeca Argumedo / EL UNIVERSAL

El acervo se encuentra en proceso de digitalización, gracias a un convenio que la UNAM estableció con la Fonoteca Nacional Rebeca Argumedo / EL UNIVERSAL

En las entraas de Radio UNAM

INSTALACIONES. La Fonoteca Alejandro Gómez Arias resguarda voces de destacados personajes de la vida intelectual en México. En la imagen, el acervo ubicado en Palacio de la Autonomía, en el Centro Histórico. (Foto: JUAN BOITES Y REBECA ARGUMEDO I EL UNIVERSAL )

Sitios Relacionados:

  • Audio Julio Cortzar, 1975
  • Video Radio UNAM preserva memoria sonora
  • Audio Carlos Fuentes habla sobre los acontecimientos de 10 de junio de 1971
  • Audio Programa "El cine y la crtica" de Carlos Monsivis, en 1968
  • Audio Manuel lvarez Bravo ve aparecer imagen en un proceso de revelado
  • Audio Gabriel Garca Mrquez lee un fragmento de Cien aos de soledad
  • Fotogalería Radio UNAM, 75 años de generar un patrimonio sonoro
  • Audio Rosario Castellanos describe un mundo con computadoras al servicio de la literatura
  • Audio Rufino Tamayo habla sobre su obra
La radiodifusora, que cumple 75 años, posee un acervo de joyas sonoras que datan de los años 50, en proceso de digitalización

[email protected] 

El programa de lanzamiento de Radio UNAM, la noche del 14 de junio de 1937 desde el Anfiteatro Simón Bolívar de la Escuela Nacional Preparatoria, contó con la participación de la Orquesta Sinfónica y el Trío Clásico de la Universidad, la soprano Celia Teresa Pin y la violinista Eloise Roessler. Alejandro Gómez Arias, primer director de la emisora, pronunció un discurso, y el entonces rector de esa Máxima Casa de Estudios, Luis Chico Goerne, declaró inaugurada la emisora universitaria.

De ese acto histórico, con el que se iniciaba un proyecto cultural que después se consolidaría como un espacio para difundir la literatura, el arte, el teatro y la música, sólo se tiene el registro en papel, con el cartel de la inauguración y el discurso pronunciado por Gómez Arias.

El registro sonoro de ese acontecimiento no existe en los archivos de Radio UNAM, pero su Fonoteca Alejandro Gómez Arias resguarda un valioso acervo con programas y series producidas y transmitidas por las frecuencias de la emisora. Si bien los trabajos de registro constante comenzaron a partir de los 70, en ese acervo se encuentran diversas joyas sonoras que datan desde finales de los años 50.

La cinta más antigua, indica Yolanda Medina, jefa de la Fonoteca Radio UNAM, es el audio del radioteatro La hermosa gente, dirigido por Juan José Gurrola, en 1957.

Hasta entonces, comenta Medina, no había una conciencia de preservación, los programas no se grababan porque el tiempo de transmisión era corto, todos los programas se transmitían en vivo, además de que se reutilizaban las cintas. “En ese momento no había una previsión de resguardar para el futuro. Casi todas las cintas se reciclaban”, dice.

Los primeros pasos para el resguardo de la memoria sonora de esa época comenzaron en 1958, cuando Radio UNAM inició el proyecto “Voz Viva de México”, con el fin de rescatar las voces fundamentales de la ciencia, política y cultura del país. Gracias a este proyecto cultural es que hoy se tiene registro de las voces de autores como Alfonso Reyes, Juan José Arreola, Octavio Paz, Gabriel García Márquez, Rosario Castellanos, Carlos Fuentes y muchos otros.

Fue hasta 1987 cuando este archivo se oficializó en fonoteca. Hoy, la Fonoteca Alejandro Gómez Arias, que desde 2004 se encuentra en el Palacio de la Autonomía, en el Centro Histórico, resguarda cerca de 145 mil cintas, en los diversos formatos, desde carretes abiertos y casetes, hasta cintas de audio digital (DAT) y discos compactos, que contienen la memoria sonora de esta radio universitaria que este año festeja su 75 aniversario.

Preservar las voces

Catalogados de manera cronológica, en estantería móvil y bajo condiciones óptimas de humedad y temperatura, el acervo se encuentra en proceso de digitalización, gracias a un convenio que la UNAM estableció con la Fonoteca Nacional. “Ahora hay en la Fonoteca Nacional alrededor de 20 mil soportes que se están digitalizando. El acervo está en constante movilización por eso”, dice Medina, quien asegura que hasta ahora se lleva digitalizado 30% del acervo.

Yolanda Medina comenta que el proceso de digitalización es lento y pesado, pero se le da prioridad al material más vulnerable, como las cintas de carrete abierto o aquellos materiales más solicitados para la investigación o difusión. “Hay material que se tiene que digitalizar de manera inmediata. Cuando fue la muerte de Carlos Fuentes, muchas de las series que él había hecho en Radio UNAM se digitalizaron muy rápido para que se retransmitieran, lo mismo se hizo cuando murió Monsiváis”, relata.

La Fonoteca de Radio UNAM conserva las voces de una larga lista de personalidades que desde los micrófonos de la emisora transmitieron sus ideas y reflexiones.

En ese acervo, descata Fernando Chamizo, director de la emisora, encontramos la historia de mediados del siglo pasado hasta nuestros días. “Tenemos voces tan reconocidas como las de Carlos Monsiváis, Carlos Fuentes, García Márquez, que fueron colaboradores en la emisora. En la década de los 60, Max Aub abrió los micrófonos a quienes en aquel momento eran jóvenes intelectuales como Monsiváis, José Emilio Pacheco, quienes participaron de manera muy activa en la construcción de la radio universitaria, pero también acercaron a la emisora a otros intelectuales, con entrevistas o con otro tipo de participación”, señala.

Esta serie de colaboradores ilustres demuestran que Radio UNAM fue “una institución que se preocupó por traer a nuestros micrófonos a los intelectuales, científicos y artistas más importantes de esas épocas”, añade Chamizo.

Prueba de esto son los audios del programa El cine y la crítica, de Carlos Monsiváis, resguardados en la Fonoteca de Radio UNAM. Ahí también están algunos programas de literatura de ciencia ficción conducidos por el propio Monsiváis y José Emilio Pacheco.

En ese acervo también se encuentran diversas entrevistas a escritores como Octavio Paz, Juan Rulfo o directores de cine como Roberto Rossellini, casi todos los conciertos de la Orquesta Filarmónica de la UNAM, desde 1962. Entre la larga lista de las joyas sonoras también destacan los radioteatros impulsados en los 60 por Max Aub, por donde desfilaron voces de destacados actores y actrices, como Ignacio López Tarso, Ana Ofelia Murguía, Pina Pellicer, Carmen Montejo, entre otros. “Hay muchos radioteatros que son joyas valiosas. Es de las primeras colecciones que se mandaron a digitalizar porque hay voces y producciones muy interesantes”, indica Medina.

Las joyas escondidas

Entre las miles de cintas de este acervo, muchas de ellas aún sin clasificar, se han encontrado valiosos audios de los cuales no se tenían registro. Así sucedió con las 30 cintas que contenían material sonoro sobre el movimiento estudiantil del 68, que aparecieron en unas latas sin clasificar, cuando la Fonoteca se trasladó a su sede actual, en el Palacio de la Autonomía . Se trata de un breve noticiario, de cinco minutos de duración cada uno, en los que se reportaba los sucesos alrededor del movimiento.

Según Yolanda Medina, entre ese material recuperado, que ahora está siendo digitalizado en la Fonoteca Nacional, se localizó una entrevista a Heberto Castillo, durante su estancia en el hospital, después de que lo toman preso.

En contraste con estos hallazgos, hay otros programas que pasaron a la historia pero que no cuentan con registro sonoro. Así pasó con el programa que Gabriel García Márquez transmitió en los años 60 sobre literatura latinoamericana. “Hay registros en libros de que sí existió, pero no hemos encontrado la cinta, todas las de carrete abierto están aquí y no la hemos encontrado. No sabemos en qué momento se extravió”, dice Yolanda Medina.

Así como estos, Medina lamenta que no estén las grabaciones de otros programas históricos. “Pasaron por aquí Raquel Tibol, haciendo una cartelera cultural, Juan Rulfo hacía un comentario, también Jorge Ibargüengoitia, Juan José Arreola, sin embargo esos programas no están porque eran en vivo”, señala.

Así, esa empresa cultural, por cuyas cabinas pasaron destacados intelectuales como Octavio Paz, Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, Carlos Monsiváis, Tomás Segovia, Raquel Tibol, así como Emilio El Indio Fernández, llega este 2012 a sus 75 años, consolidada como una de las principales impulsoras de la radio universitaria en el país.

Los proyectos a futuro, comenta Fernando Chamizo, es seguir renovándose y conquistar nuevos públicos, en especial el juvenil. Por eso, comenta, una de las principales apuestas es la creación de una radio por Internet, cuyo perfil será totalmente juvenil.

“Hemos logrado distinguir el tipo de público que se tiene para cada frecuencia. Lo que queremos es dedicar AM para un público adulto, conservador, para un público que no quiere correr demasiados riesgos; FM, una frecuencia de pensamiento, de reflexión, con una propuesta contemporánea; y en Internet una radio para los jóvenes, de 15 a 30 años”, dijo Chamizo.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0