aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Los fotoperiodistas, en primera persona

Yanet Aguilar Sosa| El Universal
Viernes 03 de junio de 2011
Los fotoperiodistas, en primera persona

TESTIMONIOS. En “Autorretratos del fotoperiodismo mexicano”, Luis Jorge Gallegos reúne testimonios de 23 fotógrafos. (Foto: PEDRO MERA EL UNIVERSAL )

Autorretratos, publicado por el FCE con prólogo de Carlos Monsiváis, concentra las historias, relatadas en primera persona, de 23 reporteros gráficos que reflexionan sobre el acto fotográfico

[email protected]

Que Sergio Dorantes hablará de su origen humilde y de cómo dejó el diseño industrial para hacer carrera en la fotografía; o que Pedro Valtierra no tuviera empacho en hacer un análisis del quehacer fotográfico dando nombres y apellidos, son virtudes del libro Autorretratos del fotoperiodismo mexicano, en el que Luis Jorge Gallegos reúne testimonios de 23 fotógrafos.

El volumen, publicado por el FCE con prólogo de Carlos Monsiváis -entregado por el cronista seis semanas antes de su muerte- concentra las historias, relatadas en primera persona, de 23 reporteros gráficos que reflexionan sobre el acto fotográfico, los problemas que han enfrentado, los aportes que han dado y sobre todo su experiencia profesional y de vida.

Divididos en cuatro generaciones, desde aquellos que se iniciaron en la fotografía en los años 30 y hasta quienes empezaron a hacer carrera a principios de los90, el libro incluye a fotógrafos como Walter Reuter, Faustino Mayo, Julio Mayo, Francisco Patiño, Enrique Bordesmangel, Héctor García, Enrique Metinides y Rodrigo Maya, de la primera generación.

Pero también a Aarón Sánchez, Christa Cowrie, Pedro Valtierra, Omar Torres y Sergio Dorantes, de la segunda; Marco Antonio Cruz, Elsa Medina, Francisco Mata, Frida Hartz, Raúl Ortega y Eniac Martínez, de la tercera generación; y, Víctor Mendiola, Daniel Aguilar, Darío López y Ernesto Ramírez, de la generación que inició en los años 80 y 90.

 

Para conocer más del oficio

Gallegos asegura que la finalidad de estas entrevistas, porque su dinámica fue dejar la grabadora abierta y plantearles a todos los fotógrafos un cuestionario de 36 preguntas para que ellos respondieran siempre en primera persona, es saber más del fotoperiodismo mexicano.

“Empecé este proyecto hace 15 años para conocer más sobre el oficio al que me dedicó. Sabía e intuía que hay buenos fotógrafos pero no hay mucha información sobre su experiencia, por eso planteé entrevistas en las que los dejo hablar en primera persona, ellos se abren y platican conmigo, comparten su experiencia”, afirma.

Mitos en la fotografía

Autorretratos del fotoperiodismo mexicano es el primer trabajo de un proyecto más amplio y ambicioso al que se ha dedicado en los últimos años, en el que quiere reconstruir las dinastías de fotoperiodistas mexicanos en lo que ha llamado precursores y herederos del siglo XX.

El fotógrafo, que trabaja en el IFAI, asegura que en el fotoperiodismo mexicano “vivimos de mitos” empezando por los Casasola, que los consideramos grandes fotógrafos pero nadie sabe quiénes son.

El mito es que eran 28 fotógrafos en la familia, pero en esencia sólo fueron dos: Agustín y Víctor, el primero fue un gran fotógrafo y del segundo su gran mérito fue que recopiló material y conformó un archivo riquísimo en el que hay imágenes de 350 fotógrafos.

Otra dinastía son “Los Valtierra”, de la que dice “hay fotógrafos muy buenos pero no es porque sean Valtierra”.

Héctor García es otro ejemplo de cómo “se volvió un mito genial”. Gallegos enfatiza en el hecho de que no hay que olvidar que él tenía relación con el mundo intelectual de ese momento, “Héctor tiene muy buenas fotografías pero hay muchos fotógrafos igualitos a él, sólo que él tuvo las relaciones”.

Para Gallegos, sus compañeros deben entender que se deben hacer cosas en lo individual para avanzar en lo colectivo. “Desgraciadamente, somos un gremio que nos cuesta trabajo tener humildad y visión, pensar en largo aliento sin estarnos peleando con lo que hoy somos o ayer hicimos”.

Concluye que en cada generación de fotoperiodistas ha habido de todo, gente que vale mucho la pena y otros que son chambistas. También cita que fotógrafos más contemporáneos sienten que vinieron a hacer el cambio en el campo. “Hicieron una aportación pero por las condiciones que había. Francisco Mata dice que él revolucionó la foto, también Pedro Valtierra; yo le digo a Pedro que el año en que él nació ya había fotógrafos de prensa exponiendo en Bellas Artes; así, no es cierto que con ellos la foto periodística entró a galerías”, dice Gallegos.

 



Ver más @Univ_Cultura
comentarios
0