aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cultura en España, víctima del euro

Ana Anabitarte Corresponsal| El Universal
Martes 22 de noviembre de 2011
Cultura en Espaa, vctima del euro

EN AVILÉS. El Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, abierto en diciembre de 2010, cuando el arquitecto brasileño cumplió 103 años, anunció recortes de programación y horarios, y estudia un ajuste de personal . (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Cierre de espacios, cancelación de programas y cambio en los horarios son consecuencia de la crisis económica; es incierto el futuro del Ministerio de Cultura tras el triunfo del PP

[email protected]

MADRID.— La crisis económica que vive España y que ha llevado al país a tener la tasa de desempleo más alta de toda la Unión Europea (UE) con 5 millones de personas sin trabajo, también ha afectado al mundo de la cultura. Editoriales, discográficas, cines, teatros, galerías de arte, festivales, museos y muchas instituciones luchan por sobrevivir acosados por la falta de ingresos. Algunos lo han logrado, pero son muchos los que no han tenido suerte y se han quedado en el camino.

Y la situación podría complicarse aún más tras el triunfo del opositor Partido Popular (conservador, PP) en las elecciones del pasado domingo, dado que éste había anunciado la eliminación del ministerio de Cultura. Esta situación provocaría el aumento de los condenados a desaparecer, y la vida cultural española se empobrecería todavía más.

El mítico Museo Chillida-Leku creado por el célebre escultor vasco Eduardo Chillida, después de 10 años cerró sus puertas en diciembre pasado a causa de una gestión deficitaria. El anuncio conmocionó la vida cultural española. El pintor vasco Agustín Ibarrola, amigo y compañero del fallecido Chillida, dijo que si esto ocurre con el escultor más prestigioso de España, “¿qué nos espera a los demás? Sin duda, algo no va normalmente en el mundo del arte, de los museos y de las instituciones culturales”, lamentaba.

Los centros que cierran

El Chillida Leku es uno de los espacios de arte más singulares de España. Ubicado en la finca Zabalaga, en la localidad guipuzcoana de Hernani, a escasos nueve kilómetros de la ciudad vasca de San Sebastián, está formado por 13 hectáreas de bosques y jardines en las que las esculturas del artista descansan entre sus visitantes, tal y como él siempre soñó. Un lugar mágico que inauguraron los reyes de España, el entonces presidente del gobierno vasco, Juan José Ibarretxe y el entonces canciller alemán, Gerhard Schröder. Y que a lo largo de 10 años recibió más de 800 mil visitas, que sin embargo no fueron suficientes para evitar su cierre.

Pero el Chillida Leku no ha sido el único en padecer los estragos de la crisis.

El ministerio de Cultura, principal “mecenas” de muchos organismos públicos, ha sido uno de los que más ha reducido su presupuesto en 2011 de todos los que conforman el gobierno español, con una rebaja de 13.9%. Es decir, la cartera pasó de tener 916 millones de euros (16 mil 829 millones de pesos) en 2010 a 789 (14 mil 496 millones de pesos) en 2011.

También, el Círculo de Bellas Artes de Madrid ha recibido dos millones de euros menos (36 mil 746 millones de pesos) en los últimos tres años. Igual que el Instituto Cervantes, que en 2010 tuvo un presupuesto de 103 millones de euros ( un millón 892 mil pesos), un 0.6% menos que el año anterior. Dedicado a la promoción y enseñanza de la lengua española, en estos últimos años ha tenido que echar el freno a sus proyectos de expansión. Y aunque en este 2011 se han inaugurado tres centros: uno en Hamburgo (Alemania) otro en Cracovia (Polonia) y otro en Gibraltar, se ha retrasado indefinidamente la apertura de los de Seúl, Kiev y el del campamentos de refugiados saharahuis de Tinduf.

Ante este panorama han sido muchos los organismos que han tenido que “reinventarse” para afrontar la crisis. El Museo del Prado, una de las pinacotecas más importantes del mundo, ha acordado abrir todos los días de la semana a partir de enero. Una medida con la que además de garantizar entre 2 mil 500 y 3 mil empleos, generará 2 millones de euros, 60% de su financiación, y con la que se une al selecto grupo de museos que abren sus puertas todos los días de la semana como los británicos Tate Gallery y British Museum; los holandeses Rijksmuseum y Museo Van Gogh; y la National Gallery de Washington (Estados Unidos).

Otra pinacoteca que ha tomado medidas para sobrevivir ha sido el Museo Patio Herreriano de Valladolid, que ha decidido cerrar al mediodía y evitar la programación de exposiciones foráneas para reducir al máximo los gastos. Esta es una estrategia recurrida por la mayoría de los museos que han optado por intercambiar fondos con otros centros o tirar de colección propia para evitar gastos mayores.

El caso del cine

También algunos festivales de cine han sido víctimas de la crisis. La decisión de la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá (PP) de suspender la Mostra de Valencia (este de España), un certamen cinematográfico que se celebra desde 1980 y que tenía prevista su 33 edición para marzo de 2012, provocó una enorme polémica en la ciudad.

Barberá decidió suspender la Mostra “hasta que la economía remonte”, y argumentó que los 1.7 millones de euros (31.23 millones de pesos) del presupuesto se dedicarán a “otras cosas necesarias”. Pero según la organización, la última edición en abril se tradujo en 1.9 millones (34.91 millones de pesos) de beneficio para la ciudad, gracias a factores como los 30 mil espectadores que congregó y 397 periodistas acreditados.

La Mostra de Valencia fue el segundo festival de cine que la crisis se llevó por delante después de que el gobierno de Navarra suspendiera en septiembre el Festival Internacional de Cine Documental Punto de Vista.

El festival tenía previsto celebrar su octava edición en febrero de 2012 y prácticamente 90% de la programación estaba ya cerrada. Sin embargo, el gobierno decidió su suspensión.

Otro certamen que no ha desaparecido pero corre el peligro de hacerlo es la Semana Negra de Gijón (Asturias, norte de España) que desde 1988 dirige el escritor Paco Ignacio Taibo II.

Pese a que la última edición fue de nuevo un éxito de público y ventas, consolidándose como uno de los festivales más importantes de Europa, ahora tiene un futuro incierto ya que el recién elegido presidente del gobierno asturiano, Francisco Álvarez, que fue ministro con el gobierno de José María Aznar (conservador, PP) pero que tras sus discrepancias con el PP pasó a liderar el Foro de Asturias, considera que su presupuesto de 300 mil euros (5 millones 511 mil pesos) con cargo a las arcas municipales es muy elevado.

También en Asturias pero en la localidad de Avilés, seis meses después de su inauguración, el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer no ha cerrado sus puertas pero no tiene ninguna programación cultural preparada. Diseñado por el famoso arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, visitado por el director de cine Woody Allen, el premio Nobel de Literatura Wole Soyinka, el escritor Paulo Coelho, el cantante Joan Manuel Serrat, los actores Mira Sorvino y Kevin Spacey; la actuación de la bailaora María Pagés hace poco más de un mes fue su último evento. La disputa entre la Fundación del centro y el gobierno del Principado de Asturias por el manejo de sus fondos y por las modificaciones de los estatutos de la Fundación del Niemeyer, realizadas a finales del anterior mandato y que blindan a la entidad frente al control político, han paralizado sus actividades.

En el mundo privado

Pero no sólo las instituciones sufren la fiebre de la crisis. El sector editorial vive sus peores momentos. Cada vez son más las pequeñas librerías de barrio que se cierran, como la mítica Vinareta de la calle San Bernardo de Madrid, y 2010 alcanzó cifras históricas en lo que a devolución de libros se refiere.

El 2009 fue uno de los peores para escritores, editores y libreros en España. La venta de libros cayó 15% -se vendieron 4 millones de libros menos que en 2008 (236 millones frente a los 240 de 2008)-, pese a que se publicaron más títulos (76 mil 200 frente a los 73 mil de 2008).

En 2010 sólo en el primer semestre del año las ventas cayeron 4% con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras en 2011 las ventas cayeron entre 7% y 34%, dependiendo de las editoriales.

Para afrontar la crisis, algunas han sido vendidas, como la mítica editorial Anagrama, que fundó Jorge Herralde en 1969. En diciembre pasado, Herralde vendió al grupo italiano Feltrinelli Editore 49% de sus acciones hasta 2015, en que cederá el resto del capital excepto una participación minoritaria que seguirá en sus manos.

A sus 75 años y tras cumplir 41 al frente de la editorial, Herralde, que apostó por Javier Marías y por Enrique Vila Matas, quienes tras triunfar lo abandonaron sorprendentemente, y por el fallecido Enrique Bolaño, sin herederos y para sortear la crisis, optó por vender.

El resto ha decidido por disminuir tirajes, limitar lanzamientos y publicar sólo a escritores consagrados, cuyos libros los lectores seguramente, y a pesar de la tan temida crisis, comprarán.

Escritores, músicos, editores, actores y artistas temen que lo peor aún está por llegar tras el triunfo del PP. Todavía no se anuncian medidas al respecto, pero el panorama no es alentador.



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0